La felicidad cabe en un vaso de mosto

A los hermanos Acevedo

Truja

'La Truja' es un lugar mágico. Fotografía: Quico Pérez-Ventana.

Cada vez que voy a almorzar a La Truja, en Palomares del Río, siento una profunda emoción. Todo es atravesar el dintel de su centenaria puerta y recuerdo cuando de niño jugaba con los hijos de Ana en el granero y me subía a las piedras de molino como el que escalaba el Mulhacén. Ana tenía una tienda de ultramarinos en la hacienda y muchas veces, en los minutos que teníamos de recreo en el colegio que estuvo en el Zurraque, algunos de sus hijos -sobre todo Manolito y Celestino-, aprovechaban para acudir a la tienda y embaular un bocadillo de mortadela con más volantes que una bata de cola de Juana la Macarrona. ¡Cuántos bocadillos le debo a esta familia! Ana era una estupenda mujer y su marido, unos veinte años mayor que ella, un señor muy trabajador y muy serio, de los de aquella época. El matrimonio ya ha fallecido, pero sus cinco hijos siguen viviendo en Palomares y cuatro de ellos regentan La Truja, una hacienda de seis siglos de historia en la que se puede degustar la típica cocina del Aljarafe mientras gozas viendo aperos de labranza colgados en las paredes del hermoso y amplio local y el sol hace que la cal del patio resplandezca. Ya mismo comienza la época del mosto y soy de los que un par de veces al mes me dejo caer por este lugar y otros del Aljarafe, donde el sol brilla de un modo especial en esta época del año. La felicidad no tiene un tamaño concreto, puede caber en un vaso de mosto o en un campo de trigo, siendo la misma felicidad. Cada vez que voy a La Truja a tomar unos mostos salgo del mesón con mejor cara, porque es como si regresara a la infancia y jugara de nuevo en su hermoso patio, su granero y sus piedras de molino, los días de sol. Desde niño he tenido la mala costumbre de ser infeliz, pero he descubierto -creo que a tiempo- que no hay que fijarse en quienes son más felices que nosotros, sino en los que son más desgraciados. No descuiden nunca el deber que tienen de amar la vida.

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedIn

12 Comentarios

  • angel Vela Nieto Escrito el 19 octubre, 2010 17:36

    Conozco el local y es altamente recomendable. Nuestro común Antonio Badía es otro devoto de ese palacio popular (no es contradicción) del mosto.
    Manolo: ¿Existía en Palomares un lugar llamado Zurraque? Si vas al Diccionario comprobarás que no es vocablo registrado por la Academia. O sea un misterio a pesar de que existen otros “Zurraques” en ciudades distintas. Sería interesante saber el origen de ese nombre en tu querida Palomares.

    • lagazapera Escrito el 19 octubre, 2010 17:53

      Badía era un cliente habitual, pero últimamente va poco a La Truja. También iba mucho Manuel Gerena. ¡Menudas jornadas hemos echado los tres en este lugar! Desconozco el origen del nombre de la calle Zurraque, en Palomares. Es una calle cuyas casas dan al campo, y en ella estuvo el colegio al que fui desde los 5 a los 10 años. Luego nos llevaron a El Cerro, de Coria del Río. Te prometo que haré por enterarme, porque a mí siempre me llamó la atención la coincidencia del nombre de esta calle y ese lugar de Triana de tanto sabor a soleares alfareras.
      Un abrazo, Ángel.

  • Quico Pérez-Ventana Escrito el 19 octubre, 2010 21:23

    El Día del Pilar estuve en La Truja celebrando el santo de mi esposa. Tras dar cuenta de la cola de toro, le pregunté al dueño por la preciosa radio de válvulas que hay sobre el dintel de la puerta de entrada. Me dijo que era de su familia y que en su día sintonizaba Radio Moscú. Tremendo dato. También me enseñó un antiguo reloj de cuerda que exhibe en una estantería tras la barra. Una maravilla. La Truja es un rinconcito paradisiaco del Aljarafe que descubrí hace muchos años cuando a mi amigo del alma le nombraron hijo adoptivo de Palomares. Aquella noche vi bailar en la distancia corta a Esperanza Fernández con su padre al cante y comprendí dos cosas: que lo mío no es tocar las palmas y que mi amigo, además de crítico flamenco, es flamenco, porque el flamenco le acompaña en los mejores momentos de su vida.
    Por cierto, la foto de arriba la hice el día que nos pegamos un homenaje con mi cuñado Nacho con motivo de la publicación del libro del Canario. Uno de esos momentos que nos llevaremos a San Jerónimo.

    • lagazapera Escrito el 19 octubre, 2010 22:21

      Gracias, hermano Quico. Lo de San Jerónimo será lo último que hagamos en esta vida, ¿verdad? Hemos pasado buenos momentos en La Truja, y los que nos quedan que pasar. Es un sitio agradable, que a mí me hacer recordar lo feliz que fui en ese pueblo, aunque hubo también momentos duros.
      Saludos a la familia.

  • Juan Antonio Valderrama Escrito el 21 octubre, 2010 17:49

    Buena pinta tiene desde luego. De esos sitios que terminado el condumio a uno le entran ganas de apretarse unos abandolaos frasquito yerbabuena. Hace poco estuve en un lugar del Aljarafe de cuyo nombre no quiero acordarme y me mandaron callar. Por un momento pensé que era Martín Martín, por el bigote y la mala baba que gasta el señor, pero el tipo es del mismo Bilbao y no le toca nada a nuestro querido M M M. Y es que se están perdiendo las buenas costumbres, Manuel, a ver si me llevas a La Truja y me saco la espinita. Como tienes amistad, igual nos dejan echar unos cantecitos a media voz, sin molestar.
    Y llévate al perro, por lo que pueda pasar…
    Un abrazo

    • lagazapera Escrito el 23 octubre, 2010 15:25

      Perdona la tardanza, Juan Antonio, pero es que he estado fuera unos días. Habrá que tomarse un mostito cuando llegue el frío. Un abrazo.

  • juan vargas valencia Escrito el 22 octubre, 2010 15:48

    hola que tal señor Bohorquez,quisiera hacerle un comentario,soy un gitano de Lebrija aficionado al cante gitano sobre todas las cosas,para mi es el pellizco, el momento,el escalofrio,la pasion,la ducas, lo quequiero decir que se lo que me gusta siempre,no solo por gustarme el cante gitano,respeto al cante de los gachos, siempre que se haga con respeto.loque me gustaria que explicara ,es porque unas veces dice usted en su periodico, que poveda ,es el cantaor de oro de esta epoca, y otras que cualquiera lo coge en una reunion de cabales y cualquiera le da paliza, me gustaria que me contestase,un saludo

    • lagazapera Escrito el 23 octubre, 2010 15:33

      Yo nunca he dicho que Miguel Poveda sea “el cantaor de oro de esta época”, no sé dónde lo ha leído. Habré dicho que ahora es la figura, y de eso no hay duda, aunque para mí no lo sea. Respeto todas las opiniones, pero para mí Poveda es sólo un buen cantaor, y un gran imitador. Pero está claro que ahora mismo es el que manda en el ruedo flamenco. Es una cuestión de gustos, amigo.
      Saludos.

  • juan vargas valencia Escrito el 23 octubre, 2010 16:02

    pues como le comente , en su periodico, es mas usted comentaba en ese articulo que solo arcangel alguna vez,podia hacerle sombra,soy de la opinion de que no solo poveda sino que toda la mayoria lo son a no ser que como yo he visto y mis padres ,mis abuelos, han escuchao en casa el cante eso no es imitar ,cuando lo hacen por expiencia

    • lagazapera Escrito el 24 octubre, 2010 23:25

      Es posible, Juan. Alguna vez le he hecho críticas buenas a Poveda, claro que sí, aunque no recuerdo haberle dicho algo parecido. Ahora es el número uno, por diversas razones, y Arcángel se ha visto superado por él de una manera contundente. No le niego el éxito a Poveda, aunque creo que está sobrevalorado.
      Gracias, y un abrazo.

  • franmmartin Escrito el 23 octubre, 2010 18:23

    Manuel ayer viernes estuve en Palomares y no paré hasta dar con La Truja ,nada más que del coraje que me ha dado que yo dándomelas de “enterao del Aljarafe” no tuviera conocimiento de su existencia.
    Y dí con ella y retraté su puerta,porque era por la mañana y estaba cerrada,y retraté la preciosa y semiderruída Hacienda a la que se adosa y me prometí conviar allí al estilo de los cantaores al salir en los Festivales:(Primero ésto después lo otro y luego lo que ustedes pidan) al amigo que me la ha descubierto .Así que ya sabes.
    Un saludo

    • lagazapera Escrito el 23 octubre, 2010 22:39

      En cuanto llegue el mosto, con el frío, estaremos allí para tomarnos unos vasitos. Estoy preparando un encuentro de gazaperos/as, por lo del primer año del blog, y podría ser un buen sitio. Estoy viendo la fecha más idónea. Ya la sabreís.
      Un abrazo.

Escribir comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *