Dorantes ha perdido su cándida timidez

A David Peña Dorantes

Dorantes y El Pele, en la pasada Bienal de Flamenco, presentando su último disco.

Dorantes y El Pele en la pasada Bienal presentando su último disco.

El gran pianista y compositor lebrijano David Peña Dorantes ha declarado hoy en El Correo de Andalucía que los críticos no estamos preparados para analizar el flamenco que viene; que cuando la UNESCO declare a nuestro arte Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad -la decisión se sabrá el día 16, aunque les adelanto ya que va a ser que sí-, llegarán al flamenco críticos más preparados que los de ahora. Eso espero, sinceramente. Su sinceridad le honra, pero la verdad es que a él no le ha ido mal hasta ahora con los críticos actuales, a pesar de no estar preparados. ¿Y si resulta que los que no sabemos lo hemos encumbrado y ahora llegan los que saben y le dicen que el que tocaba bien el flamenco al piano era Arturo Pavón? Nunca he leído una mala crítica a un disco o un concierto del hijo de Pedro Peña; es uno de los artistas más mimados del panorama flamenco actual. Él considera que estamos preparados para analizar a su padre y a su tío, El Lebrijano, pero no para escribir o hablar del “flamenco que viene”. Lo que sería interesante es que dijera Dorantes cuál es el flamenco que viene, cómo será, para que críticos como José Manuel Gamboa, Faustino Núñez o Juan Vergillos, por ejemplo, se vean incapaces de analizarlo. Les dije no hace muchos días que existe una cruzada para acabar con la flamencología, con los críticos y con los aficionados cabales. Antonio Mairena, que fue un sabio, dijo un día que “dichosa la hora en que los flamencos tenemos derecho a crítica; porque antes, ni eso”. Pero a los nuevos artistas no les gustamos los críticos -generalizo y que se salve el que pueda-, sólo quieren trabajar, ganar mucho dinero y que nadie cuestione la calidad de lo que hacen. Les gustaría que les dieran un tratamiento como a Alejandro Sanz, Marta Sánchez o Bisbal. O sea, mucha cancha y poco análisis. La figura del crítico es una especie periodística en clara extinción. A Canal Sur Andalucía tampoco le gustamos los críticos, de ahí que para su nuevo programa de flamenco hayan fichado de presentador al mediático torero Fran Rivera, al que, por cierto, en mi vida he visto en un espectáculo de flamenco y llevo ya en esto la friolera de treinta y cinco años, desde los dieciocho abriles. Si no fuera porque Zapatero me va a obligar a trabajar hasta los 67 años, el lunes mismo pediría la jubilación anticipada en el Régimen de Autónomos y me dedicaría a arreglar los olivos de mi suegro, en Arahal. Si llevo la tercera parte de mi vida estudiando, escribiendo páginas de periódicos y editando libros, haciendo radio y televisión, escuchando y viendo flamenco de día y de noche y amando a este arte con toda mi alma, y ahora resulta que no voy a estar preparado para analizar a Pintingo, por ejemplo, ¿qué vejez me espera? Dorantes ha perdido su cándida timidez.

http://www.elcorreoweb.es/cultura/108451/unesco/deberia/reconocer/aportacion/gitanos#comentarios

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedIn

71 Comentarios

  • Pepe Cordero Escrito el 14 noviembre, 2010 00:25

    He de decirle Sr. Bohorquez que a Dorantes en esta ocasión no le falta razón y mas que él no puede hablar nadie porque es un músico inconmensurable que con su música está haciendo que el flamenco tenga un prestigio alejado del tópicos que hace muchos años le hacian tanto daño al flamenco. Usted sabe mejor que nadie que aquí hay críticos y críticos. Ya en otra ocasión que le escribí, le comenté que para empezar a realizar una crítica lo mas certera posible en el flamenco, para mí habría que por lo menos, en alguna ocasión haber hecho un compás con los nudillos. He conocido a compañeros suyos que saben expresar muy bien lo que sienten, tanto en prensa escrita o hablada pero por eso no se está preparado para realizar un crítica del “flamenco actual”. Yo pienso que aquí se denomina crítico ya cualquiera. En todas las profesiones hay que estar evolucionando con los tiempos, y estudiando para no quedarse atrás.Porque uno sea muy aficionao y vea mucho flamenco no quiere decir que pueda analizar una armonía en la guitarra. Que sepa que un remate está bien hecho, que la estructura de un baile ha quedado bonita. Que una escobilla va fuera. Que las alegrías van por re-mayor…Mire, de todos los críticos hay que aprender de sus virtudes y defectos. Yo los leo y los escucho a todos. Ya le escribí en cierta ocasión que por una crítica suya me puse a analizar mejor a Rocio Molina y llegué a descubrir a una extaordinaria bailaora. Pero hay críticos y críticos. Hay compañeros suyos que se autodenominan críticos que verdaderamente son investigadores, historiadores del flamenco, y que porque tengan muchos discos de pizarra, se hayan aprendido muchas fechas de nacimiento de cantaores y hayan escuchao a Vallejo o al Cojo de Málaga, o sean mairenístas o caracoleros -, no se está preparado para saber que una rondeña está tocada con la sexta trasportada y que la armonía tiene matices de otras músicas. O que el baile va sincopao. Y quizás no esté preparado para analizar a Juan Carlos Romero, a Gerardo y su extraordinaría armonía. O la revolución del baile de Israel. O como Arcángel va clavando a compás toda la melodía que sale de sus pulmones creando unos tiempos dististos a los cantaores convencionales. Mire, hay una compañera suya que lo mismo hace una “crítica” de flamenco , de danza contemporánea , de ópera , que de la política municipal.Y quizás no sepa distinguir entre unas alegrias de Cordoba y unas cantiñas de Utrera.
    Y este “dificil mundo del flamenco” como ya dijo Manuel Barrio” hay que ponerse las pilas y estudiar para no quedarse atrás, porque no se puede vivir toda la vida del fandango del Sevillano, de los dos o tres trates donde tocaba Manolo de Huelva, de Bernardo de los Lobitos, de la toná de Mairena y e.t.c aunque no nos podemos olvidar que son y serán la base del flamenco que viene. Tenga por seguro que para evolucionar, todos estos artistas tendrán que echar mano de esa extraordinaría recopilación que hace años usted nos dejó en el Correo de Andalucía.
    Mis respetos, gracias y un saludo.

    • lagazapera Escrito el 14 noviembre, 2010 09:33

      Estoy de acuerdo con usted en muchas cosas, pero, lógicamente, en otras muchas no. Le podría dar los nombres de cuatro o cinco críticos que saben más de la música del flamenco que Dorantes, que, por otra parte, lleva en esto poco tiempo aún y sólo ha hecho dos buenos discos. Y conste que adoro a este artista, al que de alguna manera he ayudado a consagrarse, como todos los críticos. Que hay críticos poco preparados, por supuesto. Pero Dorantes no es nadie para meternos a todos en un saco y decir que no estamos preparados para “el flamenco que viene”, porque, salvo que lo que venga sea muy raro -me temo que es eso-, cualquier crítico puede analizar a Dorantes, con la misma solvencia que a su tío El Lebrijano. Ahora, si el nuevo flamenco que está por llegar va a ser lo que apuntan ya los músicos -guitarristas y pianistas, sobre todo-, no les va a entender ni Dios, como empieza a ocurrir, se haya hecho o no la carrera de Música.
      Ustedes dais por hecho que nos hemos quedado en la soleá de la Andonda y en los alternados de Manolo de Huelva, con los que cierra ‘Llegó el frutero’, de Vallejo, pero no es así. La Andonda no grabó y a Manolo el de Huelva no le conocí. Sin embargo, he visto nacer a Dorantes, Arcángel, Mayte Martín, Niño de Pura, Israel Galván, Rocío Molina, Isabel Bayón, y un largo etcétera. En cuanto a lo de historiador o crítico, eso sería otro tema. ¿Usted cree que un historiador como Pepe Blas Vega no estaría preparado para opinar sobre un disco o un concierto de Arcángel? Habrá leído su biografía de Chacón, supongo, donde no sólo aporta datos biográficos, sino el análisis de su obra.
      Gracias, y un abrazo.

  • Luis Castillo Escrito el 14 noviembre, 2010 06:49

    Buenos dias Manolo.
    Yo creo que sí. La crítica es precisa en toda actividad humana. Es la guardiana de las buenas costumbres. Es la que vela por la conservación de la esencia de lo criticado. La crítica es la correa de transmisión para que el éxito conseguido en el escenario, llegue al aficionado que no asistió y este, sepa de los artistas. También de los no éxitos.
    Por eso no estoy de acuerdo de las críticas a los críticos, cuando no se sustentan en conceptos racionales.
    Ah! y que el FLAMENCO es patrimonio musical de la Humanidad, quiera o no quiera la Unesco.

    Un abrazo desde la Luz y la Sal.-

    • lagazapera Escrito el 14 noviembre, 2010 09:43

      Gracias, amigo Luis. Saludos a Puerto Real.

  • Paco Mármol Escrito el 14 noviembre, 2010 09:31

    Manuel: ¿Cuánta razón llevas? Diga lo diga Dorantes, la figura del crítico de Flamenco siempre será necesaria, porque este género nunca será como el Pop, el Rock o el Soul, aunque lo declaren Patrimonio de la Humanidad.
    Los buenos aficionados, estamos siempre ansiosos de leer cada fin de semana las críticas del Correo y otros diarios, para estar al corriente de las actuaciones en los distintos Festivales, y de las novedades de este mundo que tanto nos apasiona.
    En cuanto a que nunca viste a Fran Rivera en un Festival Flamenco, yo te digo que si estuvo en uno:
    En El Potaje de Utrera, porque se lo dedicaron a él ese año. Tampoco entiendo mucho el porqué de la dedicación del Festival a una persona que hasta esa fecha no había hecho nada por nuestro Arte, como no sea para llamar la atención mediática del Evento.

    • lagazapera Escrito el 14 noviembre, 2010 09:50

      La nueva hornada de artistas flamencos no quiere a los críticos para que no se descubran sus defectos y puedan seguir enriqueciéndose con toda tranquilidad. Yo tengo escritos nueve libros que han sido analizados por críticos, con más o menos elogios, pero jamás he dicho que los críticos literarios, del flamenco o fiera de él, no saben. Hoy hay figuras que no se saben ni las letras, y un día lo voy a demostrar aquí. El otro día, por ejemplo, una gran figura de moda cantaba el Carcelero, de Caracol, y decía “abre ya el postigo”, en vez de el presidio. Es sólo un adelanto.
      Gracias, Paco.

  • Luis Castillo Escrito el 14 noviembre, 2010 10:21

    Después del comentario que hice hace una rato, seguí dándole vueltas al tema ese de la “crítica incompetente” y me acordé del ya cacareado recurso
    del “tres por cuatro” con los nudillos en la mesa o en el mostrador como aval de conocimientos. A un cantaor le oí una vez que para saber de flamenco, había que saber marcar el compás. Él alabó a un gran torero y que se sepa, aún no ha dado un trincherazo a una “utrerilla”. Ningún ánimo de polemizar tiene este comentario. Solo ejercer la libertad de expresión.

    Saludos cordiales desde la Luz y la Sal

    • lagazapera Escrito el 14 noviembre, 2010 10:35

      Eso de que para saber de flamenco hay que saber hacer compás con los nudillos en una mesa, es de hace muchos años. Yo lo aprendí siendo un adolescente y una vez, un cantaor de Lebrija que quiso humillarme en una peña flamenca desautorizándome por no tener compás, se llevó una sorpresa. “Entonces, tú si puedes criticarme a mí”, me dijo. El compás se siente dentro, en las habitaciones de la sangre, pero no todo el mundo sabe expresarlo. Saber escuchar es también un arte. amigo Luis. Y el que escucha mucho y es inteligente, es capaz de saber todo lo que haga falta sobre flamenco.
      Un abrazo.

  • Inés Escrito el 14 noviembre, 2010 10:49

    Dorantes sabe de lo que habla. Y no solamente lo dice él, lo dicen muchos artistas. En el flamenco, por desgracia, cualquiera de convierte en crítico (de los albañiles a la prensa, a escribir de flamenco). Y, cuanta menos formación tiene son más despiadados, porque no tienen ninguna capacidad verdadera de análisis y porque son partidistas. Entienden la crítica como “me gusta/no me gusta” y eso no es crítica eso es cotilleo. Usted mismo es el ejemplo de cómo partiendo de la nada y con algún amigo que le dé un empujón se llega a creerse por encima del bien y del mal.
    Ah, y lo de Fran Rivera no es para rasgarse las vestiduras. Mientras Salvago esté detrás haciendo los guiones, mejor que salga un tipo guapo y atractivo, que estamos hartos de críticos feos y con mala leche.
    Agur

    • lagazapera Escrito el 14 noviembre, 2010 11:28

      Usted parece que tiene algún problema con los albañiles que son capaces de escribir en un periódico. Y si, además, le gusta Fran Rivera, me deja sin argumentos. Tampoco le gustan los críticos feos. Eres una joya, Inés.

  • Tochez Escrito el 14 noviembre, 2010 11:01

    Señor Bohórquez:
    ¡Qué razón lleva Pepe Cordero!
    Usted habla del miedo de los “nuevos flamencos” a los críticos que les critican… Pero, ¿por qué no habla de los miedos de los críticos? ¿De aquellos críticos que, ante las nuevas formas que también describe Pepe Cordero no saben qué decir? ¿De aquellos críticos -sobre todo en Andalucía- que perderían sus “Reinos de Taifas” ante una nueva hornada de críticos que vendrán, más preparados, con una nueva forma de ver, escuchar y analizar el Flamenco? ¿Cómo se atreve usted a decir “Le podría dar los nombres de cuatro o cinco críticos que saben más de la música del flamenco que Dorantes, que, por otra parte, lleva en esto poco tiempo aún y sólo ha hecho dos buenos discos.”, sabiendo como todos sabemos en qué casa nació Dorantes? ¿Cree usted realmente que ir a muchos conciertos, escribir muchos libros, críticas, o tener y -a lo mejor- escuchar muchos discos antiguos de Flamenco le hace conocer TODO el Flamenco y otorgarle la potestad de autoproclamarse “buen” crítico de Flamenco? ¿Por qué son tan poco humildes los críticos de Flamenco, sobre todo en Andalucía? (APRENDAN DE LA HUMILDAD DE UN SER HUMANO EXCEPCIONAL COMO ES ROMUALDO MOLINA Y DE SU FORMA DE ENTENDER Y DIFUNDIR EL FLAMENCO…
    Le podría hacer mil y una preguntas… Le podría seguir rebatiendo uno a uno sus argumentaciones (¿pone de ejemplo de capacidad de analizar la “modernidad” en el Flamenco a mi buen amigo José Blas Vega por haber escrito un buen libro sobre Chacón (1869-1929)?, por ejemplo)…
    El Arte, cualquier Arte, vive del público, no de los críticos. Y, si bien me atrevo a decir que tenemos uno de los peores públicos del mundo (a los “éxitos” musicales, televisivos o cinematográficos me remito), tenemos a uno de los peores conjuntos de críticos del mundo (que los malos siempre destacan más que los buenos porque aquéllos siempre tienen que “gritar” más para que se les oiga). Porque no tenemos que olvidar tampoco que -por desgracia- los críticos surgen del público (no, como ocurre en otros países y otras actividades, de escuelas y/o estudios regulados o, al menos, de unos conocimientos adquiridos y que deben demostrar), y se otorgan a sí mismos esa “superioridad” porque, un buen día, alguien le dice -o no- “Mira. Como tú oyes muchos discos y vas a muchos conciertos, ¿por qué no escribes de Flamenco?” (porque este caso se ha dado -y se sigue dando- y puedo decir nombres…).
    SEAMOS TODOS MUCHO MÁS HUMILDES, POR FAVOR. VEAMOS AL DE ENFRENTE COMO RIVAL Y NO COMO ENEMIGO. QUE ALGO QUE NO TE DEN A TI NO ES PORQUE TE LO HAN QUITADO Y SE LO HAN DADO A OTRO. Y AMEMOS Y RESPETEMOS A LOS ARTISTAS FLAMENCOS DE HOY QUE, NACIDOS DE LOS DE AYER, SIGUEN HACIENDO QUE AMEMOS ESTE ARTE.
    “Si yo miro para adelante
    y tú miras para atrás,
    con darnos los dos la vuelta,
    nos volvemos a encontrar.”
    ARCÁNGEL

    • lagazapera Escrito el 14 noviembre, 2010 11:17

      Yo jamás he dicho que sea un buen crítico. Seguramente soy el más malo de todos, y lo digo en serio. Pero hay algunos críticos, de los que no están ‘preparados’, que saben más que Dorantes de aquí a Manila, sin haber nacido en una familia de artistas. Dorantes nunca había desautorizado a los críticos, que yo sepa, hasta ahora. ¿Tendrá algo que ver su espectáculo de la Bienal, que no fue muy elogiado? Sólo hablan mal de los críticos cuando no les son favorables. Esa es la personalidad que tienen estos artistas. Soy un gran admirador de Dorantes y siempre lo he tratado como se merece, porque es un gran artista. Pero los profesionales de la crítica no se merecen que los desautorice quien ha sido tan bien tratado.
      Gracias por su opinión.

  • franmmartin Escrito el 14 noviembre, 2010 11:14

    Que nos diga Dorantes en qué sitio hay que aprender,o donde ha aprendido él (y que no venga con eso de que se lleva en la sangre o en las fiestas familiares,o en las Tabernas del Barrio de Santiago,¡Viva Jeré!, porque eso parece que ya no es “el flamenco que viene”) y allí estaremos haciendo cola para poder opinar luego sobre su arte.
    Va a resultar que ésto de darse cuenta de quien canta ,toca o baila bien y hace vibrar tu sensibilidad va a haber que estudiarlo en Oxford o Cambridge, (de ahí que quieran hacer el flamenco no se qué de la Unesco para ellos,por ellos y para su bolsillo,remedando el lema de Blas Infante).
    Me gustaría que en los carteles pusieran los flamencos sus conocimientos y sus Títulos para que los críticos , aficionados y demás famélica legión flamenca, supieramos a qué atenernos y graduar, o incluso silenciar las opiniones ante nuestra supuesta insignificancia académico-flamenca.
    Todos los bandazos son malos y hemos pasado de no respetar y humillar al artista flamenco a que se nos quieran subir en el lomo y tomar por lelos.

  • Inés Escrito el 14 noviembre, 2010 11:53

    ¿Ve cómo no se le puede llevar la contraria? Y ¿por qué se da por aludido cuando se menciona a ex-albañiles que se convierten en críticos o a críticos que son feos? No lo entiendo. ¿Le parece mal que a alguien le guste Fran Rivera? Yo más bien diría que es muy difícil encontrar a alguien, hombre o mujer, que no reconozca que es guapísimo. ¿Es que por ser guapísimo ya es tonto? ¿Quizá se cabrea porque usted no parte peras en ese nuevo programa? Ay, cómo se le ve el plumero…Y sí, soy una joya (ya conoce la letra “tú la joya, yo el joyero”)y, además, una joya transparente.

    • lagazapera Escrito el 14 noviembre, 2010 12:01

      ¿No será de la productora El Silencio? Yo fui albañil y ahora escribo de flamenco. Y reconozco que soy feo. ¿Quiere más sinceridad?

  • Inés Escrito el 14 noviembre, 2010 12:06

    Si le pidiéramos a Fran Rivera una tesis sobre el flamenco, quizá estuviéramos errando. Pero si le pedimos que aporte su presencia a un programa de la tele, que quiere captar audiencia, quizá haya sido un acierto. El Loco no andaba tocando teclas sin haberlas experimentado.
    En cuanto a que usted sea feo, nadie le ha preguntado. No hablamos de personas, sino de oficios, ser crítico es uno de ellos. Así que no se dé por aludido y piense que hay muchas formas de ver las cosas diferentes a la suya.
    En cuanto al Silencio, el que más me gusta es el que sale el Jueves Santo.

    • lagazapera Escrito el 14 noviembre, 2010 18:15

      Si el otro día, en la presentación del programa, Fran Rivera dijo el nombre del espacio al revés, no quiero ni pensar cómo sería la tesis. En cuanto a permitir que aquí opinen sobre los contenidos, sin cortapisas, llevamos tres mil comentarios en un año, y los hay que me enmiendan la plana. Como los suyos.
      Saludos, Inés.

  • José Luis Escrito el 14 noviembre, 2010 13:31

    Un albañil del Aljarafe que ahora tiene una columna en ABC dio el Pregón de la Semana Santa de Sevilla. El texto era impecable. Versos bellísimos que transportaban a otros cielos, cuando lo leí se me caía la baba. Bien estructurado, profundo, sencillo. A los cofrades sevillanos no les gustó porque no era lo que ellos esperaban. He llegado a escuchar la palabra “impresentable” para calificar el Pregón. Hay dos opciones posibles para tomar la determinación correcta.
    A) Los cofrades sevillanos no están preparados para un Pregón de ese estilo.
    B) El albañil no sabía dónde se había metido cuando aceptó dar el Pregón.
    Puede ser trasladable al tema que estamos tocando. No lo sé, pero los tiros pueden ir por ahí. Saludos.

    • lagazapera Escrito el 14 noviembre, 2010 17:52

      También hubo un cabrero que llegó a ser uno de los mejores poetas de España.
      Un abrazo, José Luis.

  • Flamenquería Escrito el 14 noviembre, 2010 15:09

    Yo creo que el debate no es que el torero sea más o menos guapo o inteligente. El quid de la cuestión es su conocimiento del flamenco porque lo que está más claro que el agua es que hay muchos presentadores que están más preparados que Rivera que seguramente se va a aferrar al guión sin ninguna improvisación o salida de guión que sólo la puede dar el dominio sobre una materia. Un abrazo.

    • lagazapera Escrito el 14 noviembre, 2010 18:23

      Le han dado ese puesto por famoso y por guapo, claro. Es un insulto.
      Un saludo, ‘Flamenquería’.

  • José Alcántara Escrito el 14 noviembre, 2010 15:42

    Pero hombre, Manuel, ¿quién te mandó meterte a albañil sabiendo que te condenarías para siempre, en vez de la llana hubieras cogido una muleta y habrías podido opinar de cualquier cosa?, incluso podrías haber sido presentador de televisión. Lo de guapo no tiene arreglo Manuel, por ahí no tenías escapatoria. Me pregunto, Manuel, si no podías confesarte, a ver si con una buena penitencia podrías criticar o por lo menos opinar de algo. Yo que soy más del campo que un terrón me voy a atrever a opinar, con el permiso de Inés, que podían haber cogido a Brad Pitt para presentar el programa de Quintero, no sabe de Flamenco pero con Salvago detrás no nos daríamos cuenta, y guapo sí que es. Bueno, Manuel anímate, hombre, tampoco es para que te deprimas, échale dos ladrillos a la vida.

    • lagazapera Escrito el 14 noviembre, 2010 18:27

      Fui albañil y no se me ha olvidado todavía poner ladrillos, aunque vivo de la crítica flamenca desde hace veinte años. Si duele que un ex albañil opine de flamenco, con cambiar de canal todo arreglado.
      Un abrazo, Alcántara.

  • Juan Luis Franco Pelayo Escrito el 14 noviembre, 2010 18:45

    Puede que la cuestión sea que el “Flamenco que viene” sea ya cualquier cosa menos Flamenco. Dorantes, enorme artista y, según los que le conocen, mejor persona, ha caido en la trampa de culpar a los mensajeros de algunos mensajes insustanciales. No se puede generalizar hablando de “los artistas del Flaemnco” ni, por pura lógica, de los “criticos del Flamenco”. Cada cosa con su nombre y apellido individualizado. !Dificil, mal pagada y denostada profesión elegiste dilecto amigo! Un abrazo.

    • lagazapera Escrito el 14 noviembre, 2010 19:01

      El flamenco es muy ingrato, pero yo le debo mucho. Todo, amigo Juan Luis Franco. El que crea que me humilla porque fuera albañil y apenas pisara el colegio, está equivocado. Mi padre era jornalero del campo y mi madre fregó muchos suelos para darme de comer. Para mí son -mi padre me dejó muy pronto, con sólo 2 años- mis referencias. Estoy orgulloso de ser hijo de ellos. Hoy me gano la vida escribiendo de flamenco y sigo en esto porque creo que le presto un servicio a nuestro arte y a sus artistas. Si no lo creyera, regresaría al andamio. Me costeo mis propios libros y lo seguiré haciendo, porque eso me da independencia y puedo cantarle las cuarenta a quien sea.
      Un abrazo.

  • Inés Escrito el 14 noviembre, 2010 18:54

    Pero ¿Rivera no es torero? ¿Qué es eso de hablar de él como si fuera un famosillo más, una Belén-Esteban cualquiera? Es un torero que gustará a unos y desagradará a otros y no somos nadie para impedir que haya gente polifacética. ¿Es que uno no puede nada más que dedicarse a una cosa?
    Pues hay críticos de flamenco que escriben libros, presentan festivales, escriben la crítica de esos mismos festivales y hacen crítica de libros que escriben otros. ¿Eso sí está permitido?
    Y veo mucha unanimidad en este blog, parece que todo el mundo está de acuerdo en seguir la corriente al bloguero. ¿No hay libertad de pensamiento por aquí?

  • Injusticia hacia Dorantes. Escrito el 14 noviembre, 2010 18:55

    Señor Bohorquez es usted un oportunista… así lo veo yo. Yo soy amigo de Dorantes desde hace muchos años no he encontrado a nadie tan sensible, respetuoso, inteligente, humilde con los demás que el. Usted no lo conoces lo suficiente para decir que ha perdido su timidez, por lo respetuoso que es tiene una timidez que lo honra. Esas declaraciones estoy casi seguro que están sacada de contexto, yo no le he dicho nada de lo que usted esta comentando por que seguramente no me creería ya que el a usted lo admira y lo respeta muchísimo. Tampoco le voy a decir nada, el esta en sus cosas que en donde tiene estar, componiendo y girando por todo el mundo.
    Si tanto usted lo adora por que no lo has llamado y hablado con el antes de publicar este articulo. Debería de hablar con el por que estoy seguro que tiene una repuesta muy digna a todo esto que usted esta engrandeciendo. Piénselo. (se que me va a decir que usted no tiene por que llamar cuando el es que ha dicho ese comentario pero estoy tan seguro que esta sacado del contexto…). Vuelvo ha decir que es uno de los seres mas increíble que he conocido jamas. No es justo lo que usted esta haciendo…

    Usted sabrá.

    • lagazapera Escrito el 14 noviembre, 2010 20:44

      Sois ustedes los que la estáis liando. Yo sólo he escrito un artículo contestándole a unas desafortunadas declaraciones en las que descalifica a los críticos actuales, nada más. Pero parece ser que hay que callarse aunque no se esté de acuerdo con sus palabras, en un país donde gozamos de libertad de expresión. ¿Por qué él puede decir lo que ha dicho y yo no? ¡Menuda democracia!

  • Inés Escrito el 14 noviembre, 2010 19:02

    Impresionante. En otro lugar de este blog se compara con Chacón y Torre y en esta entrada se compara con Miguel Hernández. Inaudito pero cierto. Y todo el mundo lo lee y se quedan tan tranquilos. Ya lo dijo el poeta: ¿Quién encierra una sonrisa, quién amuralla una voz?
    Pues eso…

  • Inés Escrito el 14 noviembre, 2010 19:09

    No hay nada malo en tener orígenes humildes. Y, por supuesto, que el afán de superación es algo inherente a la naturaleza humana y muy respetable. Pero siendo así no se entiende tan escasa piedad acerca de los artistas como demuestra en sus comentarios en muchas ocasiones. Esos artistas son también gente, la mayoría de las veces, humilde, gente que lucha por lo que cree, que lo hace lo mejor posible y las críticas despiadadas y las descalificaciones no son una forma de contribuir a que sigan superándose. Algunos de ellos se hunden de forma estrepitosa por una mala crítica.
    Y, cuando uno tiene las lagunas propias de una formación autodidacta (que nunca pueden suplirse por mucho que se intente porque la formación es un gota a gota que tiene que tener sus maestros) entonces no entiendo tampoco cómo puede uno creerse en posesión de la verdad en los temas que trata.
    El problema no está en que usted haya sido albañil (cosa que desconocía totalmente) sino en que, teniendo un origen modesto y habiendo tenido que luchar para llegar a superarse, ejerza una crítica tan escasa de comprensión y de respeto. No es un problema suyo, desde luego, sino de la crítica flamenca, casi en general (el casi es el porcentaje de error que toda afirmación tiene). A los blogueros que he leído en este blog les apena que se critique a los críticos (valga la redundancia). A mí me apena profundamente que seamos tan fanáticos y no se respete la creación artística. Eso es lo que los artistas flamencos prácticamente en general echan en cara a los críticos y también a muchos aficionados, imbuídos de una fé que creen única en tal o cual forma de cantar o en tal o cual artista.
    En el flamenco hay que abrir las ventanas y para que creamos en los críticos quizá lo mejor es que no sean arte y parte a la vez.

  • Injusticia hacia Dorantes. Escrito el 14 noviembre, 2010 19:13

    Se que uno ha de ser responsable de sus palabras pero el nunca a dicho nada malo de nadie, jamas… y ayer estuve con el y sigue igual que siempre y no va a cambiar nunca estoy rotundamente seguro. El se merecía una llamada antes de publicar nada… el si, hay otros artistas que ya sabemos todos que son polémicos y van por ahí diciendo cosas en contra de todo lo que se menea pero el ni en privado critica doy fe de ello.
    Pienso que ha sido usted muy rápido en su critica.

    • lagazapera Escrito el 14 noviembre, 2010 20:30

      Tampoco es para tanto, amigo. Él ha opinado líbremente y yo he hecho lo mismo, defendiendo al gremio de los críticos, sobre todo a los que vivimos de este oficio. A él le parece que los críticos no estamos preparados para el flamenco que viene, y si lo piensa, está bien que lo diga. Pero yo puedo opinar sobre sus declaraciones, ¿no? Faltaría más. Otra cosa sería que lo hubiera ofendido, pero no es el caso. Me consta que es muy buena gente y tengo cierta amistad con él y su familia. Jamás lo atacaría por atacarlo.

  • Injusticia hacia Dorantes. Escrito el 14 noviembre, 2010 19:29

    Otra cosas señor Bohorquez, perdone pero por que estoy pensando en lo injusto que esta siendo todo esto, quería contarle una anécdota. En esta pasada bienal yo le comenté a el sobre una critica que salio no muy buena sobre su concierto y tras contarle algunas cosas del articulo me dijo: “amigo mio ellos cumplen con su obligación que es importante y yo la mía que también es importante” Y hablamos de otras cosas diferentes.
    El es así.

  • José Luis Escrito el 14 noviembre, 2010 19:41

    Con dieciocho años y un ochocientos cincuenta me fui a Orihuela a conocer la casa en la que había nacido el cabrero. Nadie lo sabía, ni le conocían; me vine de vuelta sin verla. En fín, nadie es profeta en su tierra. En cuanto a las dos opciones que le ofrecía antes, la correcta pudiera ser en este caso la A)… La gente no está preparada para leer los poemas de un cabrero, por muy buenos que sean. En su caso, no pueden soportar que un albañil de un Pregón o que haga críticas de flamenco. Ladran? Siga cabalgando, Manuel. Salud y libertad.

  • Julio Reina Escrito el 14 noviembre, 2010 20:11

    No sabéis la tristeza que me da comprobar el nivel intelectual de la discusión.

    Por favor vamos a centrarnos en el tema que es mucho más interesante e importante de lo que parece.

    A mi juicio, Dorantes, en un claro ejercicio de sinceridad y valentía, tan solo ha expresado lo que piensan la mayoría de los artistas que como él trabajan a destajo para darnos lo mejor.

    Para poder analizar la música de Dorantes, Paco de Lucía, Vicente Amigo, Sanlúcar… es imprescindible pasar antes por el conservatorio y tener algún que otro master en Armonía. Eso es así pese a quien le pese. Porque aunque alguno de estos artistas no tengan el título a nadie le cabe la menor duda de que se han preocupado por estudiar música y formarse lo mejor posible.

    Con más motivo, todo aquel que se atreve a enjuiciarlos públicamente debería saber al menos lo mismo que ellos. Ya no basta con saber hacer compás ni conocer la historia al completo del flamenco. El alto nivel que estos maestros exige mayor responsabilidad y preparación para poderlos comprender. Un poco más de humildad tampoco nos vendría mal.

    En el Jazz y en la Música Clásica es imprescindible estar al día.

    Por ahí va el asunto, por favor no nos perdamos con torerías y demás asuntos que nada tienen que ver con la música.

    Ahora más que nunca entiendo las reflexiones del pianista.

    Siempre con el mayor de los respetos, cordiales saludos.

    • lagazapera Escrito el 14 noviembre, 2010 20:33

      Muy respetable todo lo que dices, Julio. Saludos.

  • José Manuel López Gutiérrez Escrito el 14 noviembre, 2010 21:35

    Creo que la población flamenca presta demasiada atención a la sonoridad y sobre todo al rollito del compás. Y dejan totalmente de lado el reperterio como verdadero soporte del flamenco, sin cuyo crecimiento no vamos a ningún lado. Pues bien, el repertorio de cantes del flamenco lleva parado bastantes años, de manera que a lo que Dorantes llama “el flamenco que viene” no es más que el resultado de disfrazar con instrumentos “exóticos” lo que los viejos dejaron hecho antes del último tramo del siglo pasado. Esto que he dicho no es más que una obviedad que cualquiera, sin más preparación que la de sus oídos limpios de cera, puede advertir.

    Por otro lado, si habeis escuchado algo de Claude Debussy sabreis de donde viene lo que hace Dorantes. Es un buen pianista, un gran copista y ha dado un buen pelotazo en autores con el Orobroy, y otro extraordinario en la Junta, pero me parece que no va a descubrirnos nada nuevo para que el flamenco tenga un futuro de peso.

    PD. Si Dorantes espera que la Unesco traiga los críticos flamencos que su arte merece, que espere tranquilo fumándose un puro…

  • Leonor Escrito el 14 noviembre, 2010 21:37

    Mi querido crítico:
    El que se pica, ajos come.

    • lagazapera Escrito el 14 noviembre, 2010 22:38

      Gracias, querida Leonor.

  • Inés Escrito el 14 noviembre, 2010 22:25

    Lo más llamativo de la entrevista con Dorantes no me parece que sea lo que ha motivado todos estos comentarios (y esta entrada del blog), es decir, su opinión sobre los críticos.
    Creo que resulta mucho más discutible su postura reduccionista sobre el origen y el sentido del flamenco, que comparte con Lebrijano en la citada entrevista.

    • lagazapera Escrito el 14 noviembre, 2010 22:35

      Me gustaría entrar en ese asunto, Inés. Pero no me atrevo, por si me llaman racista.

  • José Luis Escrito el 14 noviembre, 2010 22:28

    A mí me da tristeza de que los tecnócratas se apoderen del flamenco.
    El flamenco no nació en un campus, sino que fue fruto del sufrimiento y de la desgracia del pueblo. ¿Dónde? En los tajos, en el campo, en los tejares, en las herrerías. Las primeras tonás pasaban de generación en generación a fuerza de escucharlas en los tajos, porque aquellas personas no sabían leer ni escribir.
    Los niños bonitos se han asomado al flamenco a mamar, y han puteado todo lo bueno que había dentro de él. Hay flamencos que han conseguido fortuna con su arte, y otros han arrastrado ese mismo arte de cuarto en cuarto para sobrevivir miserablemente. Para centrar el tema, creo que debo decir: Afortunados aquellos que se pueden permitir que un crítico haga valoración de su arte, pero que no pontifiquen. Todavía hay señoritos pagando flamencos para animar sus finales de fiesta en fincas y trastiendas de caseta y es también me da tristeza.
    Los profesionales que llenan teatros y festivales lo han conseguido destacando sobre los demás y salen a un escenario para que quien paga por verlos salga satisfecho o no del espectáculo.
    El crítico es una de carne y hueso y tiene sus gustos personales, sus días malos y sus días buenos, sus fallos, sus errores, pero de eso a que tenga que saber tocar como Paco de Lucía, saber cantar como El Pele, o bailar como El Pipa… por favor…

    • lagazapera Escrito el 14 noviembre, 2010 22:32

      ¡Qué más quisiera yo!

  • Inés Escrito el 14 noviembre, 2010 22:40

    A mí me parece racismo el que se hable del flamenco en términos de raza y que se aluda a la condición étnica como un factor determinante. Eso creo que hay que denunciarlo valientemente y sin miedo. Un flamenco de puertas abiertas no puede permitirse el lujo todavía de estar aludiendo a cuestiones de razas. Qué más da la raza, el color, la condición social, la riqueza, la pobreza, el sexo, lo que importa siempre es el arte. ¿Por qué no se denuncian estos comentarios que están fuera de lugar totalmente?

    • lagazapera Escrito el 14 noviembre, 2010 23:53

      Su lucidez aumenta con la llegada de la madrugada. Buenas noches, Inés, que descanse.

  • Inés Escrito el 14 noviembre, 2010 22:46

    No estoy nada de acuerdo con los comentarios de José Luis. Pretende que el flamenco sea el resultado de una situación económica dura y miserable, como la que se daba en las agrociudades andaluzas. Pero no ha sido así. El flamenco es una creación artística que tiene muchísimos elementos y ése del que habla (lo referente a los sones que tienen relación con ciertos entornos laborales y familiares) solamente significa una parcela y, además, pequeña. Otras muchas influencias han tenido que ver en su génesis y en su evolución. Por otro lado, tachar de señoritos a los cantaores profesionales que no han tenido que andar sufriendo el desplante de los verdaderos señoritos, no es de recibo. Y con esa misma actitud, luego mezcla a Barbeito con Miguel Hernández… En fin, no se puede ser más demagogo y tener más líos en la cabeza.

  • Sebastian Escrito el 14 noviembre, 2010 23:28

    Yo estoy de acuerdo con la declaración. Es cierto que el flamenco esta avanzando y los instrumentistas van que se las pelan, a maquina forzada tanto es así que están dejando en evidencia a los críticos poco preparados para esa nueva generación. Se están haciendo verdaderas maravillas musicalmente hablando, de estructuras, de armonía de conceptos… me encanta el camino que lleva el flamenco, pienso que tiene una muy buena salud, pero hay críticos que se les va de las manos que se han quedado atrás y no tienen capacidad para analizar esas nuevas visiones de nuestros grandes artistas. Esa es la actualidad de ahora mismo y no se puede camuflar con nada mas. Es esta la cuestión nada mas. Y espero que lleguen nuevos críticos y que sean mejores de los que hay en la actualidad como también espero a nuevos artistas mejores de los que hay.

    Señor Bohoquez no le duela tanto que no pasa nada, han de llegar nuevos críticos y seguramente mas preparados… no pasa nada usted tranquilo. Me dirás que estas tranquilo y que esta deseando que lleguen buenos críticos pero todos somos humanos y a todos nos puede doler que nos superen. Seguramente le dolerá diga o no lo diga, o lo disimules, pero a todo el mundo le duele que lo superen, es humano.

    P.D No pasa nada lo mas importante es el Flamenco.

    • lagazapera Escrito el 14 noviembre, 2010 23:47

      Superarme a mí no es difícil, amigo Sebastián.

  • Julio Reina Escrito el 15 noviembre, 2010 00:33

    Dorantes ni niega ni cuestiona el derecho a la crítica, tan solo sugiere que quien lo hace debería tener la información necesaria que se requiere para hacerlo con justicia.
    No se trata de tocar como él o como Paco de Lucía, se trata de reconocer cuando se hace una modulación tonal y el porqué, cuando se está improvisando por ejemplo sobre un tritono, diferenciar (que no cantar, ni tocar) de oído los modos griegos o la composición de una base rítmica de compases compuestos… En fin, nada que no esté en los libros.
    De verdad no creen que eso nos engrandecería a todos?
    Los flamencos de hoy escuchan muy buena música y además muy compleja. Al menos los instrumentistas. Por supuesto que no hay una obligación de tener que compartir los gustos, pero si uno desea seguir dedicándose a ésto debería tener el máximo de interés por lo que se cuece y el porqué de las cosas.
    Los tiempos han cambiado y la crítica profesional debería esforzarse por ajustarse a ellos. Defender lo contrario, de la manera que sea, es cuanto menos una escusa.
    El saber no ocupa lugar, y el dicho “renovar o morir” vale para todos.
    Buenas noches
    J.R.

    • lagazapera Escrito el 15 noviembre, 2010 08:24

      ¿Y qué sabe Dorantes lo que yo escucho y lo que estudio, para descalificarme, para decir que no estoy preparado para seguir ejerciendo de crítico en el futuro? No se ha referido a mí pero sí a todo el gremio, y no se lo tolero. Ese lenguaje tan técnico y docto que tú utilizas lo entenderían cuatro músicos, Julio, y los críticos no escribimos sólo para los músicos, sino para muchos que no saben lo que es un tritono, pero sí quien toca a compás o quien transmite o no. A muchos, además de eso, les interesa que les digamos otras cosas que están más a su alcance. ¿En qué queréis convertir el flamenco? Si Dorantes quiere alejarse de lo jondo definitivamente, que lo haga y punto. A lo mejor, los críticos que no sabemos hemos contribuido a hacerlo grande. Y ahora, cuando la UNESCO saque la nueva hornada de críticos preparados, le dicen a Dorantes que se espabile. Te puedo asegurar que Dorantes, aunque sea un gran pianista, está un poco pegado en muchas cuestiones del flamenco, y si este debate sigue, seguramente tendrán que salir. Como ejemplo, te diré que no hace muchos años, siendo ya un pianista de éxito, desconocía muchas obras importantes de otros pianistas como, por ejemplo, Arturo Pavón y el Maestro García Matos. Esto no me lo han dicho en la UNESCO: lo comprobé personalmente.

  • José Alcántara Escrito el 15 noviembre, 2010 06:15

    Ante el positivo debate que se ha entablao he vuelto a releer lo que ha escrito el señor Bohórquez, pensando que me habría pasado alguna ofensa hacia Dorantes, lo más gordo que he visto es: “Dorantes ha perdido su cándida tímidez”. La verdad, yo no veo que la cosa sea tan grave como para que se hayan ofendido algunas personas tanto. Pero todo esto es positivo, siempre que no haya insultos de por medio. En hora buena, Manuel, has logrado que buena parte del flamenco gire en torno a tu blog.
    Un saludo gazaperos.

    • lagazapera Escrito el 15 noviembre, 2010 08:12

      Buenos días, Alcántara. En efecto, no hay nada ofensivo en mi artículo, pero da igual. Esto está llegando a un extremo en que alguien va contra mi trabajo y no puedo ni defenderme.
      Un abrazo.

  • Sebastian Toledano Escrito el 15 noviembre, 2010 09:10

    Señor Bohorquez para ser usted un critico recibes muy mal las criticas hacia usted. Relax señor Bohorquez que no pasa nada por que un artista se manifieste. Usted lo hace un día si y un día no sobre los artistas.
    Los artistas tienen que tolerar muchas veces malas criticas de vosotros y sin tener un medio para quejarse de ellas como lo tiene usted, piensa en sus ventajas y relax señor Bohorquez relájese que ya le veo un poco con manía persecutoria y solo por que un gran artista se a manifestado o expuesto su opinión hacia los críticos.
    Libertad de expresión si claro usted lo dice pero también hay que saber encajar bien las criticas.
    Y no dice ni nombre ni nada. Creo que debería servir como reflexión mas que ofenderse. Esa frase que usted dices “No voy a tolerar”… uf, tranquilo señor, relax.

    • lagazapera Escrito el 15 noviembre, 2010 09:29

      Fíjese si las recibo mal que las publico todas. Yo estoy muy relajado; son ustedes los que os habéis exaltado por replicar a Dorantes por sus declaraciones, que no están fuera de contexto: están grabadas. ¿Manía persecutoria hacia Dorantes? Que le enseñe él las críticas que le he hecho a lo largo de su vida artística; y las entrevistas. Se ha equivocado y no queréis reconocerlo. Puede que haya críticos poco preparados, lo mismo que hay artistas flamencos sin idea de lo que cantan o tocan. Pero no se puede generalizar porque hay muy buenos profesionales en la crítica flamenca, que, además, viven de esto.

  • Julio Reina Escrito el 15 noviembre, 2010 09:39

    Al Flamenco no lo estamos convirtiendo en nada, se está convirtiendo por sí solo y tengamos muy claro de que no hay quien lo pare, aunque a muchos no les guste. Ley de vida.
    Afortunadamente contamos con buenos artistas y estudiosos que se han preocupado mucho en tiempos pasados, al igual que en la actualidad, por dejar constancias de un legado de músicas maravillosas, magas como diría Antonio Machado, preñadas de lamento y vivencias, transmisoras de lo más hondo del ser humano.
    Pero hoy se está escribiendo otra página más, sin menoscabo de las anteriores, y todos deberíamos estar a la altura para contribuir positivamente a su desarrollo. El público también, de ahí la responsabilidad de la crítica especializada. Hablar de lo que el público quiere oír sobre algo que se desconoce es un muy arriesgado.
    Y con ésto me retiro del debate que no quiero ocuparle más tiempo. Gracias

  • Paco Mármol Escrito el 15 noviembre, 2010 10:13

    No veas la que se está armando con este artículo sobre las manifestaciones de Dorantes. Bohorquez para nada le insulta, solo discrepa de sus manifestaciones y aporta su opinión. ¿Qué problemas hay en eso?
    No me parece honesto algunos ataques personales hacia la persona que pone a nuestra disposición este Blog de Flamenco, y que día a día da muestras de democracia y de tolerancia con los blogeros que aquí entramos.
    Manuel, yo te sugeriría que en los comentarios de los participantes, pudiésemos contestarlos nosotros mismos, si vemos discrepancias, con lo que no tendrías tú que contestarlos todos, pues debe llevarte un trabajo extraordinario, sobre todo en temas como éste.
    Todos debemos estar a la altura y contribuir al desarrollo del debate, pero siempre desde el máximo respeto, por el bien del Flamenco.

    • lagazapera Escrito el 15 noviembre, 2010 16:51

      Tendré que planteármelo, Paco, porque estoy desbordado.
      Un abrazo.

  • Flamenquería Escrito el 15 noviembre, 2010 10:57

    Yo sinceramente veo más nerviosos a algunos artistas que a los críticos. Creo que muchos flamencos hablan con desprecio de la crítica que sólo sirve para cuando a ellos le interesa. Deben ser conscientes y recordar siempre que si el flamenco hoy es prácticamente ya Patrimonio de la Humanidad ha sido porque algunos literatos, directores de cine y especialmente la prensa se encargaron de sacarlo de los arrabales y ponerlo en el lugar en el que se merece. Así que no sea tan frágil la memoria y hay que recordar siempre ese detalle importante. Por otro parte, considero que un crítico debe saber bastante de música y en este caso de flamenco, pero en un medio no puedes plasmar tantos conceptos técnicos cuando se habla de flamenco, aunque se pueden ir introduciendo conceptos paulatinamente. No veo a la crítica tan poco preparada como la quieren pintar algunos artistas. Por cierto, creo que Manuel no está particularizando su defensa, sino que lo está haciendo de modo general bajo el concepto de toda la crítica flamenca. Porque él o cualquiera de otro medio cuando hacen una crítica no muy buena la reailzan nombrando a un artista o un espectáculo, no descalifican a todos los artistas del flamenco. Nunca es conveniente coger la parte por el todo. Un abrazo, gazaperos.

    • lagazapera Escrito el 15 noviembre, 2010 17:35

      Gracias, compañero, por tu flamenquería.

  • Antonio R Escrito el 15 noviembre, 2010 15:05

    Sobre el articulo de Manuel sobre Dorantes , entiendo que no hay nada ofensivo en el mismo , ahora bien , en el tema que trata existen tres partes implicadas , 1) los criticos 2)artistas 3) publico.

    1) Sobre los criticos de flamenco no conozco a la mayoria, pero en otras artes como la literatura , y otras musicas si los conozco y lo cierto es que la verdad su nivel medio de credibilidad en general es bajo, a un critico entiendo que se le debe exigir conocimiento e independencia y no siempre eso ocurre , ni tienen conocimiento y el amigismo y el favoritismo es lo normal en el gremio.Es de todos conocidos y palpable lo que sucede en muchos de los suplementos culturales de los perloiodicos mas prestigiosos , informan de los libros que editan sus amigos o escritores de su editorial , por ello e yo hace tiempo dejé de comprar ciertos periodicos, dicho lo anterior, entiendo que un critico debe de aguantar la critica y mas viniendo de un artista hasta ahi podiamos llegar y no tomarselo como algo personal , lo que pasa es que el artista se queja cuando es negativa , lo cual no es de recibo y el critico como Dios manda debe de hacer su critica conforme a su criterio y en total libertad y nadie deberia de ofenderse por la misma , los lectores de las criticas , al final como pagan a unos y otros , si no estan conforme a sus criterios, pues que dejen de leerlas o ver a los artistas , yo lo hago muchas veces.

    De todas formas, y con el mayor de los respetos al mundo flamenco esto es una tormenta en un vaso de agua, ¿que representa la musica de piano flamenco a nivel nacional e internacional? , ¿ cuantas grandes obras estan publicadas? ¿ cuantos grandes pianistas ha dado el flamenco ? siempre desde joven escucho como referencia a Arturo Pavon que con el mayor de los respetos ¿quien es? si lo comparamos en España con Alicia de Larrocha , Achucarro , Orozco , Tete Montoliu ,Mompou , Albeniz , etc o fuera con Chic Corea , Oscar Peterson , Pollini , Baremboim y no digamos , ,Rachmaninov,Beethoven , Liszt, Debussy , Chopin , etc.

    Actualmente yo creo que es mas conocido y popular Richard Claiderman en España y fuera que cualquier pianista flamenco actual o pasado.

    Es decir para los que nos gusta la musica en general y tenemos la mente abierta a Dorantes y el piano flamenco le tenemos cariño , pero musicalmente está en una etapa preadolescente , siempre me ha extrañado la excesivamente buena critica que ha tenido , quizas tenga razón Dorantes y la flamencologia deba de formarse y mejorar en sus conocimientos en la musica pianistica.

    • lagazapera Escrito el 15 noviembre, 2010 16:52

      Amén.

    • lagazapera Escrito el 15 noviembre, 2010 17:17

      Es posible, Antonio R. Todos tenemos la obligación de formarnos mejor. Yo lo voy a intentar aún más, porque el saber no ocupa lugar.
      Por cierto: La Gazapera batió ayer un récord de visitas, siendo domingo: unas mil visitas.
      Un abrazo.

  • Miguel Escrito el 15 noviembre, 2010 18:34

    Con permiso y para cambiar de tema que tambien puede venir bien ¿donde está el racismo en lo que dicen Dorantes y el Lebrijano? yo diria que todo lo contrario.
    “Es que no se puede entender que el flamenco no sea parte del cante gitano. Igual que no se entendería si fuera sólo de los gitanos. El cante está ahí, y todo el que quiera puede cogerlo, como decía Mairena. Nosotros estamos encantados. Yo sé cantar muy bien, pero no soy perfecto ni puedo decir que otros no valen por no ser gitanos. Eso lo dirán otros que hacen racismo, y es su problema. Mi familia jamás ha pronunciado esa palabra. Hemos entendido que todo el mundo puede cantar. Da igual que uno venga de Trebujena o de Almería; si es bueno prevalecerá.”
    Además de saber de musica hay que aprender a leer.

  • Inés Escrito el 15 noviembre, 2010 18:37

    En primer lugar, creo que el Sr. Bohórquez, como le digo en otro sitio de este blog, no debe sentirse desbordado: que se genere polémica en torno a un tema es algo que ya quisieran para sí muchos blogs de postín. Así que, por ese lado, yo no me preocuparía. En relación con el motivo inicial de los comentarios, es decir, la postura de Dorantes con respecto a la crítica, quizá haya que ver el asunto con cierta perspectiva, aunque nos cueste, por nuestra propia experiencia personal.
    Apoyar al Sr. Bohórquez en su postura, sin embargo, no debería significar que se esté en contra de Dorantes, porque entonces se caería en el mismo error. Se ha hablado en algunos comentarios de los artistas en general, achacándoles algunas posturas que no son de recibo, cuando el único artista que ha hablado del tema ahora mismo es Dorantes. Luego, si todos los críticos no son iguales (y muchos comentaristas de este blog han mostrado su apoyo al Sr. Bohórquez) tampoco podemos decir que todos los artistas son iguales.
    Creo que el Sr. Bohórquez tampoco puede convertirse en adalid de toda la crítica: él seguramente sabe, como todo el mundo, que no todos los críticos son iguales, ni están igualmente preparados, ni tienen la misma afición, ni a todos les cuesta dinero el flamenco. Y, por otro lado, no es justo menospreciar el piano flamenco, ni considerar a Dorantes poco menos que un principiante…nada de esto es lógico. Defender atacando, no me parece oportuno.
    Por mi parte, creo que el problema de la crítica no está en su preparación en temas flamencos. Creo que hay muchos críticos que dedican horas a conocer los cantes, los artistas, la historia del flamenco, etc. Mi crítica a la crítica, si así puede llamarse y desde mi opinión absolutamente alejada de cualquier cenáculo flamenco, es que:
    1º tiene poca formación general, cultura general la llamaría yo, de forma que considera al flamenco algo aparte del resto de las artes, cuando esto no es posible
    2º se deja llevar demasiado por sus filias y fobias, por sus conocidos, por los artistas con los que ha trabajado o coincido, o presentado en festivales o peñas, es decir, es poco objetivo.
    Por supuesto, hablo con carácter general y cada uno debe hacer examen de conciencia sobre su postura.
    Y creo que el maravilloso mundo de Internet, que nos permite estar en casa y poder comunicarnos con tanta gente, no debe generarnos disgusto, ni impotencia, ni sobrecarga alguna, todo lo contrario, es una estupenda oportunidad de conocer lo que piensan otras personas.

  • José Luis Escrito el 15 noviembre, 2010 19:42

    Yo tambien aprecio y respeto mucho sus comentarios, Inés. Espero verla el día cinco en Palomares. Saludos.

  • Gabriela Ortega Escrito el 15 noviembre, 2010 19:45

    Lo que está dando de sí al artículo referente a David Dorantes, es un cúmulo de despropósitos. Los arguaciles de la opinión de Manuel Bohórquez rozán la memez desde el momento en que enjuician la opinión del crítico: es un contrasentido, porque ustedes están en este foro ejerciendo el mismo derecho que él a decir qué piensa de las declaraciones del pianista sevillano. Pero con una clara diferencia: Bohórquez es un profesional acreditado, un crítico de prestigio al que la Cátedra de Flamencología de Jerez ha distinguido por su trayectoria profesional. Lleva más de veinte años escribiendo en El Correo de Andalucía y es autor de numerosos libros que han arrojado luz entre la nebulosa que cubre la historia del flamenco.No entiendo las descalificaciones por su origen humilde. Ha sido albañil, sí, y qué, a mucha honrra; qué tiene eso de malo. Lo criticable sería que hubiese sido un estafador de señoras ancianas, pero no es el caso. Su discurrir es meritorio, no vergonzoso ¿Por qué ese facismo desmedido contra sus orígenes? Bohórquez es hijo de una familia obrera y de un barrio obrero y llegó a conquistar las páginas de un periódico en el que se ha convertido en un crítico de flamenco de mucho peso, ese logro es premiable, no mancillable. ¿Que no sabe de música? de la que respecta al flamenco más que Baremboim, por ejmplo; más que Pedro Halffer, por ejemplo, y son dos grandes directores de orquestas. Quiero decir con esto que Bohórquez es un experto y está totalmente autorizado para analizar el flamenco, del que tanto sabe. No ha dicho nada malo de Dorantes, no sean pacatos, sólo ha opinado sobre lo que el pianista dice de los críticos. Como crítico que es, tiene derecho a la réplica. Simplemente.

  • Lourdes Galvez del Postigo Escrito el 15 noviembre, 2010 21:17

    Vaya, Manolo, tres días sin entrar en La Gazapera y la que se ha liado! Pero bueno ¿qué flamenco va a venir? ¿es que el flamenco va a cambiar si le dan el reconocimiento de Patrimonio de la Humanidad? pues vaya timo entonces ¿no? ¿Que los críticos tendremos que ponernos las pilas para ese flamenco que viene? ¿por qué se aventura nadie a tildar al crítico de ignorante? ¿qué sabe nadie cuáles son las lagunas de cada crítico y si las está cubriendo? A lo mejor van a tener que venir críticos de Nueva York o de Suiza a enseñarnos cómo hay que hacer cr´tica de flamenco ¿y no será que el flamenco que supuestamente viene se está impregnando de unas estructuras musicales complejas que le son ajenas? y con ésto no estoy diciendo que sea algo negativo, todo enriquecimiento es bueno, siempre que esté bien hecho y sin ánimo de quedarse en lo superficial para aparentar una falsa modernidad, porque como bien dijo Picasso, para transgredir hay que dominar lo clásico.
    ¿Que los artistas solo hablan cuando reciben malas críticas? pues también, seguro que se cuentan con los dedos de una mano los artistas que te han llamado para decirte que les gustó tu crítica, pero en seguida se ponen a rajar si no están de acuerdo, hay muy pocos dispuestos a conversar con el crítico y mucho menos a reconocer que algo no ha estado a la altura deseada. Y qué tremendamente fácil es insultar al crítico, pues rápidamente se hace un coro.
    En fin, creo que esto es un debate eterno, que viene de muy antiguo, y que no tiene mucha solución, pero yo no me cansaré de pedir RESPETO, que se puede discrepar, pero, por favor, sin faltar a nadie. Y de nuevo insistir en lo de la UNESCO, de verdad, no sé qué esperan que pase si se declara a favor del flamenco, esto parece Bienvenido Mr Marshall.
    Un abrazo, Manolo

  • Carmen Escrito el 15 noviembre, 2010 22:34

    Hola, ésta es la primera vez que participo en el blogs, y lo hago tras comentarme un buen amigo la polémica suscitada en torno a Dorantes y su entrevista en El Correo de Andalucía. Este amigo tuvo el buen gusto de invitarme a uno de sus conciertos, un detalle que siempre le agradeceré.
    La entrevista la he podido leer ahora, a tiempo pasado, pues mi amigo ha tardao un rato en escanearla y enviármela. Mientras, he leído los comentarios y sus correspondientes respuestas haciéndome una idea del porqué tanto jaleo.
    Una vez leída me siento extrañada porque no encuentro ofensa es sus declaraciones. Un músico de su talla debe mojarse como ha hecho, sin faltar el respeto a nadie, que lo cortés no quita lo valiente, y construyendo que es de lo que se trata.
    Además en una de sus críticas de la Bienal dijo que el público de Sevilla no sabía de flamenco o que era poco exigente (Miguel Poveda?), que le daba igual 20 que 80. Pues eso mismo, exijámonos todos, yo la primera, y luego a disfrutar todo lo que uno sea capaz.
    Un beso

  • María Berro Escrito el 16 noviembre, 2010 11:38

    Hola Manuel:
    Sólo para ser justos creo que sería bueno que pudieras hacer una entrevista a Paco Lobatón a cerca de los fines del Programa “Mi primer Olé”.

    • lagazapera Escrito el 16 noviembre, 2010 15:40

      Tengo cosas más importantes que hacer, María Berro. Pero sería interesante, sin duda, poder hacerle ciertas preguntas a Lobatón.

  • Pilar Azcárate Escrito el 16 noviembre, 2010 21:13

    He leído con atención los comentarios del artículo sobre Dorantes, un músico deslumbrante y, a partir de ahora, un bocazas. Aporto un dato. Algunas de estas opiniones, y muy en especial las que arremeten contra los orígenes humildes del flamencólogo en cuestión, están escritas por auténticos ignorantes de la escritura. Hace daño a la vista leer esas embestidas a las reglas gramaticales y ortográficas en una bitácora tan culta como la presente, pues manifiestamente culto es su creador. De honestidad ni hablemos. Puedo afirmar que de las universidades –y conservatorios– salimos personas que nunca escribiremos con la elegancia y sentimiento que atesora el autor de La Gazapera. Tremendo contrasentido, pues, criticar con armas literarias a un presunto ‘muerto de hambre’ que redacta mejor que tú veinte o treinta veces. Difícil tarea descalificar con prosa infecta a quien está en un plano intelectual superior. En fin, que para criticar, ya sea a un artista o a un crítico, lo primero que hay que hacer es saber juntar las letras. Al menos si uno quiere hacerlo por escrito. ¿O es que como hablamos de flamenco y estamos donde estamos vale todo?
    De acuerdo, en esta reflexión se me ha notado cierto corporativismo. Pero vaya, que también se les ve el plumero a esos sujetos toscos y zafios que se asoman de vez en cuando a La Gazapera mostrando su indignación por tal o cual crítica, y que bajo un seudónimo sodomita esconden al familiar o amigo del artista vilipendiado, al propio canturreador o, lo que es peor, al politicucho de turno con responsabilidad en materia flamenca. Ay, este Bohórquez qué malo es, que no se calla el tío ni bajo el agua, que no se deja sobornar con un contratito para la Agencia. Entre el periódico y el blog, un día nos va a hacer tambalear el pesebre y todo el mundo nos va a ver las posaderas. Venga, vamos a desacreditarle ante la parroquia. Lo mejor es que le intentemos humillar con esa historieta que cuenta él mismo de las calicatas, a ver si cuela.

Escribir comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *