Morente le canta de nuevo a Lorca

Enrique Morente y el presidente de la Diputación de Granada, esta misma mañana en la casa natal de Federico García Lorca.

Enrique Morente y el presidente de la Diputación de Granada, esta misma mañana en la casa natal de Federico García Lorca.

El cantaor ha presentado en la Casa Natal de Lorca Llanto por Ignacio Sánchez Mejías, una versión  que ha grabado y donado al Patronato Cultural Federico García Lorca. El maestro sigue en forma, y sigue amando la poesía de su paisano Federico según se desprende de esta nueva aventura musical y el texto que nos ha mandado esta misma mañana la Diputación granadina.

“Yo no sé si Lorca pensó en alguna música cuando escribió sus poemas pero lo cierto es que su poesía está llena de sonidos”, sostiene el maestro Morente acerca de la poesía lorquiana, y es en ella en la que él pone su máxima dosis de entendimiento. Suma de audacia y sensibilidad, en una perfecta ecuación en la que los versos de Lorca consiguen una excelencia lírica inigualable.

Así se ha puesto de manifiesto en el trabajo que ha presentado el cantaor acompañado por el presidente de la Diputación y del Patronato Cultural Federico García Lorca, Antonio Martínez Caler, el director del Patronato Cultural Federico García Lorca, Alfonso Alcalá en la Sala Granero del Museo Casa Natal Federico García Lorca de Fuente Vaqueros, Llanto por Ignacio Sánchez Mejías.

El trabajo, editado por el Patronato Cultural Federico García Lorca, ha sido donado al mismo por deseo expreso de Enrique Morente, quien así lo expresara con motivo de la entrega del Pozo de oro el 5 de junio de 2009, otorgado en reconocimiento a su extensa labor en pro de la obra lorquiana.

Tal y como ha explicado el director del Patronato Alfonso Alcalá, “en este disco el cantaor acaricia su guitarra y nos ofrece La cogida y la muerte, así como Alma ausente, de la estremecedora elegía Llanto por Ignacio Sánchez Mejías. Un envite donde se funde el desgarro del cante, las voces secretas que dicen del dolor por la ausencia y el duende. Un réquiem por Ignacio. Un réquiem por Federico”.

Por su parte, el presidente de la Diputación ha recordado como hace veinte años, en 1990 en esta misma casa se presentaba el disco Enrique Morente en la casa Museo de Fuente Vaqueros, editado por la Diputación de Granada en una exclusiva edición, de tirada restringida y en formato de vinilo. Este disco, un rosario de textos que recorre casi toda la obra lorquiana, supuso la culminación de un acercamiento sin prisas pero continuo, de Morente a Lorca, que se fraguó no por cuestiones de oportunismo, sino frutos de un sincero interés. No se trataba de un disco conmemorativo, no era una grabación impuesta por ninguna circunstancia ajena al puro proceso creativo. Surgió en el momento justo, cuando el cantaor, que trabajaba con el material lorquiano desde hacía años con el más profundo de los respetos, se convenció de su necesidad para adaptar a Lorca dignamente. Y fue eso lo que lo convirtió en un trabajo serio y concienzudo y en una grabación imprescindible para todo buen amante del cante flamenco.

“Desde entonces esa dualidad Lorca-Morente, Morente-Lorca se convierte en una presencia constante en el camino creativo del maestro y en el que la lírica lorquiana suena siempre desde una voz emocionante, nueva y libre” ha asegurado Martínez Caler.

El flamenco, un arte de origen popular, da un gran paso de madurez con el irrepetible Omega, y no volverá a ser el mismo después de esa inmersión en la contemporaneidad de Poeta en Nueva York. Otra vuelta de tuerca supuso en 1998 la reedición ampliada y corregida del disco original Morente en la casa Museo, que nos vuelve a sorprender por la evolución que el maestro Morente demuestra en tan solo ocho años. Una visión de la poesía lorquiana desde un flamenco referenciado en la mejor tradición del arte del siglo veinte: el interés por la idea, la forma y el carácter de multiculturalidad.

Y ahora, otra vez Morente es más Lorca. Si se arrimó al poeta y con su voz Doña Rosita cantó su tiempo perdido y Yerma en la romería escuchaba de lejos la nana, si se atrevió con fuerza de huracán, elevar las columnas de cieno donde se hunde la aurora de Nueva York. Ahora, otra vez, Lorca es más Morente, en una comunión perfecta para el Llanto por Ignacio Sánchez Mejías. Un réquiem para Ignacio y Federico desde lo jondo de la voz, la pena y el duende. Desde la siempre maestría de Enrique Morente.

Martínez Caler ha expresado “un sentimiento de sano orgullo, por estar representando aquí a todos los granadinos y granadinas de la provincia, en este significativo acto de la mejor cultura. Satisfacción por el deber cumplido y haber dado respuesta, espero que en una medida aceptable al compromiso adquirido el 5 de junio, para la edición del disco que hoy presentamos. Y la gratitud institucional y personal a Enrique Morente por su generosidad al donar al Patronato F. García Lorca este disco, con una seguridad que es una valiosa aportación a la común tarea de mantener siempre viva la memoria y la obra de F. García Lorca”.

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedIn

8 Comentarios

  • MªLuisa Escrito el 26 enero, 2010 16:59

    ¡ Qué grande es el maestro! si le ha salido cómo el de Morente en la casa museo, tiene que ser una maravilla,deseando estoy de escucharlo.Mi más sincera gratitud al maestro . Tengo que confesar que soy Morentiana hasta el túetano. Abrazos flamenco sentiítos y jondos.

  • Lagazapera Escrito el 26 enero, 2010 17:12

    Andaban perdida, amiga. Me alegro saber de ti. El maestro es el maestro, en efecto.
    Saludos.

  • Luis Chacón Escrito el 3 junio, 2010 18:36

    Parafraseando al entrenador Aguirre diré,aún no siendo muy original:
    “Amo a Morente, no sé si le entiendo,pero sé que le amo.”
    Todo lo que expresa,sus manos de albañil,sus balanceos al andar,su mirada,sus risas,sus silencios…todo es tan flamenco en él que no puedes más que crujirte vivo…y si su deseo es seguir y seguir con los poetas y la gipaeta…qué vamos a hacer nosotros…sino disfrutarle…

    • lagazapera Escrito el 3 junio, 2010 22:32

      Morente es muy especial. Es fundamental en mi vida de aficionado.

  • Luis Chacón Escrito el 4 junio, 2010 23:07

    Cuando dices aficionao, creo entenderte, que el cante de Enrique te ayudó a progresar como cantaor y a enteder los cantes mejor ¿no?.
    Yo así siento. Vallejo,Mairena,Caracol,Gloria,Tomás…es imposible arrancarse un tercio por ellos; sin embargo oyes a Morente con su parsimonia y te animas a bajar ahí o alargar allá…¿no? .Sus cantes son escuela para todos y él es consciente de esa labor que plasma en sus primeros seis discos.
    Haces una soleá en 2,30 con la guitarra de Manolo de Huelva y ¡coño! medio te sale y eso anima,ya que se la oyes a Enrique y ves que también va a “carajo partío” para cuadrar…no sé si me entiendes…porque a veces los 2.30 es lo que tarda en hacer una sola entrada por soleá…y también es muy grato acompañarse por ahí…

    • lagazapera Escrito el 5 junio, 2010 00:31

      Enrique hace el cante difícil, es complicado imitarlo. La cantaora Esperanza Fernández lo seguía mucho en su primera etapa, pero tuvo que dejarlo. Es muy difícil seguir sus polifonías; Enrique es un músico enorme. Para mí es más fácil cantar por Mairena, aunque te cueste creerlo. Incluso por Tomás Pavón, con su técnica del ligado de los tercios. Ahora, para dificultad cantar por Vallejo. Ahí no ha llegado nadie. Cantaba por seguiriyas al 7 por medio, y lo hacía todo en la octava alta. Sólo Pastora, y no siempre, era capaz de hacer eso.

  • Luis Chacón Escrito el 5 junio, 2010 08:58

    He pasado horas con auriculares acompañando a grito pelao a Mairena en sus glosarios por soleá y ,Sí, no resulta “difícil” hacer esos tercios tan bonitos…
    “si las pieras de tu calle…”
    “a la Virgen de los Reyes…”
    “para tropas Barcelona…”etc…
    por supuesto sin jondura alguna,pero como ejercicio de voz,te llena y modulas y hasta crees ser cantaor por unos minutos…hasta ahí llego;pero de verdad, que no veo la dificultad en seguir a Enrique,por ejemplo cuando hace también ese compendio con Sabicas, las alegrias,tangos o bulerias me resultan “llevaderas”…por cierto en el fandango,un segundo antes de entrar, se oye a alguien decir algo así como “venga Vallejo”…je,je…
    un saludo amigo.

    • lagazapera Escrito el 5 junio, 2010 09:49

      A cada uno se le da bien una escuela, Luis. Morente en lo de Sabicas canta muy tradicional y es más fácil seguirlo. En sus creaciones, es más complicado, creo yo, porque es muy armónico y hace unos semitonos complicadísimos. De hecho, pocos cantan por Enrique: su hija, Segundo Falcón, Arcángel…
      Un abrazo.

Escribir comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *