El Maestro lucha por su vida

imagesAl Maestro Enrique

Llevo dos días sin dormir, desde que supe que el maestro Enrique Morente estuvo a punto de dejarnos para siempre en un hospital madrileño. Muchos sabéis mi amistad con el maestro, una amistad sana desde hace muchos años, desde que el pintor Antonio Badía me lo presentó en Madrid a finales de los ochenta. Nunca he escondido mi admiración por este gran artista del cante, a pesar de que los críticos tenemos que aparentar que los admiramos a todos por igual. Enrique es el artista más grande que he conocido y le quiero como a un hermano. Ahora mismo me cambiaría por él para librarle de todo lo que está pasando, de esas ducas tan malas que tiene su cuerpo, como dice la añeja seguiriya. No soy una persona muy creyente, pero llevo dos días rezando por él porque, si grande es como artista del cante, es más grande aún como persona. No es el momento de contar aquí sus enormes virtudes. Sólo le pido a Dios que le ayude a superar este trance, que le dé fuerzas para que siga con nosotros muchos años más, que le apoye en su pelea. El maestro es un roble, como lo fue su maestro Matrona. Estoy seguro de que no va a arrojar la toalla, de que se aferrará a la vida para no dejarnos huérfanos de su magisterio. Las últimas noticias no son precisamente tranquilizadoras, porque persiste la extrema gravedad, de ahí que os pida a todos que penséis en él para transmitirle fuerza y mucho cariño. Acabo de hablar con Mayte Martín y me ha dicho que en su actuación en El Molino, del pasado día 23 de noviembre, “estaba ya malo”. A pesar de ir malo, el maestro ofreció un gran concierto de cante jondo.

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedIn

23 Comentarios

  • Hendrix Escrito el 8 diciembre, 2010 14:42

    Le mando fuerzas al maestro para que pueda salir de esta..espero volverlo a haber en el escenario haciendo lo que mejor sabe,y los que amamos este arte podamos disfrutar de uno de los pocos grandes que nos quedan. le mando fuerzas para que siga adelante este praticarca que nos queda.

    • lagazapera Escrito el 8 diciembre, 2010 14:52

      A Hendrix: Gracias, amigo. Un abrazo.

  • José Alcántara Escrito el 8 diciembre, 2010 14:54

    Yo también pido, a mi manera de no creyente, para que se recupere y salga de este mal trance el maestro Morente.
    Saludos.

    • lagazapera Escrito el 8 diciembre, 2010 14:56

      A José Alcántara: ¡Menudo trance, Alcántara! La cosa está fea, pero hay que creer en los milagros.

  • Canela Escrito el 8 diciembre, 2010 15:04

    Animo maestro!! me confieso un enfermo del maestro, tanto es así que lo tengo como fondo de pantalla del ordenador, cada vez que lo escucho descubro cosas nuevas!!
    Fuerza maestro.

    • lagazapera Escrito el 8 diciembre, 2010 17:22

      A Canela: A mí me pasa igual que a ti. Eso sólo ocurre cuando se escucha a uno de los grandes.

  • mario Escrito el 8 diciembre, 2010 15:53

    Nadie nos enseña a amar mas la libertad que Enrique Morente.Maestro,ponte bueno,te necesitamos.

    • lagazapera Escrito el 8 diciembre, 2010 17:23

      A Mario: Es la voz libre, Mario. Balbino Gutiérrez, su biógrafo, lo definió muy bien.

  • javier Escrito el 8 diciembre, 2010 16:22

    Espero que el maestro se ponga bien pronto, le mando toda mi fuerza y energia. Y a ti Manolo mucho animo y fuerza tambien que se lo importante que es para ti Morente.
    Un abrazo,
    Javier

    • lagazapera Escrito el 8 diciembre, 2010 17:24

      A Javier: No so momentos fáciles, Javier. Muchas gracias.

  • luis chacón Escrito el 8 diciembre, 2010 17:29

    ¡Va a salir de esta!.¡SEGURO!
    No es esta su hora.No así.
    Enrique no se va a ir todavía.
    Volveremos a reirnos con sus guiños y sus susurros.
    Tened FE.El cielo puede esperar.
    Un fuerte abrazo familia flamenca.

    • lagazapera Escrito el 8 diciembre, 2010 17:32

      A Luis Chacón: Gracias, Luis. Un abrazo.

  • Paco Mármol Escrito el 8 diciembre, 2010 17:32

    Yo confío en que saldrá adelante Enrique, dado lo fuerte que es.

    Me acuerdo la primera vez que lo vi, en un Recital, mano a mano con José Menese, en el Paseo de los Tristes de Granada, allá por el año 67. Fuimos varios amigos desde La Puebla y fue una de las noches grandes de Cante. Pepe y Enrique (que tienen la misma edad) tenían una gran rivalidad, por ver quién quedaba mejor, cuando cantaban juntos.

    Las noticias que dan, es que se encuentra grave, pero estable, por lo que se deduce que saldrá de ésta.
    Dios así lo quiera, y que podamos seguir admirando su grandísimo Arte y sabiduría flamenca.

    • lagazapera Escrito el 8 diciembre, 2010 17:38

      A Paco Mármol: Menese y Enrique no se tienen mucho apego, pero cada uno -soy amigo de los dos- sabe lo que vale el otro. Son dos catedrales del cante, cada uno en su estilo. Va a ser una noche muy larga, amigo Paco.
      Un abrazo.

  • mario Escrito el 9 diciembre, 2010 00:50

    a balbino el que le dió el titulo fuí yo.pues eso. Amo la libertad del maestro,por eso soy libre.y no es momento.

    • lagazapera Escrito el 9 diciembre, 2010 09:02

      A Mario: Estupendo, Mario. Bonito título.

  • Paco Mármol Escrito el 9 diciembre, 2010 09:52

    Manuel, aunque Enrique y Pepe no se tengan mucho apego (dada la rivalidad que siempre hubo entre ambos) yo se que Menese en estos momentos está muy afectado por todo lo le que está pasando a Enrique y aunque no sea muy creyente, seguro que a su modo rezará al Nazareno de La Puebla para que se reponga pronto el gran Maestro granadino.

    • lagazapera Escrito el 9 diciembre, 2010 10:44

      A Paco Mármol: Lo sé, amigo Paco. Conozco a Menese muy bien y sé de su humanidad y gran corazón. Comprendo que esté apenado por el estado de Enrique. Una cosa es la rivalidad y otra, distinta, es la falta de sentimientos.
      Gracias, Paco.

  • Carmen.Arjona Escrito el 9 diciembre, 2010 18:34

    ¡Vaya varapalos nos está dando la providencia con nuestros preciados flamencos! Vamos de susto en susto. Pongo todas mis fuerzas en la pronta curación del maestro Morente.
    Tanto Morente como Menese son dos personas de una enorme sensibilidad, de ahí la calidad cantaora y enriquecedora de ambos. Que hayan sido rivales sobre las tablas ha sido buena cosa para que uno y otro se creciera para superarse. Y de eso nos hemos beneficiado todos. Pero son “de la misma quinta”, los dos han compartido muchos buenos y malos momentos en el difícil arte de lo jondo. No es difícil imaginarse a Menese recordando todos esos momentos que ahora darían para un libro. Porque estas cosas son así.
    ¿Rivales? Yo diría amigos en la libertad que ambos han defendido siempre con su garganta ¿Cómo no va a estar abatido Menese con la gravedad de la noticia?
    ¡Quiero que la providencia nos permita disfrutarlo muchos años más!
    ¡Ponte bueno, Morente!

    • lagazapera Escrito el 9 diciembre, 2010 20:55

      A Carmen Arjona: En la variedad está la riqueza de este arte, amiga Carmen. Imagínate que aburrido sería esto si todos cantaran como Menese o Morente. ¡Que dos pedazos de cantaores y artistas!
      Saludos.

  • Balbino Gutiérrez Escrito el 18 diciembre, 2010 01:20

    Amigos de la Gazapera: hemos vivido una semana de dolor desde el día 6 de diciembre, y a partir del lunes 13, al dolor se ha juntado la rabia. Una rabia permanente por la muerte del maestro Morente. Alguien me dijo ese lunes fatídico: ” Si es que no le tocaba”, claro que no le tocaba¡¡ Pero Enrique Morente seguirá viviendo en el flamenco, en el arte y en el ejemplo de honradez y sabiduría.
    y quiero añadir el siguiente texto que he escrito hoy:

    Enrique Morente, el afrancesado

    Pasados los días preceptivos de duelo durante los cuales me ha resultado imposible e impúdico verbalizar públicamente mis recuerdos y sentimientos sobre mi amigo y maestro Enrique Morente, rompo el silencio para recordar que hoy día 17 de diciembre a las 20 horas iba a imponérsele en la Embajada de Francia de Madrid las insignias de Chevalier dans l’Ordre National de la Légion d’Honneur. La noticia de tan importante distinción me la comunicó el maestro mediante conversación telefónica – desgraciadamente la última vez que pude hablar con él- y se mostraba especialmente contento por la concesión del galardón. Le pregunté el porqué de su satisfacción cuando en otras ocasiones con importantes premios se había manifestado más moderada, y me respondió con su proverbial ironía lo siguiente: “seguramente porque siempre he sido bastante afrancesado”.
    La realidad es que además de su afición por la cultura, el arte y la lengua de Francia -le gustaba pronunciar y utilizar algunas frases usuales, adoraba la pintura de Renoir entre la de otros maestros impresionistas, o el requiem de Gabriel Fauré-, una parte sustancial de la carrera de Morente ha tenido lugar en Francia. Sus recitales en el Olympia, el Théâtre de la Villette o en el de Chaillot, en Paris. Sus numerosas giras por ciudades como Lyon, Toulouse, Nimes, Marsella, Burdeos, etc… En Francia grabó uno de sus discos más ortodoxos “Essences flamencas”, en el sello galo Auvidis auspiciado por la Asociación Flamenco en France, y también estrenó su magnífica “Misa Flamenca” en la abadía de Fontfroide, Normandía, y más tarde en la Basilica de Saint Dénis. Morente cantó en compás de solea por bulerías y aire de vals, y en francés, una canción de Georges Brassens, le petit joueur de fllûteau en un disco para una asociación benéfica, grabado en Granada, en el que participaba un coro de niños y niñas franco-españoles, entre los que se encotraba su hija Estrella.
    La última demostración de cariño a la afición de Francia del genial cantaor fallecido, ocurrió el 16 de abril de este mismo año en el Festival de “Banlieues Bleues”, en el sur de París -que tuvo el valor de incluir en su programación de 1997 un concierto con el “Omega”-. Las cenizas del volcán islandés, de nombre impronunciable, impidieron a Miguel Poveda, también en el cartel de la noche y a los músicos habituales de Morente llegar a París, pero no al maestro granadino que se desplazó hasta allí en coche e hizo su concierto en solitario con dos guitarristas españoles residentes en la capital francesa.
    A Enrique Morente que es un auténtico caballero, según pensamos muchos de los que lo tratamos, le ilusionaba el nombramiento de Caballero de la Legión de Honor y tenía la intención de pronunciar unas palabras en francés para agradecer la distinción. La fatalidad traidora no se lo ha permitido.

    Abrazos a los morentianos y morentianas

    Balbino Gutiérrez

    • lagazapera Escrito el 18 diciembre, 2010 10:07

      A Balbino Gutiérrez: Gracias, Balbino. Es una lástima que el Maestro no pueda recoger tan importante galardón. Y tan merecido. Anoche me quedé dormido leyendo tu magnífica biografía, ‘La voz libre’, que tendrás que ir reeditando y actualizando porque Enrique seguirá desarrollando su inmensa labor en pro del flamenco, aunque físicamente se haya ido. La última vez que hablé con él fue para un asunto desagradable, que tú conoces, un contencioso judicial con alguien que estos días no habrá dormido mucho. Para mí tampoco ha sido fácil escribir estos días sobre el Maestro, pero los lectores de La Gazapera reclamaba una información más o menos rigurosa, dentro de lo que cabía, por la enorme confusión que había sobre su estado. Quién me iba a decir a mí que me tocaría dar una primicia informativa tan desagradable, pero, por suerte o por desgracia, uno se dedica al periodismo flamenco. Como aficionado y morentista hasta la médula, que ante todo soy eso, un humilde aficionado y admirador de Enrique, te agradezco todo lo que has hecho por el Maestro.
      Un abrazo.

  • Balbino Gutiérrez Escrito el 18 diciembre, 2010 16:30

    A Manuel Bohórquez:
    Enrique Morente se nos ha ido, pero permanecerá en nuestras vidas y nuestros corazones. Creo que hay muy pocas personas, muy pocos personajes, que tengan la virtud de lograr un sentimiento tan grande de unión y fraternidad de tantos como el que Morente está provocando no sólo en la afición flamenca, sino fuera de ella.
    Gracias por tu espacio y tus palabras
    Abrazos
    Balbino Gutiérrez

Escribir comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *