¿Redada antiduende en Torres Macarena?

Actuación en la Peña Torres Macarena.

Manuela Cordero y Antonio Carrión, en la Peña Torres Macarena.

A los socios de Torres Macarena

La Peña Flamenca Torres Macarena, de Sevilla, la más antigua de nuestra ciudad y una de las principales de Andalucía, está sufriendo una especie de acoso y derribo por parte de la Policía Local de Sevilla debido a las denuncias de un vecino. La noche del miércoles, al inicio de la actuación de la bailaora Carmen Ledesma, dos coches de la policía entraron en la calle Torrijiano, sede de la citada peña, y sin orden municipal ni judicial de ningún tipo querían prohibir el concierto y requisar las entradas. Seis policías entraron sin permiso, como en una redada antidroga o una operación antiterrorista, pidiéndole el carné de identidad al presidente de la peña ante la mirada atónita del público, en su mayoría extranjero, que llenaba el local. No sabemos si entre el público se encontraba la señora madre del alcalde de Sevilla, gran aficionada al flamenco y habitual en los recitales de esta ensolerada peña. Las peñas flamencas no tienen licencia para dar recitales, pero llevan cincuenta años haciéndolo y contribuyendo, de paso, al desarrollo de un arte para el que ahora están pidiendo que la UNESCO lo reconozca como Patrimonio de la Humanidad. Se nos ocurre preguntar que si Torres Macarena no puede dar recitales, al igual que las demás peñas de Sevilla, ¿cómo subvenciona el Ayuntamiento el ciclo Peñas de Guardia, del que Maribel Montaño está tan satisfecha?

Jerónimo Roldán Pardo, socio número 21 de esta peña y directivo tanto de la Federación de Peñas de Sevilla, como de la Confederación Andaluza, estuvo allí la noche del miércoles y nos ha enviado este comunicado de prensa, que damos a conoer al completo porque no tiene el más mínimo desperdicio:

Escándalo en Torres Macarena

El  Miércoles día 10 de Febrero de 2010, actuaba  en la Peña Cultural Flamenca Torres Macarena la bailaora Carmen Ledesma, con su grupo. Para cualquier aficionado al flamenco, es un plato fuerte y un evento cultural de primer orden.  La Peña estaba a rebosar de socios y amigos de esta gran artista macarena. Estábamos deseosos  de presenciar un flamenco verdadero,  y en un lugar como éste,  que es paradigma de ello. La actuación comenzó sobre  las 21 horas.

Al cuarto de hora de comenzar  irrumpen en la calle dos coches de la Policía Municipal, de ellos se bajan hasta seis números de este cuerpo y penetran en la peña  -sin orden judicial y sin pedir permiso, en una casa que es propiedad privada de los socios-, no sin antes intimidar al tesorero exigiéndole que les entregaran las invitaciones que recogía de los invitados, los cuales aportaban una ayuda para la entidad. Al negarse le exigieron que  entregara la documentación tomando nota de ésta. La calle cortada por los vehículos y  el barullo que se formo en la puerta,  hizo que se tuviera que parar la reunión flamenca.  Impresionaba ver a seis policías en el patio de la casa exigiendo la presencia del presidente de la entidad. Muchísimos extranjeros amigos de la artista y muchísimas  alumnas de ella miraban con estupor la escena, y posteriormente, se hacían cruces del trato recibido por un colectivo que sólo estaba cumpliendo con uno de los fines articulado en sus estatutos, por cierto legalmente constituido y registrado.

Debido al escándalo que se formó el presidente  tardó en acudir. Viendo la beligerancia de la policía, que amenazaba con cerrar la Peña, algunos socios, entre ello yo, comenzamos a buscar al presidente. Tuve suerte y lo encontré en los cuartos de reuniones explicándoles qué pasaba a los artistas, que no salían de su asombro de que una cosa así pudiera suceder. Para más inri,  cuando abro la puerta del cuarto veo detrás de mí a un numero de la Policía -por cierto: no sé si era el mando, pero desde luego sí era el más implicado en el asunto-  que se había colado hasta lo más recóndito de la Peña. Identificó y le pidió  documentos  y como no los tenía encima, le exigió al presidente que le acompañara para tratar de buscarlos en el coche, que estaba aparcado a bastante distancia de la Peña. El presidente le ofreció que pasara delante para salir de la Peña, y este señor se lo rechazó y le exigió que pasara primero él. Tal vez para vigilarlo por si se escapaba…. Una vez  devuelta -al parecer no se pudo entregar documentos -le exigió que al día siguiente se presentara con ellos en la comisaria y  se fueron.

Después de esto sólo queda preguntarse: ¿Qué delito se estaba cometiendo en esta entidad para merecer un  despliegue de esta categoría? ¿Quizás somos delincuentes para merecer este tratamiento por parte de nuestras autoridades?  No es esta pregunta por el hecho de la denuncia en sí, que hasta cierto punto es normal, sino por el despliegue policial efectuado.  Comó es posible que  en una ciudad con tantos problemas por resolver de todo  orden, por falta de efectivos,  se dediquen cerca de dos hora a seis números de la policía para un asunto de esta índole.

Realmente fue escandalosa esta situación, vergonzosa para los socios de una entidad que lleva 33 años trabajando para un arte que se quiere hacer Patrimonio Inmaterial de la Humanidad, nada menos que en la UNESCO. ¿Qué pensarán de nosotros  los cientos de extranjeros que presenciaron lo ocurrido?  ¿Le darán su apoyo a esta propuesta, o irán diciendo la verdad de lo que ocurre?  Dirán que el flamenco y los flamencos,  son tratados con respeto en nuestro país sólo cuando tienen que mostrarlos a los personajes importantes, como el caso de la reciente  fiesta con motivo de la Jefatura de España en la UE, donde el flamenco se mostró como la más importante cultura de nuestro país.

¿Cómo es posible que a una entidad que es pionera y referencia del flamenco en Sevilla, se le pueda estar tratando de esta manera, persiguiéndola y ensañándose con  ella por un vecindario que lleva escaso tiempo viviendo en este lugar? Porque las denuncias no son a altas horas de la noche, se trata de denunciar por denunciar a cualquier hora, a las 17, a las 19, a las 21 H. A cualquier hora denuncian por considerar que el cante flamenco es RUIDO (sic).  Nuestra entidad ha hecho todo lo posible por evitarlo, ha cambiado de horario el comienzo de las reuniones, ha insonorizado con el dinero de todos nosotros los socios, la pared colindante de la vivienda  que  creemos que puede ser afectada,  y exigimos silencio a nuestros visitantes a partir de la 12 h de la noche…

Aun así siguen sucediendo estas cosas. Por tanto te pedimos nos ayudes como perteneciente al mundo flamenco,  y a ser posible denuncies en  tu medio esta situación que creemos a todas luces injusta.

Jerónimo Roldan Pardo.

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedIn

23 Comentarios

  • Carlos Escrito el 11 febrero, 2010 16:24

    Hola Manuel, ya venía tiempo Jerónimo proponiendo que las peñas sean de interes público, a ver si este tipo de actuaciones valen para que de una vez se reconzca a las peñas como lo que son y no se den mas casos de estos, por cierto este post no está dedicado, no se si porque no te gusta o porque se te ha pasado.
    Un saludo.

  • La gazapera Escrito el 11 febrero, 2010 16:27

    Con las prisas, se me pasó. Ahora mismo le pongo remedio.
    Gracias, amigo.

  • Gualberto Escrito el 11 febrero, 2010 17:49

    La pregunta es: ¿quien o qué está detrás de la denuncia? Hombre un aficionao al flamenco seguro que no.

  • Manuel Bohórquez Escrito el 11 febrero, 2010 18:01

    No me extrañaría que detrás de todo esto estuvieran algunos empresarios sevillanos del mundo de los tablaos.
    Nos ocuparemos de ello muy pronto.

  • Emilio Jiménez Díaz Escrito el 11 febrero, 2010 19:50

    ¡ÁNIMO Y A POR LOS 20.000!

    Un fuerte abrazo:
    Emilio

  • Estela Zatania Escrito el 11 febrero, 2010 22:36

    Estas escenas se repiten a diario donde haya cante y baile, las he vivido sinfín de veces. Y tampoco puedes culparles a los vecinos, que no es lo mismo estar viendo una actuación, que estarla escuchando de ‘reoído’ cuando pretendes cenar tranquilamente con la familia.

    Es necesario que el ayuntamiento de Sevilla establezca normas y leyes que protejan a la cultura por encima de los intereses individuales, y si hace falta que compre las viviendas lindantes y destinarlas a fines culturales.

  • Mary Escrito el 11 febrero, 2010 22:42

    Me parece muy fuerte vamos… no hase falta ser aficionao al cante pa entender k el flamenco es cultura y no ruido…………

  • tina Escrito el 12 febrero, 2010 01:35

    Es indignante que esto se consienta. El flamenco es arte, cultura, esa peña en concreto es la más antigua de sevilla, hay que conservarla y la interrupción de la policia por culpa de un vecino irrespetuoso e intolerante en la actuación de la mejor bailaora que existe hoy en dia, la Gran Carmen Ledesma, es intorelable. Aprendamos la palabra respeto, e intentemos conservar nuestra cultura y duende. ¿A dónde vamos a llegar? ¿Se va a respetar más el flamenco es otros países que en nuestra tierra? Que verguenza que esto haya tenido lugar, sin orden ni nada, habria que haber tomado nota de las placas de los policias por que han invadido una propiedad privada. Y otro detalle, si llegan porque algún vecino a denunciado, los policias tienen la obligación de identificar al vecino denunciante. Saludos. Y mi mayor apoyo a esta peña, al flamenco. E indignada porque encima le ocurriera a nuestra mejor bailaora, la Señora Carmen Ledesma.

  • Manuel Bohórquez Escrito el 12 febrero, 2010 07:56

    Soy un enamorado del baile de Carmen Ledesma, de las pocas que merecen llamarse bailaora de flamenco. Encima que no le dan su sitio, ahora le pasa esto. Ojalá tenga otras oportunidades y se abra una investigación para ver lo que ocurrió de verdad. Yo no me creo que por la denuncia de un vecino lleguen seis policías a una peña flamenca, un sitio privado, como si fuera una redada.
    Gracias, amiga.

  • franmmartin Escrito el 12 febrero, 2010 14:20

    La cuestión está a mi modo de ver,más en el cómo que en el porqué.Fundamentalmente porque no sabemos con exactitud la intrígulis del sucedido.
    El asunto de fondo sería que cuando a éstos “ocupas” que nos pastorean, se les llene la boca (después de habersela vaciado de langostas , cigalas de tronco,jabugos y otras delicadezas) con aquello de democracia,derechos fundamentales,igualdad ante la Ley ,respeto al ciudadano;todo evidentemente en vísperas de pedirnos el salvoconducto para seguir medrando, por utilizar beatífica expresión, les mandemos a tomar…..café y pastas.

  • lagazapera Escrito el 12 febrero, 2010 16:51

    ¡Uff! Pues sí que está usted cabraedo.

  • JOSE VALENCIA Escrito el 12 febrero, 2010 18:49

    primero:sin orden judicial, ni ningun papel que los certifique, no pueden entrar como pedro por su casa.

    segundo:le tenian que haber tomado los datos de la placa a estos “señores” para que sepa todo el mundo que clase de personas son.

    que verguenza!!!!
    ahora, a ver si los señores politicos de la cultura de sevilla meten cartas en el asunto

  • Manuel Bohórquez Escrito el 12 febrero, 2010 18:54

    Me recuerda a la patada en la puerta, del ínclito Corcuera. ¿Hubieran entrado de esa forma en una de las hermandades de Sevilla? ¡Nooooo!
    Un abrazo, fenómeno.

  • Samuel Escrito el 12 febrero, 2010 20:02

    Es una verguenza que hagan esto,yo si fuerais ustedes haria correr la voz llamar a la prensa que todo el mundo sepa lo que hace la polcia de nuestra ciudad,no tengo palabras para esto solo espero que se arregle y que no vuelva a ocurrir cosas como estas,porque este cante es puro,es con sentimiento,es arte,es de nuestra tierra, y por muchas denuncias que hagan eso jamas nos lo podran quitar,animo y no os desespereis.

    Posdata: Si haceis alguna campaña de cualquier tipo para estos tipos de casos, contar conmigo 😉

    Saludos!!

  • Uffe Steenberg Escrito el 13 febrero, 2010 00:32

    Que vengan a bailar, tocar y cantar en mi ciudad (Aarhus, Dinamarca). Aquí nos faltan actuaciones flamencas. Pues no, en serio.. qué tontería!!

  • Manuel Bohórquez Escrito el 13 febrero, 2010 00:35

    Gracias por contactar con ‘La gazapera’, por primera vez. Espero que te quedes y que reenvíes un enlace a los buenos aficionados daneses, que me consta que los hay.
    Un abrazo, amigo.

  • Marta Balparda Escrito el 13 febrero, 2010 23:46

    Por supuesto que esto no pasaría en ninguna hermandad!!! Las peñas son más que un sitio donde escuchar flamenco. Son una guía, una orientación para el que empieza, un confesionario de emociones…sin tener que comulgar con nada ni con nadie.

  • Carmen Arjona Escrito el 17 febrero, 2010 21:35

    ¡Qué vergüenza más grande! Estas cosas no tienen ni nombre ni apellido. No será porque Torresmacarena no procure poner horarios LEGALES para las actuaciones. Hasta las once de la noche no pueden quejarse los vecinos, así lo dice la normativa en materia de ruidos.
    Es para poner el tocadiscos a toda leche todo el día. Vamos a ver ¿qué manía le ha entrado a la gente con modificar todo lo que les rodea? Llegan a un lugar y en vez de integrarse con su entorno ¡venga! a cambiar lo que no les gusta. Son muchos años funcionando esta Peña por lo que yo sí me creo que sea un vecino nuevo y chinchoso. Lo que propone Zatania de comprar las viviendas colindantes es un absoluto despropósito. ¡Lo que faltaba!. Mejor sería que los que se quejan se vayan a vivir en medio del campo, o al desierto, verás tú el ruido que hace el silencio.

  • Manuel Bohórquez Escrito el 18 febrero, 2010 01:52

    No estaría mal una peña en medio del campo, en una hermosa casa con sus gallinitas, sus cabritas y su bodeguita. Si alguien se echa pa’lante me apunto. En Sevilla están pasando unas cosas mu raras, Carmen. Menos mal que nosotros somos de pueblo…

  • Luis Chacón Escrito el 2 junio, 2010 19:21

    Me da pena leer esto sobre una peña que tan bien nos trató a mi hermano y a mí en 1991 sin conocernos de nada.Nos abrió sus puertas,nos regaló dos cajas de Vallejo y nos invitó a pasar una velada inolvidable con el Niño de Peñarrubia.Todo a un cordobés y a un catalán que pisaban Sevilla con otras intenciones…es fácil plantearse aquello de…”han cambiaito los tiempos o he cambiao yo…”

    • lagazapera Escrito el 2 junio, 2010 19:29

      Aquello fue terrible, Luis. ¡Viva Andalucía!

  • PEPIN CARRILLO Escrito el 29 agosto, 2010 17:15

    Manolo no se si me recuerdas, te di un pisacorbata del “Gallo” en el Gazpacho del 2008. Hoy estoy leyendo este hecho en la Peña Torre Macarena, y no reaciono, no me lo creo ¿es esto posible? en las fiestas de esta Peña (he asistido a varias) suelen durar has las doce, doce y media o una de la noche.
    Por supuesto que la Policia venia mandada y cumplía su obligación, pero las “formas” no son las mas correctas, esto no es velar por el flamenco y sobre todo po0r el buen flamenco. Un abrazo.

    • lagazapera Escrito el 29 agosto, 2010 19:44

      Te recuerdo. Lo de Torres Macarena fue lamentable. Esperemos que no vuelva a ocurrir.
      Un abrazo, Pepe.

Escribir comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *