Respetar y ser respetados

Por suerte o por desgracia, la verdad es que aún no lo tengo claro, los de mi generación comenzamos a trabajar muy pronto, con 10 o 12 años. En mi caso, con 12. Empecé con esa edad a forrar porrones en Artesanías Montes, en Palomares del Río, a dos duros la hora. Luego, con 13 años, era panadero en Coria del Río y ganaba trece duros y un kilo de pan diarios. Con 14 era telefonista de un taller de pintura en Triana, donde ya ganaba trescientas pesetas semanales. Con 15, aprendiz de sastre en este mismo barrio y mi sueldo era ya quinientas pesetas a la semana. Con 16 ponía techos de escayola y empapelaba habitaciones de hoteles en Sevilla, Huelva, Marbella y Puertollano. Con 18 habría calicatas por las calles de Sevilla, en una contrata de Sevillana de Electricidad donde ganaba ya un sueldazo, unas doce mil pesetas a la semana. Y con 24 lo dejé todo para ser crítico de flamenco, en radio y prensa, donde no me pagaban ni para el autobús. Cuando llevaba ocho años trabajando gratis, aprendiendo, empezaron a pagarme y me hice profesional de la crítica. Tuve que demostrar que valía para esto, para que empezaran a pagarme un sueldo. ¿Por qué cuento todo esto? Porque con 56 años aún trabajo quince horas al día, desde hace treinta y cinco, para cuando tenga que escribir de flamenco estar preparado, para saber de lo que escribo, para hacer un trabajo digno en favor de este arte. Tengo escritos y publicados diez libros y miles de artículos en prensa, en su mayoría críticas. Miles de horas de radio, y colaboraciones en televisión. Y me molesta bastante que a estas alturas de mi vida tenga que aguantar a quienes piensan que los críticos no tenemos ni idea. Sin embargo, como soy un defensor de la libertad de expresión, lo respeto y lo respetaré siempre. Estaría bueno que quienes analizamos lo que hacen los artistas no aceptemos sus críticas. ¿Saben lo que decía Antonio Mairena sobre los críticos? “Dichosa la hora en que los cantaores de flamenco tenemos derecho a críticas. Porque antes, ni eso”. Ahí queda eso.

Buenas noches

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedIn

Escribir comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *