La mutación de Pepe Bono

bono_canizares-2

Como político ha tenido su sello. Pero como palmero es impagable.

Esta mañana he escuchado decir a José Bono, el expresidente del Congreso de los Diputados, quien ya no ocupa cargo político alguno, algo que me ha sorprendido. Desconozco si se ha pasado con la medicación, algún alucinógeno sin receta o la ingesta de un yogur caducado, pero ha dicho que se alegrará de que “le salgan bien las cosas al Gobierno”. Incluso es partidario de que su partido deje gobernar al PP en Andalucía, antes que pactar con el de Sánchez Gordillo y “sus ideas estalinistas”. Ahí queda eso. Así, sin despeinarse siquiera y recién salido del sobre. Eso es mirar por España y por la política, que, al fin y al cabo, el abultado patrimonio que ha acumulado se lo debe a ella. Luego ha hablado mucho sobre la travesura del Rey en Botsuana, que es el tema que prima estos días, queriéndonos convencer de lo importante que ha sido Don Juan Carlos para nuestro país, recordándonos su postura ante el golpe militar del 23-F. Ahí se la jugó el monarca, las cosas como son, porque se puso de parte de los demócratas. Si llega a ponerse del lado de los fascistas y hubiese fracasado la aventura militar habría acabado en el paredón. Del que no se habría librado tampoco si hubiera triunfado el golpe, al ponerse de parte del pueblo. José Bono adora a Don Juan Carlos a pesar de que “no nací monárquico”, lo que quiere decir que ahora lo es hasta las cachas, porque el monárquico no nace siéndolo, salvo los de sangre añil. Se hace con el tiempo, algo que es tan respetable como no serlo, aunque lo primero esté mejor considerado en Televisión Española. Tratando de justificar lo inexcusable, el político manchego ha llegado a tildar de “posible error” la cacería del monarca, en un gesto de valentía sin parangón. Este no es Pepe Bono, que nos lo han cambiado. No hay nada como dejar la política activa, el cargo, para ser un buen político, aunque su mutación haya sido sencillamente espectacular porque ha pasado de ser un socialista convencido al convencimiento de que ni él mismo sabe ya lo que es. Ni falta que le hace.

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedIn

4 Comentarios

  • Emilio P. Escrito el 18 abril, 2012 09:14

    Amigo Bohórquez,el Sr Bono,para ser buen socialista tiene un lastre muy pesado y es su sentido de la religiosidad;o sea en él predomina lo subjetivo y aplica la razón sólo de vez en cuando.Si al menos hubiese militado en aquél pastiche que se llamó “cristianos por el socialismo”,estaria justificado.
    Pero el viene de la vieja escuela,su pasión religiosa,su carga temerosa en el más allá,su creencia desmesurada en el alma incorpórea,le obnubila para aplicar una politica práctica.
    En fin cada uno es como es
    Un abrazo

    • lagazapera Escrito el 18 abril, 2012 09:34

      A Emilio P: Cada un es cada uno, que decía El Guerra, el torero cordobés. No es mal político, pero es mejor palmero. En la foto lo vemos haciéndole compás a Cañizares, y no precisamete al guitarrista Catalán.
      Un abrazo, maestro.

  • El Coronel Escrito el 18 abril, 2012 21:03

    Que podiamos esperar de este “meapilas” que le falta poco para pasarse al PP. No olvidar que en el Congreso bligaba a los diputados a llevar corbata, como si la corbata fuera relevante.
    ¡Ojala! Estuviera Gordillo en algun cargo de responsabilidad de Gobierno Autonomico o incluso nacional.
    Salud

    • lagazapera Escrito el 18 abril, 2012 21:21

      A El Coronel: Lo de Gordillo es imposible, amigo. Acabará yéndose de IU.
      Un abrazo.

Escribir comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *