Prietas y flamenquín por bulerías

A mis paisanos, con cariño

España es un país tan complicado históricamente que entiendo muy bien que haya ciudadanos de algunas regiones que no deseen ser españoles, como ocurre en Cataluña y en el País Vasco, y están en su derecho de decirlo. Yo mismo he sentido alguna vez algo de lache de ser español por algún hecho reciente o histórico, pero lo soy y no pienso hacer nada por dejar de serlo. Podría irme de España y pedir la nacionalidad en Canadá, pero tampoco lo voy a hacer. Solucionamos un problema y en seguida nos inventamos otro porque no sabemos vivir en paz y en buena armonía. A compás, que decimos los flamencos. Queríamos República y tuvimos la última hace ochenta y tres años, elegida en las urnas por los ciudadanos, pero la otra España no la quería y hubo por ello una guerra vergonzosa, que aún sangra. No queríamos a un dictador y cuando se murió votamos una monarquía parlamentaria que ahora media España detesta. Estuvimos de acuerdo en hacer borrón y cuenta nueva, enterrar el pasado, con sus luces y con sus sombras, y ahora hemos decidido que hay que reabrir las heridas para solucionar lo que antes no fuimos capaces. Deseábamos una democracia y la tenemos, con sus defectos y con sus virtudes, pero los partidos de la izquierda no quieren a los de la derecha, o al contrario. ¡En qué país democrático del mundo se ha visto que haya partidos de derecha y de izquierda con las mismas opciones de gobernar, con lo antiguo que está eso?

Ante la alarmante ola soberanista que amenaza en la actualidad la unidad de España, desunida desde que su madre la trajo al mundo, estoy pensando qué pasaría si mi pueblo, Arahal, dejara de ser un pueblo para ser una república independiente. ¿Comeríamos solo aceitunas con pan y pan con aceite de oliva? Si va a ser así me apunto a la soberanía y desde hoy mismo empiezo a hacer de Arturito Mas. Para desayunar, aceitunas prietas y una tostada con aceite de oliva, que lo tenemos muy rico y barato, además de una loncha de jamón de Benito, sin nada que envidiarle a los de Jabugo. Para almorzar, un generoso plato de gordales aliñadas y morcilla de hígado de la célebre tienda de Manolito. En la merienda, pan con aceite de la Cooperativa elaborado con pura manzanilla arahalense, la mejor del mundo. Y para cenar, revuelto de espárragos trigueros y omeprazol. El omeprazol tendríamos que importarlo, pero si va a haber problemas de competencias con España, bicarbonato que te crió, como se ha hecho siempre. Tenemos incluso nuestra propia lengua, porque en mi pueblo no pedimos una cerveza, sino una ervejita. Por eso cuando pedimos una erveja en la Gran Vía de Madrid no nos hacen ni puñetero caso.

Arahal-guerraComo seríamos una república directamente, sin elecciones ni nada, el presidente perpetuo podría ser Pepe Aldabones, quien formaría gobierno en Los Cabales, el bar de Pepe Núñez, donde nunca faltan una buena guitarra y boquerones en vinagre. De primer ministro, el abogado Manuel Fuentes, elegante, comedido y educado donde los haya. De Interior, Rafael Frías el Guardacoches, que se sabe las matrículas de todos los automóviles del pueblo, con lo que la seguridad del presidente de la República estaría más que garantizada: los terroristas lo tendrían crudo para poner una bomba lapa en el coche de caballos de Aldabones. De Cultura, Rafael Guisado el Lego, dramaturgo y comediógrafo a ratos libres, que además trabaja por amor al arte. De Festejos, El Grillo, capaz de aburrir a Luis el Zambo metiéndose de fiesta en El Lerele. De Educación, Curro el Anarquista, aunque controlado siempre de cerca por Pepe Aldabones, que lo pone firme cuando se pasa. De Transportes y Comunicación, Curro Martín, al que habría que ponerle el despacho en el bar La Última Peseta, si aún queda algún hueco, que será difícil. De Deportes y Siesta, Rafael el de la Azúcar, el que más kilómetros anda del pueblo. De Vivienda, Segundo, el de las antigüedades, que es capaz de venderle una parcela rústica en la Huerta de las Monjas al monumento de la Niña de los Peines, con licencia de obra y todo. De Empleo, Jesús Carrillo Real, el célebre cantaor. De portavoz del Gobierno, la señorita Purita, que hubiese dejado mudo al mismísimo Emilio Castelar. De Economía y Hacienda, Conchi la Verita, el cerebro económico del pueblo, quien además canta muy bien lo jondo y la copla. De Sosiego y Tranquilidad, Francisco Cordón, el hombre calmoso. Y, por último, de Filosofía Autóctona, El Reche, creador de la célebre frase “No paa ná; y si paa, que pae”. No sé si Ángela Merkel y Durao Barroso nos dejarían ingresar con estos mimbres en la Comunidad Económica Europea, pero entraríamos del tirón en el Guinness de los Récords porque seríamos el primer país del mundo que celebraría los consejos de ministros en La Mazaroca. Tres a la semana, como mínimo, aunque habría que programarlos con tiempo, ya que es el único bar de Europa donde hay que hacer cola para degustar el flamenquín de mero por bulerías. Sé que es soñar despierto, pero si Arturito Mas lo hace y le están dando tanta cancha a sus desvaríos separatistas, ¿qué malo tiene que uno de Arahal desvaríe con arte y pida la independencia de España porque está convencido de que su pueblo es la hostia?

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedIn

3 Comentarios

  • rafael carrasco ruiz Escrito el 18 enero, 2014 22:27

    manuel,me gustaria un dia habla,con tigo y tomar un cafe,tengo,casi todos los recortes de periodicos donde tu escribes,me gusta mucho como escribes,eres un artista,,,..desde arahal,mi pueblo tu pueblo,.¡¡¡¡

  • José Luis Escrito el 20 enero, 2014 22:12

    Me apunto a ese mundo feliz,, Manuel, sobre todo por la dieta. Me gustaría ser profeta en mi tierra, aunque difícil, lo es un rato largo; ni el mismo Cristo lo consiguió, así que no pasa nada. A tí, parece que te quieren los tuyos. Un abrazo.

  • Pilar González Escrito el 22 enero, 2014 15:00

    Arahal, nosé si es la hostia, pero el amor que sentimos los arahalenses por nuestro pueblo, sí que lo es. Viva Arahal!!!!

Escribir comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *