Los animales que andamos de pie

Mi perro Surco, por el que daría la vida hoy mismo.

Mi hermoso perro Surco, por el que daría la vida hoy mismo.

Los animales aprenden acerca de su entorno por medio de sus sistemas sensoriales. En general, esos métodos responden a una de cuatro cosas: luz, presión mecánica, temperatura y concentraciones químicas. Los cinco sentidos del ser humano, por ejemplo, son la vista, que detecta la luz; el olfato y el gusto, que revelan los productos químicos; y el tacto y el oído, que descubren la presión y las vibraciones. Los animales que andamos de pie no tenemos sensor especializado en la temperatura, como tienen los cuadrúpedos. El científico James Trefil dijo que, por esta razón, el termómetro no se inventó hasta el siglo XVII. ¿No será esta diferencia con nuestros hermanos cuadrúpedos, los caninos, la que nos hace maltratarlos y hasta asesinarlos de mala manera? En vez de averiguar cuántas lentes tienen los ojos de las libélulas o dónde tienen las orejas los grillos y los langostinos de Sanlúcar, ¿por qué los científicos no tratan de averiguar la razón de que en este santo país que es España maltratemos tanto a los animales? La temperatura es crucial para el cariño entre las personas, aunque no tengamos sensor. Si se siente atraído por una mujer y al abrazarla descubre que es de Pescanova, la empatía es imposible. En cambio, si al abrazarla siente el calor húmedo de su cuerpo y ella detecta el suyo, puede ser el comienzo de una bonita historia de amor. A esos galgueros que cuelgan a los galgos cuando se les van tres liebres seguidas les pediría que un minuto antes de cometer tan execrable asesinato abracen al animal. Notarán su temperatura y, quién sabe, a lo mejor deciden perdonarle la vida al indefenso amigo y, aunque ya no alcance liebres, darle una vida digna. La primera vez que tuve en mis manos a mi perro Surco sentí la imperiosa necesidad de abrazarlo y, al envolverlo con mis brazos, la temperatura de su cuerpo se fundió con la del mío y en ese justo instante nació entre los dos una hermosa historia de amor. Solo de pensar que alguien algún día pudiera hacerle daño, atormenta mi existencia. Y no es un miedo gratuito, porque España es un país con la atávica costumbre de maltratar a los animales en fiestas populares, unas veces para comérselos y otras para alcanzar un extraño orgasmo viendo cómo cae una pava desde un campanario o le extirpan la cabeza a un pollo que cuelga de una cuerda, desde un caballo. Cuando Sánchez Dragó dijo que sentía vergüenza de ser español creo que lo dijo por otras razones y no por el maltrato a los animales. Cada vez que veo esas fiestas populares en las que mortifican o matan a animales indefensos, consentidas por todos los gobiernos, de todos los colores políticos, reconozco que tampoco me hubiera importado haber nacido en otro país. Pero ni mi perro Surco ni yo nos hemos planteado aún emigrar a otro lugar del mundo, aun a sabiendas del riesgo que corremos en España.

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedIn

10 Comentarios

  • esperanza Escrito el 19 marzo, 2013 11:33

    Que perro más bonito,yo también tengo uno, pero más pequeño. ¡Son tan fieles y también los quiero mucho!
    Un abrazo

    • lagazapera Escrito el 19 marzo, 2013 11:36

      A Esperanza: Un abrazo, amiga. Espero que todo vaya bien por tu casa.

    • lagazapera Escrito el 20 marzo, 2013 10:24

      A Esperanza: ¿A que es guapo? Ahora tiene un año más y está que no veas. Un abrazo, Esperanza.

  • Patricia Escrito el 19 marzo, 2013 16:46

    Estimado Manuel,
    me duele pensar que un país que a mi me encanta tanto todavia permite que se hagan fiestas y celebraciones llenas de sufrimiento animal. Sé que donde vivo también lo hay, pero por acá puedo luchar para que esto un día llegue se acabe.
    Saludos desde Brasil!

  • Carmen Arjona Escrito el 19 marzo, 2013 20:18

    Qué gran verdad, amigo. El calor, por encima y además de la química está el calor compartido. Ese grado de temperatura que templa el ánimo y aproxima voluntades.
    Quizás algún día en este país no sean necesarios los movimientos en defensa de los animales porque ya no exista el maltrato, ni a bípedos ni a cuadrúpedos. ¡Ojalá sea pronto! Yo no pierdo las esperanzas.
    Saludos, gazaperos.

  • Paco de Cái Escrito el 19 marzo, 2013 20:30

    Manuel aunque tu sabe que ya escribi una vez algo sobre tu lindo perro, hoy sigo diciendo lo mismo de tu gran amor como te dije esa vez en ese libro-recopilación de tus trabajos. Tambien creo haberte mandado algo de lo que se hace en Extremadura con la piel de perro instrumentos musicales, por ejemplo, la pandereta, desde entonces, no solo a Dios no le gusta los pestiños, a mi tampoco porque la pandereta se toca en mi tierra en tiempo de comer pestiños y desde que lei esa cronica, que te la mande, no canto ni villancicos, ni toco pandereta, ni como pestiños. Un abrazo amigo y otro a tu perro.

  • Felipe M. Chica Escrito el 20 marzo, 2013 10:14

    Ok, Manolito. Esas fiestas “tradicionales” (todas, ¿eh?) que utilizan el dolor (de otro, claro) para esos orgasmos en comunión, tienen un fondo psicológico: su definición creo que se llama sadismo.

    • lagazapera Escrito el 20 marzo, 2013 10:25

      A Felipe M. Chica: Buenos días, maestro. Pues sí, sadismo puro. Lástima de país. A ver si te dejas caer más por estas tierras, que sabes que se te quiere mucho. Un abrazo.

  • bilcody – Manolo Montero Escrito el 1 abril, 2013 14:58

    Yo tengo un airedale terrier, que también es grande y siento lo mismo que dices, necesidad de abrazarlo. Lo que ocurre es que cuando lo hago, él (élla), siente la necesidad de pegarme un muerdo para llevarse por delante la nariz(de cariño), así que tenemos que ir con cuidado, ambos.
    Un abrazo de @bilcody1

    • lagazapera Escrito el 1 abril, 2013 23:25

      A Manolo Montoro: Jajajaja. Te cuidado. Precioso perro, por cierto. Un abrazo.

Escribir comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

istanbul escortistanbul escortistanbul escortistanbul escortistanbul escortistanbul escortistanbul escort
istanbul escortistanbul escortistanbul escortistanbul escortistanbul escortistanbul escortistanbul escort
istanbul escortsistanbul escortsistanbul escortsistanbul escortsistanbul escorts
istanbul escortistanbul escortistanbul escortistanbul escortistanbul escortistanbul escortistanbul escort