Marco Flores y sus buenas hechuras

Marco Flores

Esta obra del bailaor de Arcos de la Frontera ya se ha visto antes en Sevilla pero a la Bienal viene siempre público de fuera y supongo que eso justifica su inclusión en el programa. Su creador no es aún un bailaor de mucho tirón para el público sevillano, pero hay que decir que es uno de nuestros bailaores más interesantes. A pesar de ser muy joven (1981), su trayectoria está jalonada de importantes éxitos participando en obras junto a Rafael Amargo, Mercedes Ruiz, Olga Pericet o Sara Baras. A raíz de arrasar en el Concurso Nacional de Córdoba, en 2007, en 2010 presentó en aquella ciudad este montaje en solitario, con gran éxito, lo que le animó a tener su propia compañía para caminar en solitario y demostrar su valía no solo como un bailaor de corte muy clásico, de estampa varonil y mucho arte, sino de posibilidades en el campo de la creación. Deflamencas, la obra de anoche, es un homenaje a la mujer en el flamenco y para ello ha prescindido de los hombres, algo sin duda muy feminista pero absolutamente respetable. Afortunadamente, el flamenco actual cuenta no solo con muchas bailaoras para montar un buen cuerpo de baile, sino con cantaoras y guitarristas. Aunque las guitarristas escasean en nuestros días, en otros tiempos era algo normal ver a mujeres tocando la sonanta en los cuadros de los cafés y en los teatros. Hubo muchas, pero es inevitable traer aquí a Adela Cubas, de la época de los cafés cantantes, y a Victoria de los Ángeles de la de la ópera flamenca, que fueron dos verdaderas especialistas, además de auténticas profesionales del género. El espectáculo estrella de cada día en la Bienal debería de ser siempre un gran acontecimiento, pero no suele ser así y ahí es donde falla la direción porque es quien programa el festival. No olvidemos que nuestra Bienal de Flamenco es el mayor festival del mundo en su género, y el Lope de Vega, el templo del arte jondo. Deflamencas me pareció un espectáculo muy pobre para ser la atracción del día. Acudí al teatro con enormes ganas de ver esta obra, de la que había escuchado grandes elogios, pero he de reconocer que salí decepcionado. Me sentí como un turista al que llevaron a un tablao o a una academia para ver unos ensayos. Es un espectáculo triste, de mujeres vestidas de negro, lento, endeble de cante y sin mucho valor coreográfico. Marco Flores baila con arte, como demostró en las alegrías y en la soleá. Aunque baile un poco para la galería, es un placer ver cómo se recoge en las bulerías y lo suelto que está de pies. No le quito su mérito porque, además, es un estupendo artista, que sabe comunicar y vender bien ese tipo de baile que nunca falla, que encuentra siempre a un público forofo, como el de anoche, que aplaudía tanto que hasta lo hacía con reiteración antes de que acabaran los bailes; sobre todo, en los remates del bailaor combinado con las luces. No entendí que en un espectáculo dedicado a la mujer en el flamenco apenas se escucharan cantes creados por mujeres. En cambio, sí granaínas de Chacón y malagueñas del Mellizo, fandangos de Pérez de Guzmán y tangos del Titi de Triana. Tampoco entendí que el protagonista de la obra hiciera solo dos bailes completos, los citados, pero supongo que sería por las ganas que tenía de ver bailar a este muchacho de Arcos, con tanto arte. Habrá otras oportunidades de verlo porque Marco Flores tiene condiciones para crear algo importante para la Bienal.

XVII Bienal de Flamenco. Teatro Lope de Vega. Deflamencas. Compañía de Marco Flores. Producción, dirección y coreografías: Marco Flores. Coreografías fandangos y nanas: Olga Pericet. Coreografía tangos: Guadalupe Torres. Baile: Marco Flores, Guadalupe Torres, Lidón Patiño y Vanesa Vento. Cantes: Mercedes Cortés y Fabiola Pérez. Toque: Antonia Jiménez y Bettina Flater. Música original: Antonia Jiménez. Dirección musical: Marco Flores y Antonia Jiménez. Entrada: casi lleno. Sevilla, 13 de septiembre de 2012.

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedIn

25 Comentarios

  • tomás Escrito el 13 septiembre, 2012 23:58

    Así da gusto,ha dicho lo que le parece sin ataques injustificados y con todo el respeto. Sin regalar elogios pero sin buscar el protagonismo. Una crítica justa y que cumple su función: da una idea perfecta de cómo fue el espectáculo. Un saludo.

    • lagazapera Escrito el 14 septiembre, 2012 08:12

      A Tomás: supongo que contar con hora y media para escribir una crítia, en vez de con cuarenta minutos, y el hecho de llegar al periódico más relajado, ayuda un poco. Se agradece el comentario.

  • Juan Carlos Escrito el 14 septiembre, 2012 08:12

    Tomás pero bueno ¿ahora vas tu a enseñar a Manuel a escribir sobre espectáculos? No veas… por que no haces una cosa… crea tu propio blog en donde hagas criticas a los críticos… y deja descansar un poquito al señor Manuel, te acuestas y te levantas pendiente de lo que Manuel escribes… ¿no tiene otra cosa que hacer? Esta bien que manifieste tu ideas pero… ¿tan seguido?
    Descansa un poquito… solo un poquito.

  • Tomás Escrito el 14 septiembre, 2012 08:57

    Supongo que sí. En cualquier caso y como muestra de que no entro aquí para atacar a nadie, cuando me gusta su crítica lo digo y cuando no también. Y esta me ha gustado (no vi el espectáculo, pero al leerla me hago una idea perfecta de cómo fue). Saludos.
    PD: me hubiera gustado leer su crítica al espectáculo de Jesús Mendez.

    • lagazapera Escrito el 14 septiembre, 2012 09:33

      A Tomás: Tengo un problema en todas las bienales: que solo puedo ver un espectáculo por día y tiene que ser siempre el primero: Maestranza, Lope de Vega, Central, el Alcázar… Me encantaría ir a los segundos espectáculos, pero es imposible porque estoy hasta las 12 o la 1 en el periódico, y comienzan a las 11. Por eso, cuando al acabar la Bienal me piden que haga un balance no suele hacerlo, o si lo hago opino solo de lo que yo haya visto, como es lógico.
      Saludos.

  • Paco de Cái Escrito el 14 septiembre, 2012 09:27

    No me puedo callar tengo que decir algo a ese SEÑOR TOMÁS, querido señor es que usted tiene que poner siempre la guinda en los trabajos de otros, porque no hace usted la critica y en un blog, que eso no cuesta nada, dice usted todo lo que sabe, a mi me parece que usted es uno de esos mandao por otros para torcer las criticas o es usted uno que no le gusta ese critico flamenco, como usted hay muchos, y quiere hacerle la vida imposible, por favor haga usted las criticas y dejese de poner guinditas a los pasteles.

  • Tomás Escrito el 14 septiembre, 2012 09:43

    Juan CArlos y Paco de Cái: os mandaría a paseo o a comeros algo de forma alargada y cilindrica, pero no lo hago porque esta no es mi casa, sino la de bohorquez. ¿Cuál es el problema? ¿Hay algo malo en mi comentario?Si digo lo que no me gusta, malo, si digo lo que me gusta malo también. ¿a qué vienen ustedes aqui? ¿sólo a decirle al critico lo bueno que es? Veo que son dos grandes entendios. Sr. Bohorquez, voy a seguir escribiendo cada vez que quiera pero le rogaría que no los publique, solo escribo aqui para que me lea usted, como modo de interrelacion entre crítica y público. el resto no me interesan, carajo.

    • lagazapera Escrito el 14 septiembre, 2012 10:01

      A Tomás: Puede seguir mandando los comentarios que quiera, que le serán publicados. Procure que no sean de este corte ya que no se los publicaré, porque son de mal gusto. Yo sé cuál es su juego, Tomás, Carlos o como se llame, y lo acepto. Por motivos que desconozco, sé que no le caigo bien y utiliza este blog para atizarme. Escondiendo su verdadera identidad, además, que conozco pero que no voy a desvelar aquí. No me importa. Podría eliminar los comentarios del blog y estaría en mi derecho, pero me gusta que los lectores participen. Incluso los que son tan pejigueras como usted. Solo le pido que cuide las formas.

  • Tomás Escrito el 14 septiembre, 2012 10:13

    Sr. Bohorquez: acabo de quedarme perplejo. Por varios motivos. Primero, perdón por el corte del comentario anterior (pero es que no sé porque me atacan sin haber dicho nada malo, sólo le felicitaba por su critica). Segundo, me llamo Tomás, ya me ha dicho dos veces lo de Carlos y no sé a qué viene. Tercero: no le conzco de nada, no me puede caer ni bien ni mal, no le conozco salvo por leerle y me gusta leerle (aunque no esté de acuerdo siempre). No pretendo atizar a nadie, solo participar y expresarme libremente (precisamente porque no le conozco). No escondo mi identidad, pero no creo que sea necesario darle mi dni y partida de bautismo para escribir aquí, ¿no? ¿Qué conoce mi verdadera identidad? ¿Y cuál es? ¿o cuál es la falsa? de verdad, estoy sorprendido y me temo que se está produciendo alguna confusión de la que estoy saliendo regular parado. Lo de pejiguera no sé como tomarmelo.De verdad, yo a usted no le conozco, si usted a mí sí, no hay ningun problema en decirlo.

    • lagazapera Escrito el 14 septiembre, 2012 10:27

      A Tomás: no sé si lo sabe, pero aunque alguien mande comentarios a este blog cambiando el nombre para despistar, sé quién es por su IP, que me aparece en el blog. Por tanto, sé desde dónde manda el comentario, bien cuando lo hace desde donde trabaja o desde su propio domicilio. Pero no se preocupe que nunca voy a desvelar aquí su identidad. Entre otras cosas porque no creo que le interese a nadie, además de que tiene el derecho a ocultarla, como hacen muchos otros lectores de La Gazapera. Es con la ventaja que juega. No hay que ser muy listo para darse cuenta de que tiene algo contra mí y me parece muy bien. No es el único, por cierto.

  • Juan Carlos Escrito el 14 septiembre, 2012 10:17

    Señor Tomas, me doy por mandado ya que has dicho que me mandarías. He de entender que… ¿esa es su actitud ante una critica de sus critica o una critica de sus opiniones? Lee mi texto a ver si yo le mando a comer algo… le mandaría si claro que le mandaría pero tan solo al espectáculo de ayer por la noche, de esta forma podrías hablar con mas propiedad de lo que escribe o deja de escribir el Señor Bohorquez. Es cómodo ¿en? desde su casita tranquilamente sin dar la cara y diciendo lo que le apetece. De su Facebook al menos y sabremos quien es. Este critico da la cara, ¿y usted? ¿quien es usted?… a ver muéstrese… o vas a seguir escondido tras sus palabras. El trabajo de la critica es duro señor Tomas, están ahí dando la cara y haciendo una labor necesaria para cualquier disciplina artística. Usted esta en el derecho de decir lo que le apetece pero siempre hay un equilibrio para todo. Descanse un poco y coja objetividad nuevamente para volver a opinar, no lo hagas gratuitamente y mandando a los demás a comer desechos (serán desechos… eso espero) cilíndricos y alargados.

  • Juan Carlos Escrito el 14 septiembre, 2012 10:35

    Querido Manuel veo que has preferido no publicar mi texto, lo entiendo lo dejo a su elección. Pero lo voy a cambiar un poco haber si de esta forma lo ves mas acorde.

    Señor Tomas, me doy por mandado ya que has dicho que me mandarías. He de entender que… ¿esa es su actitud ante una critica de sus critica o una critica de sus opiniones? Lee mi texto a ver si yo le mando a comer algo… le mandaría si claro que le mandaría pero tan solo al espectáculo de ayer por la noche, de esta forma podrías hablar con mas propiedad de lo que escribe o deja de escribir el Señor Bohorquez. Es cómodo ¿en? desde su casita tranquilamente sin dar la cara y diciendo lo que le apetece. De su Facebook al menos y sabremos quien es. Este critico da la cara, ¿y usted? ¿quien es usted?… a ver muéstrese… o vas a seguir escondido tras sus palabras. El trabajo de la critica es duro señor Tomas, están ahí dando la cara y haciendo una labor necesaria para cualquier disciplina artística. Usted esta en el derecho de decir lo que le apetece pero siempre hay un equilibrio para todo. Descanse un poco y coja objetividad nuevamente para volver a opinar.

    • lagazapera Escrito el 14 septiembre, 2012 10:56

      A Juan Carlos: no puedo contestar los comentarios al instante porque estoy haciendo otras cosas, Juan Carlos. A veces me aparto del ordenador. Ningún problema.

  • Tomás Escrito el 14 septiembre, 2012 10:39

    Sr. Bohorquez: con permiso, creo que se está aventurando demasiado. Todos mis comentarios enviados a este blog son desde alguno de los equipos de que disponemos en el lugar donde me encuentro, lugar en el que por cierto también hay otros aficionados y seguidores de ese blog, que también participan. No voy a crear ahora un debate sobre las IP dinámicas. MI identidad, efectivamente, no le interesa a nadie, por eso no registro más datos que mi nombre, Tomás. Como hacen muchos otros lectores. Dispone de mi email por si quiere hablar algo más. Estoy sorprendido y creo que esto solo se debe a haber dicho cosas que no le han gustado ni a usted ni a sus lectores. Le he visto de lejos cinco o seis veces en mi vida, no he intercambiado jamás una palabra con usted y puedo asgurarle que no tengo nada personal contra usted. cuando he tenido algo profesional (al hilo de sus criticas) se lo he dicho. Pa eso está la libertad, ¿no? Voy a seguir leyendo su blog, por descontado. Ahora, volver a escribir tendré que pensarmelo. siento que esto es como el disco del Lebrijano: persecución.

    • lagazapera Escrito el 14 septiembre, 2012 10:51

      A Tomás: Haga lo que quiera. Le recuerdo que hay muchos comentarios suyos en este blog y que sé desde dónde los manda. Sé quién es, pero no me importa y puede seguir mandando comentarios, criticando o elogiando lo que aquí se dice. Celebro que en su lugar de trabajo haya otros seguidores de La Gazapera -casi alcanzamos ya el medio millón de visitas en dos años-, pero solo le conozco a usted. De verdad que me gusta que participe porque, se lo digo en serio, eso me ayuda a hacer mejor las cosas. Me recuerda mucho a mi abuelo materno, que siempre me estaba riñendo, pero aprendí mucho de él. De usted también aprendo. Solo hay un problema: que a veces no puedo seguir su ritmo, porque me gusta contestar todos los comentarios.
      Saludos afectuosos.

  • Juan Carlos Escrito el 14 septiembre, 2012 10:41

    Ahora el pesado estoy siendo yo… pero es que me da mucho coraje de las personas (artistas) que cogen un seguido de gonorrea hacia los críticos. No se dan cuenta de la labor que se hace desde la critica. Ya me callo y espero un poco a volver a escribir si puedo… por que no siempre me aguanto.

    Señor Manuel sigue con su labor incomprendida pero muy necesaria.

  • Tomás Escrito el 14 septiembre, 2012 10:58

    A juan Carlos: lo siento, me he equivocado, no volverá a suceder. ¿Mejor así? Y yo estoy dando la cara tanto como tú, Juan Carlos.

  • Paco de Cái Escrito el 14 septiembre, 2012 11:12

    Mira señor Tomás porque no se lava usted la boca ante de decir esa atrocidades, yo no soy muy vegetariano, soy de Cái y solo conozco el pescao, que por cierto frito es algo exquisito, usted como es de campo seguramente le guste más la zanahoria y los nabos, que por cierto no es de mi gusto. Solo quiero decirle que si usted es periodista, como da a entender, porque no dice en que periodico trabaja para yo leer sus trabajos, pichita y deja que los demás trabajen.

  • Tomás Escrito el 14 septiembre, 2012 11:22

    Paco: no se preocupe, he sido muy malo. Ojalá estuviera en un periodico, que más quisiera yo, y no haciendo escritos estúpidos para jefes más estúpidos aún. no tengo nada más q hablar con usted, por favor, olvidese de mí. Y sí, me encantan las zanahorias, los pepinos, los calabacines, soy de campo y aún a pesar de habitantes como usted, amo a Cái. de verdad esto parece una pelicula de la guerra fria. Una única cosa más para la única persona en esta conversación cuya opinión me importa, Manuel Bohorquez: de verdad, creo q se está confundiendo conmigo. Podrá saber cómo me llamo (Tomás), podrá saber desde que IP escribo, mi email, pero ¿quién soy? ¿que importancia tiene eso? Solo soy un lector que lo admira pero no lo idolatra ni cree q esté por encima del bien y del mal. Salud, ante todo.

  • Valerio Escrito el 14 septiembre, 2012 12:02

    ¿Es posible un poco de respeto por el trabajo ajeno?
    El Sr. Bohorquez hace el suyo con suma valentía y “CRITERIO” (nunca mejor dicho).
    Siempre habrá defensores de los imposibles… y como defensores de los imposibles catalogo a quienes aprovechan el trabajo de unos (los críticos) y de otros (los artistas) para intentar dejar su marchamo de calidad y autoreivindicarse.
    Me sumo al criterio del Sr. Bohorquez e iría mucho mas lejos porque es desde dentro como mejor se comprenden algunas actitudes de los “artistas”…
    He conocido artistas generosos, artistas arrogantes, artistas humildes, artistas maleducados, artistas que tan solo se lo creen…
    ES PEOR UN PIROPO DESMERECIDO QUE UNA CRITICA DESFAVORABLE PERO OBJETIVA.

  • Juan Carlos Escrito el 14 septiembre, 2012 12:32

    AMEN VALERIO.

    Señor Tomas claro que si importa su identidad cuando se es tan seguido. Yo me llamo Juan Carlos Ogazón fotógrafo, búscame y me encontraras en internet. Ya no soy tan incógnito ahora usted… ¿no se atreves? ¿tienes algo que temer? No tienes por que darla pero ¿por que no? que puede pasar. Se debe mover usted por el mundo del flamenco bastante… sospecho que demasiado. a ver si se anima que ¡¡no pasa nada!!

  • Juan Luis Franco Pelayo Escrito el 14 septiembre, 2012 16:36

    ¡Que barbaridad! Los cosas que tiene uno que leer. Sinceramente, no tiene credibilidad quien se escuda en el anonimato para criticar (en un sentido u otro). Solamente en una etapa de mi vida me vi obligado a camuflarme civil y socialmente. Fue durante el Régimen Franquista y amparado por la necesaria clandestinidad. No se puede alterar la libertad de expresión de los demás (expuesta sin tapujos) amparandonos en el anonimato de la nuestra.Lamento mi radicalismo sobre estas cuestiones: aquel que expone sus criterios “camuflado” no merece ser tenido en cuenta. Curiosamente Santo Tomás de Aquino fue defenestrado en su día por buscar la transparencia de la Iglesia.¡Cosas veredes amigo Sancho! Saludos cordiales.

  • José Alcántara Escrito el 14 septiembre, 2012 18:35

    Pero hombre, Tomás, ¿a usted, o a ustedes, no le da vergüenza mandar a gente respetable a dónde muchos de los que aquí escribimos desearíamos que usted estuviera? Eche usted formalidad y no insulte a señores que han demostrado su categoría a lo largo de los casi 500.000 comentarios de este Bloc Bohorquiano que tanto beneficio está dejando al Flamenco, además sin costar un duro a los andaluces. Señor, aquí se está enseñando más flamenco que en cualquier sitio, y, que yo sepa, no hay ningún dios llamado Bohórquez, se puede no estar de acuerdo o criticar, pero con respeto, hombre. Muchos de los que escribimos aquí somos iconoclastas, no somos gregarios, entre otras cosas porque no nos pagan. Saludos cordiales.

  • Valerio Escrito el 14 septiembre, 2012 18:46

    Enhorabuena nuevamente al Sr. Bohorquez porque consigue que sus comentarios sean comentados…

  • Paco de Cái Escrito el 14 septiembre, 2012 21:35

    Manuel te pido otra vez mil y más porque esta son las últimas palabras mias para el Tomás de Aqui no.
    Señor Tomás me parece un poco extraño que usted se dirija a mi llamandome Paco a seca ¿es que usted me conoce? ha leer sus escritos me he puesto a pensar, los escritos que usted me ha mandado, que la forma de expresarse parece que algo me suena y le digo porque, ya otra persona que tuvo que mandarme algo parecido a lo que usted me ha mandado a mi, el último mensaje, que era malo por haberme tratado mal y que no queria saber más de mi y que lo olvidara. Entonces yo me digo este Tomás es un testaferro de otro que es quien manda, porque tanta casualidades no puede ser.
    yo desde luego te voy a olvidar para siempre señor Tomás, pero no se te ocurra hacer lo que esta haciendo porque voy a decir, casi seguro quien esta detrás de usted. A mi me parece que usted tambien es de Cádiz. Adios y hasta siempre.

Escribir comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *