¿Quién parte el bacalao en el cante?

A José de la Mena

El Pele es hoy para mí uno de nuestros mejores cantaores. Tomares, 2010. Fotografía: Bohórquez

El Pele es hoy para mí uno de nuestros mejores cantaores. Tomares, 2010. Bohórquez

Me habéis preguntado muchas veces, en La Gazapera o fuera de ella, que quiénes son los que hoy parten el bacalao en el cante. No es fácil dar respuesta a esta pregunta porque cada uno se basa en unos criterios personales. Estoy seguro de que si doy mi opinión sincera, que lo suelo hacer siempre -no es ponerme moños, es la verdad-, en seguida comenzarán a llegar los comentarios desagradables de quienes son partidarios de uno u otro cantaor o de una u otra cantaora. Pero cuando decidí tener un blog sabía que esto iba a ser así y nunca me voy a esconder. En Córdoba hay un cantaor, Juan de Juanes, excelente copista del Niño de Marchena, quien suele decir que el mejor cantaor es el que a uno le gusta. Está claro que nunca vas a decir que el mejor cantaor es uno que no te guste. En el atletismo, el mejor es el que llega a la meta una milésima de segundo antes que el segundo, salta una cuarta más que los demás o levanta diez kilos más que sus contrarios. Pero, ¿cómo se puede medir la calidad de un cantaor para decir que es el número uno? En el toreo, el número uno suele ser el que más corridas torea, corta más orejas y levanta más pasiones. Espartaco fue el número uno durante una década, pero los había que tenían más arte y apenas toreaban. Hoy es José Tomás el que manda, pero lo coge mucho el toro. En el cante flamenco, ¿quién es el número uno? Si hay que tener en cuenta el poder de convocatoria, el caché, el candelero y lo mediático, el número uno es Miguel Poveda. Es el más deseado en todos los festivales y actos políticos, en los programas de televisión y saraos en general. ¿Los críticos debemos tener en cuenta todo eso o sólo la calidad del cantaor, su obra discográfica y sus aportaciones? Ahí está el dilema. Creo que una cosa es el negocio y otra la calidad. Para el negocio, Poveda es el mandón y lo mismo da que no aporte nada al cante, que lo vista un modisto u otro o que se peine con los pelos para arriba o para abajo. El negocio es el negocio. Ahora mismo hay ocho o diez cantaores mejores que Miguel Poveda, pero no acaban de romper. José Valencia, de Lebrija; Antonio Reyes, de Chiclana; David Palomar, de Cádiz; Miguel Lavi y Ezequiel Benítez, de Jerez; y José de la Mena, de Mairena del Alcor, por citar sólo a unos cuantos, son cantaores con más profundidad, hondura y conocimientos que Miguel Poveda. Pero les falta lo que tiene el de Badalona: el carisma y la inteligencia. Si viajamos al pasado, en otros tiempos también ocurría lo mismo. Mientras Tomás Pavón y Juan Mojama malvivían en juergas de señoritos, Guerrita y El Americano estaban en todos los carteles. La diferencia es que entonces mandaba el público, el que pagaba una entrada para ver a los cantaores en las plazas de toros y en los teatros. Hoy no es sólo el público el que manda: son los políticos, los gestores culturales, los que mangonean en la Agencia del Flamenco, las diputaciones provinciales y los ayuntamientos. Sería interesante averiguar cuánto dinero le han dado en conciertos subvencionados a Miguel Poveda o Arcángel y cuánto a José Valencia o Antonio Reyes. Los políticos no se conforman sólo con gestionar el dinero que haya para flamenco o de promover espectáculos, que es para lo que están: quieren programar, producir, decidir quién trabaja y quién no y quién da conferencias y quién no naquera ni en su casa. ¿Es o no es dirigismo? Pues dicen que no lo practican. En la próxima entrega intentaré deciros qué es para mí un buen cantaor de flamenco.

Continuará…

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedIn

23 Comentarios

  • Antonio Moya Escrito el 9 noviembre, 2010 11:32

    Cada vez que se toca esa discusión acerca de saber quién canta mejor o peor, no tengo más remedio que recordar a un fenómeno de artista y de persona como fue Gaspar de UTRERA . El siempre respondía , avalado por su immensa mundología y angel natural, que lo difícil no era cantar , bailar o tocar bién , sino COBRAR BIEN !!! ,Interesante punto de vista de alguien que, a pesar de su cualidades indiscutibles, murió casi en la miseria. Y no les hablo de una anécdota que ocurrió hace 30 o 40 años…….

    • lagazapera Escrito el 9 noviembre, 2010 11:36

      Gaspar era un latigazo de emoción, un cantaor de una profundidad extraordinaria. Y tenía su angel. En uno de los festivales de La Mistela, le dedicó un cante a un amigo de esta manera: “Le dedico este cante a mi amigo Antonio, el que más sabe de cante del mundo, porque me acaba de regalar dos pollos camperos”. Por eso cantaba como cantaba. En la próxima entrega hablaré de este tipo de cantaores.
      Nos vemos luego, maestro.

  • critico con la critica Escrito el 9 noviembre, 2010 13:51

    buenos tardes.
    con el debido respeto y sin faltar, que ya sé que aquí lo ha hecho mucha gente.
    me parece muy oportuna su reflexión, pero sólo una cosa: si a usted, como es natural, le gusta que le respeten y que no lo acusen de nada sin argumentos, ¿no le parece un poco fuera de lugar referirse a la gente que trabaja en diferentes instituciones y entre las que hay honestos técnicos que hacen su trabajo como cualuiqer otra persona como “los que mangonean en la Agencia del Flamenco”? ¿A qué se debe tanta inquina? ?Tiene que ver con, y cito sus palabras, “decidir quién trabaja y quién no y quién da conferencias y quién no naquera ni en su casa”?
    Gracias por su atención y un saludo.

    • lagazapera Escrito el 9 noviembre, 2010 20:26

      Yo no tengo ninguna queja con la Agencia, personalmente, porque cada vez que he publicado un libro me han apoyado: los de Tomás Pavón, Manuel Gerena y El Canario. Nunca mezclo los asuntos personales con el trabajo. Eso no quita que piense, y así es, que las instituciones practican un dirigismo intolerable, decidiendo muchas veces quién trabaja y quién no. Yo nunca le he presentado ningún proyecto a la Agencia ni a la Diputación de Sevilla ni a la Consejería de Cultura de la Junta de Andalucía ni a ningún ayuntamiento. Por tanto, mi crítica creo que es objetiva. Por supuesto que hay técnicos estupendos, y en alguna ocasión he destacado el trabajo de algunos. Sin embargo, la política general de las instituciones públicas deja mucho que desear.
      Le agradezco el tono de su comentario.

  • MªLuisa Escrito el 9 noviembre, 2010 14:25

    No es por ná Manué,pero yo creía que el Bacalao lo partía el Pescaero.jajajaja
    Me encanta El Pele.
    Besos Flamencos sentiitos y jondos.

    • lagazapera Escrito el 9 noviembre, 2010 20:27

      Ya somos dos, María Luisa. El Pele es artista.
      Besos jondos.

  • Flamenquería Escrito el 9 noviembre, 2010 15:40

    Qué buenas las anécdotas que contáis. Esto es así, el marketing se impone en la sociedad y refrendan ese viejo refrán de que unos crian la fama y otros cardan la lana. Y que conste que a mí me guste Poveda, lo considero un cantaor muy completo, aunque es cierto que es superado en muchos estilos por otros cantaores. Pero no creo que Poveda sea el ejemplo más claro del mercantilismo flamenco, ya que el de Badalona se lo ha currado y es inteligente y constante, pero hay otros que están en muchos festivales y no sirven ni para el concurso de los malos. Algún día te contaré las bases de este concurso, amigo Manuel. Un abrazo.

    • lagazapera Escrito el 9 noviembre, 2010 20:44

      De acuerdo contigo en lo de que Poveda se lo ha currado. Otros también y no les hacen ningún caso. Hay que saber ganárselo y él lo ha hecho trabajando mucho. También es verdad que es un cantaor muy completito, que domina muchos palos, aunque le falte profundidad y conocimientos en los más fundamentales.
      Gracias, Flamenquería.

  • Luis Castillo Escrito el 9 noviembre, 2010 16:13

    Ahora que habeis nombrado a Gaspar de Utrera, me ha venido a la memoria algo que leí, referido a él, cuando intenté la aproximación a los libros con el propósito de aprender algo. Era un especie de semblanzas, pequeñas biografias.
    “El Perrate fué yerno de Manuel Torre, se casó con Tomasa, la hija mayor del cantaor de Jerez. Su hijo es
    Gaspar de Utrera”.
    Gitanos, Payos y Flamencos en los orígenes del Flamenco, Pág. 44; párrafo 8
    Desde entonces ese “enterado” ocupa el primer puesto en mi escalafón de “increibles.
    Después de aquello, los siguentes párrafos están inéditos en mi biblioteca.
    Este comentario no viene mucho a cuento con la entrada
    pero me apeteció comentarlo en pro de la seriedad que
    merece esta afición que nos embarga.
    ¿Como irá ya el mosto de las Marismas y el Aljarafe?
    Aquí ya no hay mosto hace años. Arrancaron las viñas.
    Un saludo afectuoso desde la Luz y la Sal.

    • lagazapera Escrito el 9 noviembre, 2010 20:30

      El mosto está de lujo. Deberías apuntarte al encuentro de gazaperos, en Palomares, el día 5 de diciembre, porque allí se bebe un mosto auténtico.
      Gracias, Luis Castillo.

  • José Alcántara Escrito el 9 noviembre, 2010 17:41

    Para mi modesta opinión el mejor cantaor es el que perdura. La mala pata que tiene ésto es que para ser el mejor hay que morirse antes. Se han dado muchos casos de artistas mediocres que han vivido a tó trapo y verdaderos genios, en todas las facetas del arte, han pasado más hambre que los pavos el Chozo, que les picaban a los raíles del tren creyendo que eran gusanos.
    Muy bien, Manuel, ahora has cogido un tema magnífico.

    • lagazapera Escrito el 9 noviembre, 2010 20:33

      Es cierto, Alcántara: hay que morirse para perpetuarse en el tiempo. Ahora estamos reconociendo a muchos artistas que en su tiempo no fueron reconocidos y se murieron pobres y olvidados. Podría citar a Juanito Mojama, El Gallina y otros muchos. La historia no los trató bien.

  • Jondeando Escrito el 9 noviembre, 2010 20:42

    Hablando de Miguel Poveda, ya tenemos el “lío” formado, otra vez, con la venta de entradas. Concierto benéfico ANDEX, institución que me merece todos los respetos, ayer se ponen a la venta en internet, no al minuto, al instante de poder acceder a la venta…todas las mejores localidades, aparecen ocupadas. Todas las subvenciones que le otorguen a Andex, me parecerán pocas, pero me da que alguien se las cobra con favores.

    • lagazapera Escrito el 9 noviembre, 2010 21:19

      Apenas tengo información sobre ese concierto, aunque sé que será en el Maestranza. Ni siquiera sé si voy a estar o no, porque es benéfico y no solemos hacer críticas, sino crónicas. La razón del concierto es hermosa. Ojalá se recuade mucho dinero. Gracias, ‘Jondeando’.

  • José Luis Escrito el 9 noviembre, 2010 22:07

    Buen tema. Pienso que el que tienes en la foto. Si la pregunta es quién lo parte a lo largo de la historia me tiro pa´los Pavones, pero si es actualmente, creo que el de la foto. No sólo me voy a acordar del compás y del duende, que los tiene. En su voz pueden apreciarse tal cantidad de matices, que es como si una estrofa la dijera un cantaor y la siguiente otro, el cromatismo es tan rico que a la vez que canta produce picos (de manera natural) que acarician el oido. Es algo innato, muy difícil de imitar porque lo hace sin querer. Saludos y perdón por la extensión.

    • lagazapera Escrito el 9 noviembre, 2010 22:49

      Es quién parte y no ‘quién reparte’. Acabo de caer, gracias a su comentario; lo cambiaré ahora mismo. El Pele es un cantaor auténtico, de inspiración, con buen rajo, compás y pinceladas geniales. Es de los pocos que puede hacerme salir de Sevilla.
      Gracias, José Luis.

  • Pablo Parrilla Escrito el 9 noviembre, 2010 22:32

    El Pele me encanta. Es creativo y original. Ahora está en un gran momento. En Paradas cantó excelentemente este año. Saludos para ti Manolo y enhorabuena por tu gazapera.

    • lagazapera Escrito el 9 noviembre, 2010 22:52

      Está en muy buen momento, Pablo. Por un momento pensé que se perdería, pero ahí está.
      Saludos.

  • Er Conra Escrito el 12 noviembre, 2010 16:30

    Como bien decimos los flamencos hay que sabé distinguí: una cosa es mandá y otra muy distinta chanelar. Esto está montao como tó en estos tiempos que vuelan(sólo sirve el marketing), y estoy de acuerdo en los nombres de artistas jondos jovenes que das, pero quisiera recordar algunos nombres de cantaores enormes de conocimientos y facultades que lamentablemente nadie de los que mangonean los tiene en cuenta y precisamente están en la madurez de su arte… Gabriel Moreno, Luis de Córdoba, Diego Clavel, Manuel de Paula, José Parrondo, José de la Tomasa, Juanito Villar, Enrique Soto, Pepe León “El Ecijano”, Canela de San Roque. Quizás en sus mejores momentos. Un saludo y mi más cordial felicitación por tú siempre honesta forma de decir las cosas, gracias.

    • lagazapera Escrito el 12 noviembre, 2010 16:33

      ¡Hombre, Conrrado! Esos nombres están casi todos en la última entrega, que ya está escrita, pero manda la actualidad. Saldrá mañana. Y otros, como Cancanilla, el Polaco… Hay muchos que, lamentablemente, cada día están más olvidados.
      Un fuerte abrazo.

  • Inés Escrito el 14 noviembre, 2010 11:59

    O sea, que a veces se hacen críticas y a veces crónicas. ¿Y cuál es la diferencia entre ambas?…

    Estamos a la espera media humanidad de que nos diga qué es para usted un cantaor flamenco… No sé cómo hemos podido vivir hasta ahora sin conocer su opinión al respecto. Qué emoción, qué intriga, qué suspense…

    • lagazapera Escrito el 14 noviembre, 2010 12:05

      Otro día se lo diré. Ahora me voy a tomar unos mostos. Gracias por su paciencia.

  • Opinion libre Escrito el 12 diciembre, 2015 08:52

    Desgraciadamente lo que decis siempre ha sido asi.
    Los empresarios siempre apostaron por los que llenaban los teatros. Y los que llenaban los teatros apostaban por cantar lo que la gente le reclamaba, aunque tuviesen conocimientos mas alla. Un ejemplo fue Juan Valderama. Lo que si me prece atroz es que los que apoyan la cultura con sunbvenciones para el Flamenco, sigan la misma estela apostando por lo comercial, lo de moda, y no por la autenticidad, lo realmente actoctono andaluz; que a veces esta bastante lejos del cante del de badalona.

    Tambien culpa de ello tienen ciertos criticos que escriben en los periodicos. A los que les es mas facil seguir la corriente de la masa que hacer una critica que solo la puedan compartir minorias. A estos criticos, pese a entender del arte porque llevan 40 años escuchando Flamenco, les resulta dificil poner una baja calificacion por miedo a ser rechazado por la mayoria. A veces con sus articulos lo que hacen es alimentar mas a la masa, consentirla como a un niño pequeño, como decia Ortega y Gasset. Y en definitiva influir negativamente, quizas quien sabe, a los que subvencionan el arte flamenco.

Escribir comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *