¿Travesía o travesura?

Imagen TeatroGerardoNuñez007

Si en el programa de la Bienal se anunciaba el concierto de anoche de Gerardo Núñez bajo el epígrafe de Travesía, el título genérico de su último trabajo  discográfico, ¿por qué el gran guitarrista y compositor jerezano no llevó a cabo la presentación al completo de lo que anunciaba en el programa? Otra estafa más. Me chifla Gerardo toque lo que toque, pero el concierto se llamaba Travesía y no hubo ninguna travesía. Casi todo fue de su repertorio habitual. Entiendo que los músicos que han colaborado en el último disco de don Gerardo estén cada uno en un sitio distinto del mundo y que reunirlos a todos para esta ocasión significaba mayor presupuesto. ¿No se sabía esto a la hora de programar el recital? Si se sabía, en vez de Travesía le podrían haber puesto Travesura. La Bienal está fallando demasiado en esto, quizá en lo más sencillo. Cada espectáculo debería de tener un programa de mano en el que conste el repertorio, porque supongo que a los asistentes les gustará saber si el guitarrista está tocando una soleá o una taranta, como el que va a la ópera o a la música clásica sabe de antemano, porque constan en el programa de mano y en la publicidad del concierto, que va a ver y a escuchar Las bodas de Fígaro o a disfrutar de Las cuatro estaciones. El flamenco es también una música de aficionados, de personas a las que se les suponen unos conocimientos básicos, pero estamos viendo que no es así, que en la Bienal de Flamenco hay un público nuevo que apenas distingue los palos. Por tanto, si no hay repertorio en el programa de mano y el guitarrista tampoco dice en el escenario lo que va a tocar, estamos contribuyendo poco a formar a los nuevos aficionados. Lo cierto es que la Bienal programó Travesía, el último cedé de Gerardo Núñez, y la nueva obra brilló por su ausencia. En su lugar, el maestro jerezano nos deleitó con su repertorio de los últimos años, rondeñas, bulería por soleá, unas alegrías para que las cantara David Carpio, una soleá para que la bailara Carmen Cortés, su esposa -la soleá de siempre-, y unas bulerías marca de la casa. No faltaron el solo de su percusionista, El Cepillo, y el número de éste con el contrabajista Pablo Martín en el que el contrabajo es utilizado como instrumento de percusión. O sea, un concierto de una originalidad que ponía la carne de gallina. Gerardo ha vuelto a Sevilla después de mucho tiempo para tocar lo de siempre. Bueno todo, claro, porque es un fenómeno y anoche tocó especialmente bien. Lástima que haya contribuido a este monumental engaño de la Bienal de Flamenco, el de anunciar lo nuevo del guitarrista, con la carátula y todo del cedé Travesía como ilustración de la publicidad del concierto en la web de la Bienal. ¿Creen ustedes que esto podría ocurrir en alguno de los más prestigiosos festivales de música del mundo? En Sevilla todo es posible. Había que ver la cara de algunos, en su mayoría jóvenes, que acudieron a escuchar lo nuevo del genio y se encontraron con la desagradable sorpresa. La mayoría de los asistentes alucinó escuchando cómo tocaba Gerardo Núñez, que parece que no pasan los años por él. Tenemos un público en la Bienal que es un auténtico chollo para los artistas flamencos. Habría que darle un Giraldillo al público por buen comportamiento.

XVII Bienal de Flamenco. Teatro Lope de Vega. Travesía. Artista invitado: Gerardo Núñez. Cante: David Carpio y Rafael el Zambo. Percusión: Ángel Sánchez Cepillo. Contrabajo: Pablo Martín. Baile: Carmen Cortés. Entrada: casi lleno. Sevilla, 27 de septiembre de 2012.

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedIn

6 Comentarios

  • Valerio Escrito el 28 septiembre, 2012 12:15

    Lo peor que le puede pasar a un espectáculo es que no sea comentado…
    En este caso no hay includo comentarios sobre el comentario…
    Espero que al menos en el solo de Pablo Martín, cuando Cepillo usa el contrabajo como instrumento percusivo, tuviera el detalle de arreglar el flequillo al contrabajista en un pequeño break…
    ¿No será, apreciado Manuel que para algunos músicos se les cumple la máxima de: “REPETIRSE O MORIR”?

    • lagazapera Escrito el 28 septiembre, 2012 12:22

      A Velerio: Hombre, el asunto es que íbamos a conocer el nuevo disco de Gerardo, según la publicidad de la Bienal, y que no fue eso lo que vimos ni escuchamos. Salí especialmente decepcionado, aunque Gerardo me encanta y disfruto con cualquier cosa que toque. En la Bienal hay que ser más serios y no jugar con los que compran entradas, que anoche fueron algunos cientos de personas. Si no había manera de presentar la obra, se podía haber hecho otra cosa y no pasa nada. Pero informando a la gente.
      Un abrazo.

  • Valerio Escrito el 28 septiembre, 2012 15:43

    La Bienal publicita lo que los artistas contratados se han comprometido a representar… Tan culpable es una organización que programa sin criterio como los Artistas que dan gato por liebre.
    Hubo alguien que dijo: ” Quien no actua en la Bienal no existe…”
    El panorama entonces no puede ser mas desalentador si tenía razón este señor.

    • lagazapera Escrito el 28 septiembre, 2012 16:55

      A Valerio: Por supuesto que Gerardo también es responsable, pero es obre todo la Bienal.
      Saludos.

  • Paco de Cái Escrito el 28 septiembre, 2012 17:31

    Manuel no tengo más remedio que dale la razón a ese señor que dijo en unos de los comentarios que dejara al flamenco en paz y tu eres de los que no te gusta cositas extrañas el en flamenco, por ejemplo,el cajón que se trajo el percusionista de Paco de Lucia, no Manolito Soler, pero este señor Gerardo Núñez un tocaor para chuparse los deos y hay que ver la cantidad de intrumentos que te usar, lo mismo te mete un cajón que bongos, violochelo, arpas que te mete una pandereta, ver el concierto Juggler in Obsidian, vaya nombre más flamenco, con el musico alemán Vollenweider que es unos de los que mas trabaja con él, yo no lo llamaria flamenco, solo Concierto de Guitarra con instrumentos varios, el flamenco dejarlo tranquilo.

  • J. Fco. Balbuena Escrito el 28 septiembre, 2012 19:49

    Estoy de acuerdo con tu crítica del espectáculo como también con la admiración por el toque y la obra de Gerardo, siempre genial y flamenco sea versionado a Scofield o ‘deconstruyendo’ una taranta. Tenía muchas ganas de su guitarra y ayer me quedé con ganas de más, prácticamente desapareció en la segunda parte del espectáculo que, aunque no estuvo nada mal, a mí me sobró. De cualquier manera, valió la pena hacer 300 km por una hora de Gerardo Núñez. Saludos a la gente de la Mazaroca de Arahal y enhorabuena por el Blog.

Escribir comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *