Gala de los Goya: estamos como la Chata

España es en la actualidad un país triste, aunque creamos que no. Lo he comprobado viendo la Gala de los Goya, un coñazo de tomo y lomo, salvo por momentos como los de Terele Pávez, David Trueba y Jaime de Armiñán. Y, sobre todo, por ese siempre tan emotivo que nos recuerda a los que se fueron. La industria del cine está como la Chata, los actores solo quieren trabajar, que es lo suyo, los directores dirigir y los productores producir. Más de seis años de crisis y décadas de corrupción y el cine español ni se entera. Muchas críticas a los gobiernos de turno, con traje caro y palomita, en la Gala, pero poca crítica de verdad para que quede en la filmografía del país y sea el testigo de una época política nefasta. El cine está para eso, además de para devorar palomitas y comerse los morros en una butaca hirviendo. En el país del humor y el ingenio, como es España -o lo era hace años-, esta gala tan aburrida nos ha servido para acabar de convencernos de que estamos muy mal.

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedIn

1 Comentario

  • M Escrito el 14 febrero, 2014 19:43

    La productora sevillana Mundoficción rodó hace un par de años “El mundo es nuestro”. Recibió multitud de premios en festivales como el de Málaga. Fue la película española que más tiempo permaneció en cartelera en su año. Tremendo éxito de crítica y público. Ni una sola nominación a los Goya.

    No es que no se haga buen cine crítico contra el gobierno, es que ese, precisamente, se intenta ocultar.

Escribir comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *