El sueño puteado

En España somos muy dados a hacer importantes a los muertos y a putear a los vivos. Es algo que está en nuestra piel de toro desde hace siglos y siglos, y ahí está nuestra historia para quienes quieran conocerla. Primero te quemo, te ahorco o te fusilo por tus ideas y luego te hago santo, te inmortalizo en bronce o te pongo un aeropuerto a tu nombre. Y, además, voy a tu funeral y busco una cámara para que vean todos lo que tu muerte me ha dolido. Puta España. Me ha conmovido la muerte del expresidente Adolfo Suárez no solo porque fue un político valiente, honrado y con vergüenza, sino porque lideró una etapa de cambio en España y yo tenía 17 años cuando murió Franco. Por tanto, sufrí en mis carnes y en la de mi familia a aquel dictador sin piedad al que todavía algunos quieren resucitar. Y Suárez, con otros tantos, de izquierdas y de derechas, era para mí aquel hombre que intentó sentar las bases de una España que quiso mirar al futuro con optimismo y sin remover demasiado el pasado. Hizo cosas muy buenas y, supongo, cosas menos buenas. Todo no sería tan bueno cuando hoy tenemos la España que tenemos, con una clase política plagada de rateros, una banca que estafa y engaña, la Iglesia que no cambia y el capitalismo de siempre, o peor que siempre, aunque disfrazado. Y una monarquía putrefacta. A lo mejor es que no le dieron tiempo para acabar su gran obra, pero algo tuvo que ver Suárez en esto que tenemos hoy. Suárez y todos los presidentes que vinieron luego, que hoy son ricos y ahora lloran la muerte del amigo puteado. Esta es la España que tenemos, la que nos han diseñado y la que hemos aceptado todos. Reconozco que ha corrido alguna lágrima por mis mejillas por la muerte de Adolfo Suárez, pero no solo por la pérdida del hombre, que es ley de vida, sino por la de aquel sueño que casi se hizo realidad.

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedIn

4 Comentarios

  • Felipe Escrito el 25 marzo, 2014 15:32

    Hola Manuel.
    Te leo desde hace tiempo y nunca me he decidido a escribirte. Primero de todo, enhorabuena por continuar publicando tus diversos artículos y columnas en el blog, pues los que vivimos fuera de Andalucía lo agradecemos. Y en segundo lugar, ánimo, mucho ánimo, que falta hace en estos tiempos.

    He intentado localizar tu correo para enviarte unas cosas que, sin buscarlas, he ido encontrando por los archivos y creo que te pueden interesar. ¿Cómo hago para enviártelos?

    Lo dicho. Ánimo y a seguir escribiendo, que yo seguiré leyéndote.

    • lagazapera Escrito el 25 marzo, 2014 17:28

      A Felipe: Gracias, amigo. Si tu correo es el que me aparece en tu comentario, o sea, en en el blog, me lo dices y te mando el mío. Un abrazo.

  • santiago Escrito el 26 marzo, 2014 23:04

    Ya se sabe, estas cosas son muy cristianas……lo de cruzificar para luego santificar y eso

  • salvador Escrito el 29 marzo, 2014 13:40

    Manuel,un viajito me ha tenido alejado del ordenador unos días,así que tras leer tú comentario me pongo a escribir.Estoy de acuerdo contigo con respecto a Suárez,pero como este País está plagado de HIPÓCRITAS y FALSOS,pues han corrido como posesos a la foto y ¿demostrar? un dolor que no han sentido,pero han quedado de puta madre, delante de las televisiones.Es la España que tenemos,y al paso que vamos,me temo que volverán los grises a cabalgar,el señorito a caballo por el pueblo y los pobres a las cartillas de racionamiento.Saludos

Escribir comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *