¿Quién parte el bacalao en el cante (III)

A Rocío Márquez

Juan Cantarote y el Rubio de Pruna. Muchas veces, en los cuadros se esconden buenos cantaores. Marchena, 2010.

Juan Cantarote y el Rubio de Pruna. Muchas veces, en los cuadros se esconden buenos cantaores. Marchena, 2010.

¿Están agotados los grandes maestros? ¿Está el relevo asegurado? ¿Quién es el mejor cantaor de los de la antigua escuela, los nacidos después de la Guerra Civil del 36? Son preguntas interesantes que podrían añadirle interés al debate que os he planteado estos días. Pienso que la generación de los nacidos o consagrados tras la guerra es inmejorable, que será muy difícil superar a La Paquera, José Menese, Enrique Morente, Juan el Lebrijano, Antonio el Chocolate, Antonio de Canillas, Luis de Córdoba, Manuel Agujetas, Manuel Mairena, Antonio el Chaqueta, Sernita, Fosforito, Naranjito de Triana, Beni de Cádiz, Gaspar de Utrera, Fernanda y Bernarda, Pansequito, Camarón de la Isla, Juan Villar, El Sordera, Terremoto de Jerez, Curro Malena, Diego Clavel, Miguel Vargas, Gabriel Moreno, Carmen Linares, etc. Sin olvidarnos de figuras tardías como Juan Talega, el Tío Borrico, Perrate de Utrera, Joselero, Manuel de Angustias, Manolito de María, Curro Mairena y otros muchos. Todos han coincidido en el tiempo y muchos de ellos nos han legado obras discográficas maravillosas, que todavía están por analizar.  ¿Quién ha sido el mejor cantaor de los últimos cuarenta años, dejando a un lado a Antonio Mairena, quien, aunque se consagró en primera figura del cante ya algo mayor, estuvo mandando algunas décadas y nadie fue capaz de moverle la silla mientras estuvo vivo. Fosforito, Lebrijano y Menese lo intentaron con ahínco poniendo sus mejores armas, pero nadie pudo con el viejo Mairena en su estilo.

La cantaora onubense Rocío Márquez, es de las que apuntan alto. Los Corrales, 2010.

La cantaora onubense Rocío Márquez, es de las que apuntan alto para el futuro. Los Corrales, 2010.

Muerto el genial mairenero, se disputaron muchos el trono de rey del cante. A Antonio Fosforito le pilló ya con serios problemas de voz, y Lebrijano, Morente y Camarón, que han sido los que más han aportado al cante en las últimas décadas, se abrieron a otras formas musicales, se liberaron y construyeron sus propios estilos. José Menese se mantuvo firme en su escuela clasicista, pero su obcecación y clara negativa a olvidarse de los postulados del maestro de los Alcores le impidieron evolucionar y se ha ido quedando como una reliquia del cante jondo más clásico, entrando demasiado pronto en una decadencia quizás nada justa porque es una referencia indiscutible del cante por derecho. Lebrijano y Morente son todavía dos cantaores muy grandes, que viven un poco de las rentas y que pierden actualidad a pasos agigantados, con serio riesgo de ser apartados por esta nueva generación de cantaores modernos, pero preparados, que llena los teatros y son idolatrados por una nueva incubación de aficionados. A esta nueva hornada de cantaores habrá que darle tiempo, pero será muy difícil que de entre todos ellos salga alguno tan grande como los nombrados. Aunque, como suele decirse, la esperanza es lo último que se pierde. Hoy hay grandes intérpretes del cante que, sin embargo, están muy poco reconocidos y apenas salen de sus lugares de origen. José de la Mena, de Mairena del Alcor, es un claro ejemplo. Y los hay que no se saben ni las letras y están considerados grandes figuras. Me acabo de acordar que la Niña de los Peines decía algo parecido a esto en los años cincuenta del pasado siglo. De lo que no tengo ninguna duda, es que no hay un maestro que señale el camino y convenza a la mayoría de los aficionados, como en otros tiempos ocurríó con Chacón o Mairena. Dejando a un lado a Morente, Menese y Lebrijano, de los que ya hemos opinado, están ahí cantaores como José el de la Tomasa y Calixto Sánchez, que no han sido capaces de corresponder a las esperanzas que había puestas en ellos. José Mercé se desinfla como un globo y El Pele, genial donde los haya, es sólo eso: un cantaor genial. Y como todos los cantaores geniales, es incapaz de mantener una regularidad. Dentro de una década, como mucho, cuando los maestros actuales, los ya nombrados, se hayan ido o abandonen los escenarios, supongo que la nueva generación estará preparada para coger el testigo. Mayte Martín, Julián Estrada, Miguel Poveda, Arcángel, José Valencia, Estrella Morente, Nazaret Cala, Virginia Gámez, Marina Heredia, Rocío Márquez, Miguel Lavi, David Palomar, Argentina, Ezequiel Benítez, Antonio Reyes y otros muchos, quizás menos conocidos, serán los que llevarán el cante hacia delante, en los que recaerá la enorme responsabilidad de que esto no se pierda del todo. En mi opinión hay un problema con los nuevos cantaores y cantaoras: que no tienen la afición necesaria para que aseguren otra gran etapa del cante jondo. Si no hay afición no hay conocimientos; y sin conocimientos es imposible llegar a ser un cantaor fundamental.

José Valencia es uno de los cantaores más portentosos de la nueva escuela. Sólo le hace falta creérselo y prepararse mejor.

José Valencia es uno de los cantaores más portentosos de la nueva escuela. Sólo le hace falta creérselo y comenzar ya una obra discográfica.

Tener conocimientos no consiste en aprenderse quince cantes y explotarlos toda la vida; es algo más que eso. Escuchen los dos primeros discos de Enrique Morente, por poner un ejemplo, si quieren saber cómo se formaba entonces un cantaor, por muy discutido que sea el de Granada. Y escuchen los dos primeros discos de cualquiera de los de la nueva hornada de intérpretes, de los nombrados unas líneas más arriba. No hay color. No es que canten peor que el Morente de entones, o Lebrijano, o Menese; es que carecen de personalidad. Encima, se distraen con cosas que no contribuyen a una formación adecuada, porque no saben decir que no a esas propuestas comerciales tan en boga en nuestros días, que sólo les dan dinero. Les dije que les diría lo que es para mí un gran cantaor de flamenco. Es fundamental que tenga el don, que haya nacido con unas condiciones innatas para el cante jondo. Esas condiciones son sentido musical, del compás y del ritmo, expresión, corazón y un buen metal de voz. Tiene que ser muy aficionado para llegar a tener conocimientos y, por último, vivir por y para el cante flamenco. ¿Hay alguien que reúna ahora mismo todas estas cualidades?

FIN DE LA SERIE

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedIn

29 Comentarios

  • José Alcántara Escrito el 20 noviembre, 2010 11:42

    Estoy releyendo el libro de mi paisano Juanito Valderrama y veo las miserias y calamidades que pasaban los cantaores antes: cantando a pulmón, ¿cómo podían cantar sin micrófonos en una plaza de toros, por ejemplo? Y es que el hambre agudiza el ingenio y hace filigrana con la garganta. Valderrama tuvo que empeñar el abrigo para echarse algo a la boca, Vallejo, en una época, debía más que España a Francia y así casi todos los artistas, y encima agradecidos, porque eran unos privilegiados. ¿cómo estarían los demás? A lo mejor, Manuel, lo que le falta a los cantaores de ahora sea hambre. Aunque, si sigue la cosa como va, puede que no esté muy retirada. Ojalá que no.
    Un abrazo

    • lagazapera Escrito el 20 noviembre, 2010 12:26

      A Alcántara: Ojalá no vuelvan aquellos tiempos en los que los cantaores pasaban hambre. Hoy algunos que pasan necesidades, porque no es oro todo lo que reluce. Pero cuando hay de sobra para todo, el ingenio se echa a dormir o, sencoillamente, no aparece.
      Saludos.

  • Estela Zatania Escrito el 20 noviembre, 2010 12:20

    “Fosforito, Lebrijano y Menese lo intentaron con ahínco poniendo sus mejores armas, pero nadie pudo con el viejo Mairena en su estilo”.

    Hola Manuel: Esto es interesante. Cuando yo empecé en el flamenco por el año ’60-’61, Fosforito fue el rey de los reyes del cante…el más escuchado y admirado, con diferencia. Lebrijano y Menese todavía no circulaban a gran escala, pero no recuerdo que nadie hablara de Antonio Mairena como máxima figura. Fue más bien a partir de la Llave y la antología que su fama tomó otra dimensión. En una entrevista, Fosforito cuenta así el momento de la Llave otorgada a Mairena en 1962:

    “Nosotros sabíamos que estaba allí, to’ los aficionados, pero Mairena, el gran público no sabía quién era, no lo conocía. […] En aquel momento yo soy Premio Nacional absoluto. Pastora Pavón, Pepe Pinto y Juan Talega están por encima del bien y del mal, entonces Antonio, que era un pedazo de cantaor, un grandioso cantaor, un monumental cantaor que no tenía ningún punto de apoyo, fíjate lo que te digo, entonces ¿qué mejor que rescatar el símbolo de la Llave de Oro?”

    Un abrazo

    • lagazapera Escrito el 20 noviembre, 2010 12:39

      A Estela: Está claro, compañera, que Mairena comenzó a ser un cantaor importante a partir de que le dieran la Llave del Cante en Córdoba, aunque ya llevaba más de treinta años de profesional y era un cantaor interesante. Eso sí, poco conocido. Pero cuando le dieron la Llave y comenzó su labor, se convirtió en el mandón del cante y se puso muy por encima de Fosforito y todos los que llegarían después. No sólo eso, Estela. Mandó al garaje a todas las figuras que, aun siendo de su edad, habían mandado durante décadas: Marchena, Caracol y Valderrama, entre otros. Fosforito, Lebrijano y Menese se disputaron su sitio, pero mientras estuvo vivo nadie pudo con él. Lleva un cuarto de siglo ausente del mundo de los vivos y todavía no ha salido nadie que tenga la influencia y el poder que tuvo Antonio. Y lo dice uno al que tachan de antimairenista. Para mí es Morente el gran maestro, pero es muy distinto a Mairena, representa otra cosa.
      Un abrazo, Estela.

  • Estela Zatania Escrito el 20 noviembre, 2010 12:43

    Uno que siempre ha dicho “no” a la comercialidad, que tiene una afición desorbitada y que en mi opinión reúne las demás cualidades necesarias, gustos aparte, es Diego Clavel.

    Pero el mercado no está para encumbrar a ningún cantaor clásico, entonces, por definición, los clásicos actuales se prodigan poco.

    Manuel, gracias por esta mini serie dentro del “blo”.

    • lagazapera Escrito el 20 noviembre, 2010 13:12

      A Estela: Diego Clavel es quizás el cantaor más aficionado de su generación y de una fidelidad a lo clásico fuera de toda duda. Está llevando a cabo una labor estupenda, con sus antologías, pero creo que le falta algo de carisma para ser la referencia y que todo gire en torno a él. Para ser un número uno hay que reunir tantas condiciones, que es muy difícil. Números uno ha habido diez a lo largo de la historia, y no me refiero a cantaores de popularidad y vendedores de discos, porque, con esos criterios, en los 70 hubo dos cantaores que fueron muy populares y vendían los discos como rosquillas: El Loreño y Juan de la Vara. Mairena fue un gran cantaor, pero, además, era muy inteligente y supo hacer la labor que correspondía hacer en aquel momento. Él supo ver eso mientras los demás veían esto de otra manera. Por eso mandó durante veinte años.
      Gracias, Estela, por poner tus conocimientos y experiencia -eres de las que saben mucho de esto- al servicio de La Gazapera.

  • Antonio R Escrito el 20 noviembre, 2010 14:35

    Yo creo que ya no es posible en los próximos años la etapa de un cantaor equivalente a lo que representó Mairena con sus ventajas e inconvenientes , por algo básico , España ha evolucionado y el gusto y la formación del publico tambien, en algunas cosas a mejor y en otras a peor.

    Hace unos dias se ha comentado algo en este blog sobre el papel actual del critico y el artista , queda pendiente el del publico , cuando la musica predominante es la de los 40 principales y otras radioformulas y en la televisión triunfa la Belen Esteban y gran hermanos y los programas sobre los cuernos, y en literatura Ken Follett y cantando o berreando Falete ¿ quien que no sea un quijote espera que el publico apoye el flamenco llamemosle clasico ?.

    Creo que el futuro del flamenco aunque nos pese a mas de uno , pasa por la fusión con otras musicas, que a mi dicho sea de paso en algunos casos me parece excepcionalmente buena como las realizadas en alguna ocasión por Morente o el otro dia lo que hizo Diego Carrasco en Canal Sur con un rapero ( ¿cual es su nombre?)que en mi casa a mi familia ý a mi nos resultó el espectaculo mas original y fresco de una gala que se nos hizo pesada excepto excepciones como las bailaoras y alguna otra cosa mas , con unos bustos presentadores parlantes que no son de recibo en un espectaculo supuestamente de primer nivel.

    • lagazapera Escrito el 20 noviembre, 2010 16:45

      A Antonio R: No conozco el nombre del rapero, Antonio. Llevas razón en lo de que hoy no sería posible una figura de las características de Mairena porque, en efecto, esto ha cambiado mucho en las tres últimas décadas y el cante va por otro lado. Mairena existió en una época de recuperación del clasicismo, que fue obra de él y de otros, caso de Fosforito, pero sobre todo de Mairena. Pero fuera o no del corte de Mairena, estaría bien que un nuevo cantaor con su fuerza y afición irrumpiera de nuevo en el panorama flamenco.

  • JULIA GÓMEZ DEL SOL Escrito el 20 noviembre, 2010 15:59

    “HOLA MANUE” AUNQUE NO SOY ASIDUA ME GUSTA SEGUIRTE Y ME ENCANTA VER LO QUE PUEDE PROVOCAR, DE DEBATES Y ENRIQUECIMIENTO TU BLOG. YO, YA SABES, NO SÉ MUCHO DEL TEMA PERO SÍ LE TENGO AFICIÓN Y ME SORPRENDE, A LO MEJOR LO HABRÉ LEÍDO DEPRISA, NO HABER VISTO MENCIONADA SIQUIERA A ESPERANZA FERNÁNDEZ EN NINGUNO DE LOS TRES COMENTARIOS QUE HAS HECHO SOBRE LOS QUE PARTEN EL BACALAO EN EL FLAMENCO. ¿HA SIDO UN “LAPSUS” O TIENES OTROS MOTIVOS? TENGO CURIOSIDAD Y ESPERO CONOCER TUS RAZONES. GRACIAS Y ENHORABUENA.

    • lagazapera Escrito el 20 noviembre, 2010 16:50

      A Julia Gómez: Esperanza es una de mis cantaoras preferidas, una figura. Evidentemente ha sido un lapsus, Julia. Tampoco creo haber nombrado a La Macanita, Montse Cortés, Dolores Agujetas, Antonia Contrera de Málaga, Rocío Bazán, etc. Es imposible nombrarlos a todos, porque hay cien o más. Pero Esperanza es hoy por hoy un baluarte.

  • Curro Canela Escrito el 20 noviembre, 2010 16:24

    Lo primero que hay que tener en cuenta a la hora de valorar a los cantaores de una época y otra, es la situación de los valores y la sociedad en cada momento.

    Esta claro que las duquelas que pasaría anteriormente cantantes como Vallejo, Juan Breva y artista de aquella época no se puede comparar a los de la época de Camarón, Lebrijano y Morente, al igual que estos con los actuales Arcángel, Marina Heredia, David Palomar, por poner un ejemplo.

    El planteamiento que quiero transmitir es, como muchas veces se habla de las fatigas que tuvo que pasar un cantaor al escucharlo.
    Debemos de saber que estamos en el siglo XXI y que afortunadamente el flamenco ya nadie pasa fatiga buscándose la vida, aunque algunos crean que haga falta de volver a eso.
    El flamenco actual es imposible que alguien salga cantando lo que cantó Morente en su primer disco. Alguien cree que actualmente un artista puede sacar un disco sin incluir dentro de este una buleria? ¡Ese si que iba a pasar hambre!
    Creo que no debemos de tener preocupación por lo jondo, pienso que artistas como Arcángel, están siempre formándose y actualmente es un artista que más recitales da de cante, para mi eso se llama afición.
    Conforme iba leyendo las cualidades que tienen que tener para ti un cantaor de flamenco me pareces que estabas pensando en Esperanza Fernández.

    Saludos a todos.

    • lagazapera Escrito el 20 noviembre, 2010 16:58

      A Curro Canela: Arcángel me parece uno de los pocos con futuro dentro del cante, Curro. Sé que es criticado y que aún no ha dado todo lo que tiene que dar, si le dejamos, pero tiene personalidad. Esperanza Fernández, que a mí me encanta, necesita creer más en sus posibilidades y aumentar sus conocimientos. Ha mejorado mucho en el último lustro, sin duda, pero tiene demasiadas lagunas.

  • Luis Chacón Escrito el 20 noviembre, 2010 16:25

    Vallejo le dijo a Mairena en una ocasión:
    “Antonio vas a ser famoso cuando yo me muera”;
    supongo que eso mismo podría decirle a esa pléyade de artista que nombráis.Para gustos hay colores:
    Morente no puede ocupar ese puesto ya que no ejerce docencia,apenas se expresa con solvencia entre amigos.
    Gabriel Moreno ha sido un cantaor ENORME,que me extraña no citéis. Su mala vida le ha impedido llegar más alla,como a tantos otros…
    Lo que noto, es que conforme pasan años,la figura de Antonio se agranda.¿Mérito o demérito de éstos jóvenes ‘acamaronaos’…
    Un abrazo.

    • lagazapera Escrito el 20 noviembre, 2010 16:51

      A Luis Chacón: Sí he nombrado a Gabriel Moreno, Luis. Fue un gran cantaor, pero hace años que, aunque siga estando ahí, es como si no estuviera. Y es una pena.

  • Flamenquería Escrito el 20 noviembre, 2010 17:09

    Tocayo, Antonio R., el rapero es Junior y coincido contigo en que su actuación con Diego Carrasco fue de lo mejorcito de la gala del pasado lunes junto con el toque del maestro Cepero. La verdad es que es difícil encontrar un artista que reúna todas esas cualidades de las que habláis, además ahí entran en juego también los gustos de cada uno. Es cierto que es complicado que salga un “Messi” del cante, pero muchos jóvenes de la actualidad tienen cualidades y con estudio creo que pueden llegar al balón de oro. Perdonad la metáfora futbolística, pero es que está a punto de empezar el fútbol. Un abrazo, gazaperos.

    • lagazapera Escrito el 20 noviembre, 2010 17:39

      A Flamenquería: Cuando hablamos de jóvenes, hay que tener en cuenta que los que hemos nombrado, la mayoría, están ya camino de los cuarenta. Con esa edad ya habían hecho su carrera figuras como Pastora, Vallejo, Marchena, Valderrama, Caracol y otros muchos.

  • Antonio R Escrito el 20 noviembre, 2010 18:15

    A Flamenqueria: Gracias tocayo, tenia interes en saber el nombre y por ti se que es Junior, he averiguado que nacio en Malaga y vive en Triana en Sevilla desde chico y es un gran amante del flamenco según acabo de leer, y en su actuación se le notó y bien , acabo de ver una declaración suya que dice que canta rap porque no tiene facultades para el flamenco, se acaba de recuperar de una grave enfermedad que lo ha tenido apartado varios años del escenario, me alegro de verlo bueno y tan recuperado.

    • lagazapera Escrito el 20 noviembre, 2010 18:19

      Me encantan estas aportaciones a La Gazapera, queridos amigos.

  • Paco Mármol Escrito el 20 noviembre, 2010 18:44

    Qué buen Post, Manuel. Me encanta este tipo de debate que enriquece mucho el Flamenco.
    Es difícil que salga otro cantaor como Mairena, que lidere durante dos décadas el mundo del Flamenco, y todos lo considerasen el Maestro, que creó escuela y fuente en la que han bebido otros grandes cantaores.
    Las decadas del 60 al 90 fueron extraordinarias para el Cante. Menuda pléyade de grandes cantaores salieron a la palestra para gozo de los buenos aficionados. Coincidió con los inicios de los grandes Festivales y Reuniones (Utrera, Morón, Lebrija, La Puebla, Mairena,Dos Hermanas, Puente Genil, etc…
    Hubo años que Fosforito era el preferido de la mayoría de la afición, pero como bien dices le fallaron las facultades (que no los conocimientos y la sabiduría flamenca) Estaba también ahí Lebrijano, grandísimo cantaor, pero al igual que Morente, siempre más preocupados de innovaciones de los Cantes, que de recoger el testigo mairenero. El verdadero delfín de Antonio todo el mundo lo vió en Menese, que ha tenido 30 años en la cúspide, ayudado por las letras del inigualable Moreno Galván. José dejará para mí una de las mejores discografías flamencas de la Historia, mejor aún que la de Camarón.
    Él de la Isla desde chiquillo ya encandiló a la afición y revolucionó el Flamenco y lo expandió por todo el mundo. Lástima de su vida tan corta.
    Una vez desaparecido José, todos vimos en Mercé al que ocupase esa parcela, pero las productoras discográficas lo han hecho ir por un camino que no es el que queremos los puristas, y aunque él gana más dinero, ha perdido parte de su bagaje jondo, aunque siempre será un grandísimo cantaor que lo canta todo.
    De los que hay en la actualidad, que puedan cortar el bacalao (como lo hacía Mairena) solo veo a Poveda. Ojalá que se consoliden promesas como Jose Valencia, Rocío Márquez o David Palomar entre otros, pero Miguel está a mucha distancia de los demás, sobre todo en preferencias del público y de medios.
    Arcángel, como Mayte o Argentina tienen voces extraordinarias, de exquisita musicalidad, pero considero que no dominan todos los palos del Flamenco.
    Perdonad por la extensión del comentario

    • lagazapera Escrito el 20 noviembre, 2010 18:51

      A Paco Märmol: Es extenso, pero no importa, Paco, porque dices cosas muy sensatas, como no podía ser menos. Poveda no domina todos los palos del flamenco, aunque los cante todos. Son dos cosas diferentes. Pero, sin duda alguna, ahora es la referencia de la mayoría de los amantes del cante. Estoy contigo en lo que dices sobre la obra discográfica de Menese, aunque Camarón nos dejó también una obra muy hermosa. ¡Qué pedazos de cantaores!

  • Paco Rivas Escrito el 21 noviembre, 2010 08:23

    Se te ha olvidao alguien importante, Manolo, al menos para muchos miles de aficionados. Pero como siempre se te olvida el mismo, pues nada, ya ni te lo nombro. Claro que tampoco le hace falta que lo nombren, a estas alturas.
    Muy bueno lo de Bibiana Aido.
    Abrazos flamencos

    • lagazapera Escrito el 21 noviembre, 2010 08:43

      A Paco Rivas: supongo que se me habrán olvidado más de uno. Releyéndolo he visto que no había nombrado al Sernita de Jerez, por ejemplo. Ni a Chaquetón, Paco Toronjo, El Cabrero y muchos más. Es que había muchos en aquellos años. No sé a quien te refieres, pero he añadido a El Sernita. Un blog tiene esa ventaja.
      Gracias, Paco.

  • Flamenquería Escrito el 21 noviembre, 2010 13:04

    Es cierto, Manuel, con 40 años ya había cantaores que eran primerísimas figuras del flamenco e incluso algunos que habían fallecido a esa edad siendo ya ídolos. Al estar noche tras noche cantando y ganándose la vida, creo que es por eso por lo que la fama de un buen cantaor crecía vertiginosamente. De todas formas, actualmente hay cantaores con una proyección enorme para recoger el testigo de los grandes y están lejos de la edad de 40 como José Valencia, Jesús Méndez, Cristo Heredia, David Palomar, Argentina, Toñi Fernández, María José Pérez o Rocío Bazán por dar algunos nombres. Creo que tienen la materia prima en su garganta, afición y ganas de crecer en el flamenco. Esperemos que lleguen lo más lejos posible por el bien de este arte y los aficionados. Un abrazo, gazaperos.

    • lagazapera Escrito el 21 noviembre, 2010 17:46

      A ‘Flamenquería’: Creo que esta nueva generación puede hacer grandes cosas. Habrá darle tiempo.
      Un abrazo.

  • Carmen Arjona Escrito el 21 noviembre, 2010 21:45

    ¡Me encanta este post! Estoy de acuerdo con casi todos los comentarios que se han hecho. Grandes han sido muchos. Así que no voy a repetir argumentos ni nombres de artistas que ya han sido nombrados. Lo que yo echo en falta en la nueva pléyade de artistas es carácter, personalidad con mayúsculas, autoridad en lo que hacen, distinción.
    Tengo la sensación de que los que tienen que coger el testigo están encorsetados en un patrón que no sé si lo imprimirán los que manejan las discográficas, o los representantes, o los dueños de los teatros, o qué sé yo, pero sé que se repiten modelos con demasiada facilidad. Quizás el aprendizaje en las academias los está volviendo academicistas, técnicos del flamenco. Y los hay que cantan para rabiar, pero no es eso lo que pongo en cuestión.
    Cuando pienso en esto me tengo que acordar, sin más remedio, de ese carácter atronador y demoledor que irradiaba La Paquera o Fernanda, por poner ejemplos en femenino, y que ahora no encuentro en los que comienzan. No anhelo copias de la Paquera ni de nadie, sino esa condición del artista que hace que cuando está sobre el escenario se te llene de admiración el entendimiento. Esa autoridad del artista sobre su arte y sobre su carácter. Y eso no tiene que ver con las ducas. ¡Hambre otra vez, no por dios!
    Saludos.

    • lagazapera Escrito el 21 noviembre, 2010 23:12

      A Carmen Arjona: Mejoras día a día, amiga Carmen. ¡Qué clarividencia, con la hora que es!
      Un abrazo.

  • Pedro Madroñal Escrito el 21 noviembre, 2010 23:24

    Manuel, si los aficionados no nos ponemos de acuerdo ni con el nombre de este arte (flamenco, cante gitano, cante jondo, gitano-andaluz…) cuanto más, coincidir en el artista contemporáneo que parta el bacalao.

    Comparar cantaores de distintas etapas nos lleva a error al igual que restar méritos a los artistas que se alejen de nuestra concepción del flamenco o, simplemente, de nuestros gustos estéticos.

    Los grandes maestros como Mairena, Chacón, Vallejo y Pastora no deberían estar en tela de juicio a estas alturas. Sus discografías y vidas artísticas cada día tienen más importancia y valor, y hasta el momento, ningún cantaor ha llegado a sumarse a este grupo.

    Con este breve razonamiento no infravaloro la obra de los grandes cantaores del último siglo, que en muchos casos han podido ser mejores intérpretes y artistas que los nombrados pero no han contribuido a la formación y desarrollo del cante como este póker de ases.
    Algo que, por otra parte, no importa lo más mínimo para disfrutar y amar en lo más hondo a Morente, Fosforito, Calixto, Meneses o Camarón, por nombrar los más representativos de la etapa festivalera.

    Sentir un crujío en el pecho escuchando una seguiriya de Terremoto, encontrar la armonía en el alma con una taranta de Carmen Linares, que se enloquezca el corazón con los sonidos de Caracol, asomarte al precipicio del amor con los fandangos del Carbonerillo o perder el sentío común al compás de la soleá de Fernanda, no implica que le demos la misma importancia que a los que, por su impronta en el devenir del flamenco, han contribuido de forma esencial sobre este arte.

    Actualmente, existe una cantidad de enormes cantaores, posiblemente los más preparados musicalmente de la historia del cante, aunque los aficionados echamos en falta esa personalidad y gusto de los artistas de otras épocas.

    Con el tiempo, los artistas que lleguen a maestros serán aquellos que acierten por dónde va la estética del cante y su evolución, y como contribuyan ellos mismos a su desarrollo. Si nos fiamos de lo mediático, pegadizo y desnaturalizado del momento, quizás, Falete o Junior, algún día sean los maestros de esto. Aunque viendo como rescatamos en su momento a Talega, Tomás o Mojama confío en que nunca ocurra.

  • xenxo Escrito el 22 noviembre, 2010 00:36

    “sentido musical, del compás y del ritmo, expresión, corazón y un buen metal de voz”

    Manuel, Juan y Luis Moneo a compás de nudillos

  • che Escrito el 22 noviembre, 2010 07:59

    Un post muy interesante también para alguien como yo que es un absoluto principiante en esto del flamenco. A mi, como neófito, me da la impresión de que el flamenco, habiendo abandonado hace muchos años ya la etiqueta “underground”, está en un momento algo confuso. Veo muchísimos matices en los trabajos de hoy en día. Demasiados, porque es un momento en que no se sabe qué es flamenco y qué no lo es (creo que esto pasa más a menudo en el baile que en el toque y en el cante, aunque no deja de ocurrir en todos sus aspectos). Creo que las figuras importantes de estos años pasados (Camarón, Morente, etc.)han abierto varias líneas que ahora no hacen más que multiplicarse. Para mí es imposible discernir hacia dónde va el flamenco, y por tanto quién partirá el bacalao o quién lo parte en la actualidad, porque el flamenco ha roto sus propios standards. El flamenco se rompe todos los días. Y no lo digo con pena (no soy purista), sino más bien lleno de curiosidad. Es un momento interesante, pero creo que muy complicado. Y en primer lugar complicado para los propios artistas.

    Un saludo a todos y gracias por vuestras pequeñas lecciones sobre flamenco.

Escribir comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *