¿Se acuerdan de El Chozas de Lebrija?

A José Valencia

El Choza, con gorra de campo y tocando las palmas.

El Choza, con gorra de campo y tocando las palmas.

Decía el otro día un querido compañero, Juan Vergillos, que no le gustaban los centenarios flamencos. El pasado año tuvimos dos, y la verdad es que quedamos un poco hartos. En algunos casos, como ha ocurrido con Mairena y Caracol, la conmemoración es absolutamente imprescindible, aunque éstas no se celebraran como pensamos que habría que haberlo hecho. Nosotros vamos a recordar hoy a un gran cantaor de mucha personalidad sin solemnizar ninguna efemérides: El Chozas de Lebrija, ese señor al que ven en la fotografía, con gorra y tocando las palmas. ¿Qué por qué? Porque nos apetece.

Hay cantaores humildes que, sin haber sido siquiera profesionales, son tan considerados por la flamencología como los verdaderos artistas de teatros. Es el caso de Juan José Vargas Vargas, el Chozas de Lebrija. Para algunos, era natural de Jerez de la Frontera, por haber vivido muchos años en esta ciudad gaditana. Era gitano y creó unas bulerías muy hermosas y geniales que habitan hoy en el repertorio de todos los cantaores calés de buen gusto lebrijano. El 22 de septiembre de 1974 moría este singular cantaor en el hospital de la Santa Caridad de Lebrija. El llorado Miguel Acal Jiménez daba la noticia en su programa de la Voz del Guadalquivir, Con sabor andaluz, con la voz triste y temblorosa: “Ha muerto El Chozas de Lebrija”. Y sonó su voz por bulerías:

¿Por qué dices tú mujer,

que yo he dormío contigo

sin haber dormío…?

¿Quién era El Chozas?, se preguntaron muchos aficionados, sobre todo los que sólo consideraban cantaores legítimos a los que habían grabado discos de pizarra. El Chozas no los grabó porque en aquella época -estos discos se dejaron de hacer a mediados de los años 50-, este buen hombre vivía de su trabajo en el campo y aún no sabía lo que era un escenario. Era, según Ricardo Rodríguez Cosano, que rebuscó en los recuerdos de su vida, “un hombre sencillo, religioso y misterioso que, con tono sentencioso, acompañaba majestad y ceremonia a su gracejo natural”.

Juan José Vargas Vargas El Chozas nació en Lebrija (Sevilla), el día 30 de agosto de 1903. El mismo año en que nacieron el Niño de Marchena y Pepe Pinto, dicho sea sin ánimos de desviar la atención de nuestro protagonista. Recibió su primer beso de luz en la calle Canovas, hoy Corredera. Su madre, María Vargas Soto, era también lebrijana; y su padre, Manuel Vargas Peña, de Las Cabezas de San Juan. ¿Hace falta decir que los dos vendían cal? Era gitanos puros, claro está.

Abandonó Lebrija siendo aún un niño y se afincó con sus padres en Jerez de la Frontera, entonces la Meca del cante jondo. No hay mucha influencia jerezana en sus cantes, pero tuvo que aprender de los maestros de su tiempo, de los mismos que lo hicieron el Tío Borrico, Agujetas El Viejo, La Periñaca, Tío Cabeza y Tío José de Paula, entre otros. Sin embargo, El Chozas decía que su cante era suyo, “una cosa mía mu particulá”. Y llevaba toda la razón del mundo. Analizando minuciosamente sus soleares, romances y bulerías, es indudable la influencia geográfica de Jerez, los Puertos y Cádiz. Pero él lo hacía todo según El Chozas, puesto que era anárquico, de inspiración, de los que no cantan siempre igual. En lo personal era también muy singular. Según el ya citado Ricardo Rodríguez Cosano, cuando El Chozas trabajaba en el campo se levantaba siempre media hora antes que el resto de la cuadrilla de trabajadores, se hervía un jarro de agua de hojalata para matar los microbios y, después de bebérsela, se ponía a hacer ejercicios gimnásticos para estar todo el día en plena forma. Era, además, un hombre ocurrente. En el bautizo de un hijo del cantaor Curro Malena ocurrió una simpática anécdota. Un hermano del desaparecido guitarrista Pedro Bacán estaba grabando los cantes de la fiesta y le acercó al Chozas el micrófono para registrar su actuación. Éste, creyendo que era un vaso de vino, quiso beberse el micrófono. Naturalmente, la gente se tiró al suelo.

Todo lo que grabó El Chozas está en la Magna Antología de Hispavox, editada por el flamencólogo José Blas Vega. Salió primero un disco pequeño (Cantes personales de El Chozas, 1972), donde se pueden escuchar una bulería (Ni en lo que cobija el sol), una jota por bulerías (Que quiere ser capitana) y unas soleares (El día que te conozca). Naturalmente, el disco pasó casi inadvertido, aunque hoy sea una joya para el coleccionista de buen gusto.

El Choza es, aunque su discografía sea escasa, un clásico del cante flamenco. Solía decir Juan Valderrama, que había que tener un sello aunque sea de Correo. Y eso era lo que caracterizaba a este singular gitano de Lebrija: su gran personalidad en el cante. Hizo incluso sus propias letras, con lo que estamos hablando, además de un buen cantaor, de un poeta popular. Por eso, y por mucho tiempo que pase, siempre recordaremos con cariño su cante:

Si alguna vez yo llegaba a mi casa

y a ti mi gente te oculta mi nombre.

Del convento las Marías,

que por quererte yo tanto

así te tienen vestía

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedIn

11 Comentarios

  • jose valencia Escrito el 4 febrero, 2010 15:23

    GRACIAS MANUEL POR EL ARTICULO.
    ¡¡¡VIVA LEBRIJA
    Y MI PARIENTE EL CHOZAS!!!

  • JOSE VALENCIA Escrito el 4 febrero, 2010 15:26

    GRACIAS MANUEL POR DEDICARME ESTE ARTICULO.
    ¡¡¡¡¡VIVA LEBRIJA Y MI PARIENTE EL CHOZAS!!!

  • Lagazapera Escrito el 4 febrero, 2010 15:56

    De nada, fenómeno. ¡Qué bien cantaba tu pariente! Eso sí que era personalidad. Hay que agradecerte que recuerdes sus cosas.
    Un abrazo flamenco.

  • Carlos Escrito el 5 febrero, 2010 08:18

    Gracias Manuel por acordarte del Chozas, como me gusta su forma de cantar.

  • Lagazapera Escrito el 5 febrero, 2010 08:51

    No hay de qué, Carlos. A mí me gustaba este gitano con locura. Y me gusta aún, claro. Era un creador y se murió sin saberlo.
    Buen fin de semana.

  • faustino Escrito el 5 febrero, 2010 10:07

    ¡¡Viva el Chozas, y su cante por soleá con melismas lebrijanos de Joaniquí!! Permíteme contar una anecdota relacionada con el gran cantaor. Una noche en Jerez con Gamboa y Castaño me arranque por soleá del Chozas, a la guitarra el alemán El Rizos Ulrich, y al día siguiente en la presentación de un libro mío Gamboa lo contó. No se le pasó el detalle a un periodista que tituló la presentación del libro algo así como ‘el gallego que canta por el Chozas’. Ya quisiera yo acercarme aunque fuera un poquito a la genialidad cantaora de Don Juan José Vargas, su personalidad y su vocación de poeta le convirtieron en pieza imprescindible si hablamos de cante por soleá y bulerías. Gracias Manolo por estas semblanzas que nos regalas. Salud.

  • lagazapera Escrito el 5 febrero, 2010 10:20

    Me hubiera gustado estar allí, Faustino. Alguna vez te he escuchado en una fiestecita tocar la guitarra y apuntar el cante, y sólo puedo decirte: ¡Viva Galicia! Saludos desde Mairena del Alcor.

  • Ramón Soler Díaz Escrito el 6 febrero, 2010 12:41

    El Chozas era uno de esos creadores que ha tenido el cante, gente que tenía un sello propio en dos o tres cosas que cantara y que los profesionales tomaron luego, al igual que El Piyayo, Juaniquí, Manolillo el Acalmao y tantos otros de tantos sitios. Aparte de en la soleá, bulerías y romances, El Chozas era muy interesante escucharlo por alegrías pues cantaba la antigua jota al son de cantiña (“Viva la Real Marina”), la misma música que grabó Sebastián el Pena para el baile de Juana la Macarrona a principios del siglo pasado. En sus bulerías había elementos guajiros tanto musicales como textuales, como en esta que cantaba “Dos cosas tiene La Habana / que no las tiene Madrid / son el Morro, la Cabaña / y ver los barcos venir”, letra que ya aparece en cancioneros cubanos como el de Samuel Feijóo (Cuarteta y décima, Editorial Arte y literatura, La Habana, 1977, p. 96).

    Gracias Manuel por rememorar la figura de este humilde hombre del campo que gracias a sus pequeñas aportaciones han hecho el flamenco aún más grande.

    Saludos desde Puerto Rico

  • Manuel Bohórquez Escrito el 6 febrero, 2010 16:05

    Me encanta leerte, amigo. Y mucho más que nos hayas escrito desde Puerto Rico. Tus conocimientos dan importancia a este blog que cuenta con gazaperos/as en cuatro continentes.
    Gracias, compañero.

  • Manuel Escrito el 16 febrero, 2010 21:31

    Empecé a interesarme por El Chozas cuando en el último Concurso Nacional en Córdoba, hace casi tres años, un chaval del barrio La Viña ganó dos de los premios, uno de ellos con unas soleares hermosísimas y maravillosamente cantadas, después me enteré de que eran las de El Chozas. He vuelto a ver al gaditano en tres ocasiones más y me confirma que es un cantaor excelente: David Palomar

  • Manuel Bohórquez Escrito el 16 febrero, 2010 22:23

    David Palomar es un gran cantaor y, sobre todo, un buen artista. Es una lástima que apenas le echen cuenta. En su último disco hace cantes de El Chozas magníficamente. Me alegro que te gusten El Chozas y David. Demuestra que tienes buen gusto.
    Saludos, y gracias por seguir el blog.

Escribir comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *