¿Chanela el público de la Bienal?

A José María Polo

José Fernández Torres, el popular 'Tomatito', en su actuación en la Bienal.

José Fernández Torres, el popular 'Tomatito', en su actuación en la Bienal.

Hace unos días fui invitado a un debate en Giralda Televisión sobre la Bienal de Flamenco y no pude aceptar tan amable invitación por encontrarme ese día en Salamanca. He podido ver el debate y la verdad es que resultó muy interesante, con el director del festival sevillano, Domingo González, siempre a la defensiva. En el transcurso de la tertulia, el crítico Antonio Ortega sacó a colación el asunto de la preparación o no del público de la Bienal para escuchar flamenco, que es un tema interesante. ¿Sabe o no sabe de flamenco el público que asiste a la cita jonda hispalense? En general, no sabe, como ocurre en el cine, el teatro, los toros o el fútbol. ¿Todo el que va al cine sabe lo que es un salto de eje? Personalmente me fastidia que después de un espectáculo flamenco mediocre el público se ponga de pie a aplaudir. Esto a los críticos nos plantea un grave problema porque alimenta la rancia creencia de que sólo apoyamos lo que nos gusta o que nos vendemos al mejor postor. Pero hay algo que me molesta mucho más que la escasa preparación del público que acude al flamenco actualmente, que es el nulo espíritu crítico de los nuevos aficionados. Domingo González dijo en este debate que tampoco sabrían de flamenco los que llenaban las plazas de toros en la época de la ópera flamenca. Obviamente. Pero en aquellos tiempos, como puede comprobarse leyendo los periódicos de la época, los aficionados eran críticos y en ocasiones abucheaban a los grandes artistas, cuando consideraban que no habían dado los veinte reales del duro. Podría contar anécdotas de este tipo ocurridas a Chacón, Vallejo, Marchena, Pastora Pavón, Mairena o Caracol. Hoy no ocurre eso, y no es que estemos animando a los aficionados a tirar tomates a los escenarios. No es eso, créanme. Pero un buen aficionado al flamenco debe ser crítico, lo que tampoco es fácil. Para ser crítico con un arte y sus artistas, está claro que hay que tener una buena preparación. Y el público de la Bienal, en general, lo quiera o no su director, es neófito, de ahí que en todos los espectáculos hayamos visto a tanta gente gritando de emoción y poniéndose de pie ante el más simple meneo de un mantón o el más sencillo acorde de una guitarra. Los artistas, claro está, están encantados con esa actitud del público. Supongo que Miguel Poveda celebrará que la gran mayoría de sus seguidores no vean más allá de su cultivada puesta en escena; que no se percate de sus defectos, que los tiene, aunque lo estén poniendo rico desde las instituciones públicas. En el concierto de Paco de Lucía, por poner otro ejemplo, sólo hervía el público cuando el genio picaba, pero no cuando desarrollaba unos increíbles alternados o construía unas inigualables frases musicales en el diapasón de su guitarra. Nadie protestó cuando se llevó veinte minutos haciendo de guitarrista de cuadro para El Farruco, en vez de tocar solo. Eso es lo que me molesta, que se haya perdido el espíritu crítico, que se consuma flamenco hasta la saciedad sin preocuparse de saber qué se consume. La Bienal está contribuyendo a ello de una manera lamentable, como lo demuestra la falta de programas de mano con una mínima información, como si todo el mundo supiera quién es Tomatito o qué es una rondeña o una farruca. Está claro que interesa más llenar los teatros, los hoteles y los restaurantes, que contribuir a la preparación del público que acude hoy a la Bienal y que asegurará el futuro del festival. Y para justificar todo esto lo más fácil es decir que los críticos no sabemos nada sobre el arte flamenco. Cualquier cosa menos ir contra quienes revientan todos los días las taquillas, que son quienes interesan a los que utilizan la Bienal como un arma política de gran eficacia.

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedIn

53 Comentarios

  • José Manuel López Gutiérrez Escrito el 28 octubre, 2010 10:30

    ¿Por qué llamándose Bienal de FLAMENCO los artistas llevan sus experimentos con otros géneros, en lugar de elaborar un espectáculo de FLAMENCO? ¿Por qué no se retuercen un poquito más el cerebro utilizando sólo y exclusivamente las cuantiosas herramientas que ofrece este género?

    No estamos hablando de pureza, sino de centrarnos en lo que somos. El FLAMENCO tiene que evolucionar, pero ¿hacia dónde? ¿por qué ha de hacerlo las direcciones que marcan ciertos culturetas y no en otras? Hay miles de cantes que están olvidados y pueden renovarse, mucho por coreografiar sin recurrir a las galvanadas y no menos por falsetear sin picar tanto o meter tanta atonalidad… Lo fácil para los artistas actuales es acudir a otras músicas en lugar de abundar en lo propio. Además, las figuritas de la Bienal lo tienen muy claro: dinerito hagan lo que hagan, libertad para representar lo que les plazca encima del escenario -la libertad creativa es otra cosa- y un público con unas tragaderas enormes que no tiene ni idea del devenir histórico, estético y formal de FLAMENCO. Y eso no puede ser.

    Todo esto juega a favor de los artistas y, por supuesto, de quien programe. El público, siempre pierde pero como no sabe, tampoco se preocupa. Y el aficionado que conoce y exige, se queda en casa porque sabe lo que hay. Por lo tanto, la Bienal es buena sólo para el turismo, para los artistas de siempre y los políticos. Y es mala para el propio FLAMENCO. Si no, tiempo al tiempo…

    Un saludo, y ráscale el hociquillo a Surco de mi parte

    • lagazapera Escrito el 28 octubre, 2010 10:38

      Gracias, José Manuel. Sé que te gusta Surco. Oye, pásate un día por casa, de camino hacia Sevilla, lo acaricias un rato y te llevas algunas cosillas que hay aquí para ti.
      Un abrazo.

  • Juan Vergillos Escrito el 28 octubre, 2010 11:36

    Totalmente de acuerdo, aunque lo cierto es que mucho público extranjero, aunque cultivado en el flamenco, tiene mucha hambre de lo jondo porque en sus países no tienen tanto alimento flamenco. Y, claro, cuando uno tiene hambre se come lo que sea y todo le sabe bien. Un abrazo

    • lagazapera Escrito el 28 octubre, 2010 12:21

      El otro día, en este debate, estuviste estupendo, poniendo algunas cosas en su sitio.
      Gracias, compañero.

  • Antonio R Escrito el 28 octubre, 2010 11:50

    ¿ y yo pregunto donde , cuando y como se forman los aficionados que comienzan a interesarse por el flamenco y saber distingir la paja del trigo? , en la bienal excepto para los artistas mas mediaticos la afluencia de publico joven yo no la he visto , eramos casi todos de 40 para arriba , el tema que planteas daria para mucho que hablar.

    Aprovecho hoy que hace justamente un año que fallecio la gran Bernarda para agradecerle donde quiera que esté los inolvidables momentos que me aportó escuchandola

    • lagazapera Escrito el 28 octubre, 2010 12:24

      Si fueran jóvenes los que lo aplauden todo, estaría justificado porque es muy difícil saber de flamenco con veinte años, aunque habrá excepciones. Pero ver a un señor de 60 años gritando de emoción ante una obra horrorosa, es inexplicable.
      Yo también añoro a Bernarda, Antonio.

  • Adolfo Escrito el 28 octubre, 2010 11:50

    Es muy fuerte… el publico no sabe lo suficiente… vale de acuerdo, pero los críticos tampoco. Si exiges formación al publico los artista también deberían exigir mas formación a los críticos. Los culpables o donde flaquea toda este asunto según usted es en los programadores y en el publico, en ustedes no, vosotros los críticos sois casi Dioses, capaces de incluso marcar cual es el destino mas adecuado para el flamenco… esto es surrealista por que la realidad de ahora y siempre os guste o no os guste la dirección, la evolución, la tendencia de un arte siempre lo han marcado los creadores, al igual que siempre los críticos han estado confundido. Ustedes de música nada, estoy seguro que no es capaz de hacerme un análisis puramente musical de cualquier cante por solea. No estáis preparados para la nueva época que entra y por eso queréis tirar para detrás. Este blogs como toda la información de Internet quedará siempre y cuando pase unos años estará obsoleto y usted sera alguien que no entendió la evolución del flamenco… usted sabrá.

    • lagazapera Escrito el 28 octubre, 2010 12:33

      Yo sólo opino sobre lo que veo y escucho. Nunca he dicho que sepa de flamenco más que nadie. Tampoco que los críticos somos los que más sabemos en general. Y no tenemos tanta fuerza como usted nos atribuye, para marcar el destino del flamenco. Si yo creo que al flamenco ha llegado un público poco preparado, lo digo y punto. Salvo que usted me diga que no y entonces, a lo mejor, le hago caso. En cuanto lo de escribir un libro sobre los que usted plantea, el que debe de escribirlo es usted, que parece que chanela. Yo no soy músico, lo he dicho muchas veces, pero también tengo derecho a opinar, como opinan de cine quienes no son directores, o de toreo quienes no son toreros. Me deja usted patidifuso, Adolfo. Si quisiera escribir un libro sobre lo que usted plantea, seguramente lo haría, porque el que escribe un libro sobre alguna cuestión se informa y ya está. ¡Manda huevos!

  • Adolfo Escrito el 28 octubre, 2010 12:11

    Otra cosa, de anécdotas usted sabrá muchísimo no lo dudo, pero le reto a que escriba un libro analizando profundamente los giros melódicos, las cadencias, las armonías, en donde se movía musicalmente cada cantaor, dependiendo de cada enclave que tipo de sincopas usaban, pero bien explicado, no vale que digas si es al golpe, mas libre, mas rápido… no, eso cualquiera se da cuenta.
    Hay folcloristas que lo han hecho pero eran músico…
    ¿usted que es, historiador?. ¿Y usted se atreve a criticar música?

    • lagazapera Escrito el 28 octubre, 2010 12:48

      Nos vamos a poner todos a estudiar la carrera de Música: críticos, artistas, aficionados…, para que usted esté contento. También Paco de Lucía, Morente, Tomatito, Rancapino…

  • Lourdes Gálvez del Postigo Escrito el 28 octubre, 2010 12:12

    Pues estoy de acuerdo prácticamente en todo, tanto contigo,Manolo,como con José Manuel. Uno se siente un marciano cuando el público jalea en pie algo mediocre, y ocurre con frecuencia, desgraciadamente.
    Un abrazo

    • lagazapera Escrito el 28 octubre, 2010 12:50

      Suele ocurrir. Hay que obligar a todos a que estudien Música. Manolo Sanlúcar me dijo una vez que nunca había conocido a un músico de conservatorio que supiera de flamenco. Hace años, claro.
      Gracias, lourdes.

  • Adolfo Escrito el 28 octubre, 2010 15:07

    Usted escribe en un blogs conectado con un medio de comunicación como es “El Correo de Andalucía” y usted tiene una responsabilidad como profesional de estar preparado y ser lo más justo posible con sus opiniones. Es cierto usted escribe y opina sobre lo que ve y escucha… no hay duda, y el publico, siente lo que ve y escucha, ¿que diferencia hay entre usted y el publico si nos basamos en esa frase? ¿su formación? ¿Qué formación de aficionado? ¿Usted cree de verdad que un critico literario no tiene por que saber la gramática? ¿crees de verdad que un critico de cine no tiene por que saber sobre los diferentes planos cortos largos, la dificultad de cada uno de ellos y la utilización adecuada? Usted esta muy confundido, usted tiene la obligación de conocer y ser capaz de distinguir los cambios melódicos a la perfección de cada cante sin que las letras le sirva de pista para saber a que autor pertenecía, solo como pura música, eso si hablamos del cante, pero si nos metemos en instrumental… Todos los grandes personajes que mientas son artistas y no son críticos que se ganan la vida analizando las obras de los demás. Sus opiniones no las escribes de un diario personal suyo, son expuesto en un medio de comunicación, le repito usted tiene la obligación por respeto a los artistas de estar preparado y no solo como historiador. ¿Es tan difícil entender esto o no le conviene entenderlo?

    ¡¡¡Si, manda huevo!!!

    • lagazapera Escrito el 28 octubre, 2010 18:31

      Si usted está tan seguro de que no sé nada, ¿por qué lee mis críticas y mis libros? Con lo que sabe de música y de flamenco, es una tontería que pierda el tiempo conmigo. Si alguna vez lo he criticado y está dolido, que creo que es eso, sabe quién soy y estaría dispuesto a discutirlo personalmente. Yo le pongo nombres y apellidos, y hasta cara, a todo lo que escribo. No me escondo.

  • soyelquemassabedelospavon Escrito el 28 octubre, 2010 15:19

    “Si quisiera escribir un libro sobre lo que usted plantea, seguramente lo haría, porque el que escribe un libro sobre alguna cuestión se informa y ya está”.

    qué fácil lo ve usted. claro, con semejante nivel de autoestima no me extraña que luego se atreva a decir las cosas que dice. de ser así de fácil, podía haberse informado un poco a la hora de escribir libros y aportar algo más a la bibliografía flamenca que las partidas de nacimiento y bautismo de unos pocos cuantos cantaores. aprenda, aprenda, como le decía antes un señor llamado adolfo, y acepte que sería incapaz de hacer un análisis musicológico de la obra de un cantaor; cosa que sí han hecho muchos investigadores flamencos a los que usted ataca.

    más visto que los tbo…………………….

  • tequiiya Escrito el 28 octubre, 2010 15:21

    ahora resulta que eres historiador
    y musicologo
    y……….

    te qui i ya

  • José Manuel López Gutiérrez Escrito el 28 octubre, 2010 15:58

    Bueno, yo sí soy músico y musicólogo. Licenciado. Y cuando he ejercido la crítica en flamenco de muy poco me han servidos los conocimeintos musicales. Siempre he terminado echando mano de la estética. Porque cuando se enjuicia críticamente, se hace sobre todo desde un punto de vista estético. Algo que, en cada uno está más o menos desarrollado, dependiendo de los conocimientos musicales, estéticos, formales, históricos… Pero todo depende mucho del buen gusto. Ahí es dónde yo creo que está el problema: en el mal gusto que hace que nos traguemos sin anestesia cosas horribles. Por eso, dentro de cada espectador de un ARTE CULTO como el FLAMENCO (que no es música popular, no se olviden), debe haber un crítico. En otras músicas cultas como la ópera o el jazz, el público es muy crítico. ¿Por qué no en el FLAMENCO?

    El crítico debe, además, exigir una calidad porque el público paga una entrada y el artista no puede cachondearse de quien paga. Y en el FLAMENCO hay bastante cachondeo por parte de algunos.

    En cualquier caso, con el título en la mano, les aseguro que no hace falta ser músico o musicólogo para saber si algo está desafinado, si está descuadrado ritmicamente o no se ajusta a los modelos establecidos que los artistas -unos más que otros- pretenden seguir. Porque hasta un recién llegado “achina la cara” si lo que ve o escucha, ortodoxo o heterodoxo, es un auténtico “mojón”.

    Claro que si se sabe música la crítica es mejor, pero en cualquier tipo de soporte de prensa (escrita, radio o tv) no podemos analizar técnicamente nada porque no sólo aburriríamos, sino que necesitaríamos tres hojas de El Correo, una mañana de la Ser o un Salvame de Telecinco para hacerlo con meridiana claridad, argumentos y contundencia. Para escribir sobre todo eso que dice don Adolfo, ya hay especialistas -unos más que otros- que escriben libros.

    • lagazapera Escrito el 28 octubre, 2010 18:37

      Este tal Adolfo cree que todos los que leen flamenco saben de música. Y todos los que cantan, tocan la guitarra y bailan. Creo que sólo es un pegotero.
      Un abrazo.

  • Curro Canela Escrito el 28 octubre, 2010 16:46

    Os doy mi opinión.
    Tengo 25 años, el flamenco me viene de siempre en mi casa, pero verdaderamente me atrapó hace cuestión de tres años.
    Normalmente solo voy con un amigo mas a los espectaculos y recitales por que no conozco a nadie mas de mi edad que le guste, y cuando me encuentro alguien de mi edad que me dice que le gusta el flamenco, empiezo ha hablarle me aclara que no, lo que le gusta es el flamenkito que el flamenco puro no?. lo mejor ya es cuando te dicen que tocan el cajon flamenco, hay ya entro en fase de autodestruccion!
    No le hecho las culpas al público, por que por mucho que el flamenco sea de aqui, donde se promociona? quien recibe una formacion como no sea pagando?
    El publico que va al teatro, se conforma con una pataita por buleria, un cantecito por fandango y vaya si es aburrio lo que esta cantando ese hombre (Toná).
    Antes se mamaba en las casas, ahora no.
    Saludos.

  • Paco Mármol Escrito el 28 octubre, 2010 18:15

    De acuerdo contigo en lo que expresas de que una mayoría del público que asiste a la Bienal no conocen los Cantes, ya que suelen ser casi todos “giris”.
    Muchos flamencos sufrimos en nuestras carnes el no poder asistir a algunos espectáculos, porque está todo vendido para los turistas, con meses de anticipación.
    La única ventaja de que vengan tantos extranjeros a la Bienal, es que un porcentaje (yo diría que pequeño) se acercan y quedan prendados de nuestro Arte, y con el tiempo serán también buenos aficionados. Pero, en la actualidad, muchos de los que estamos en La Puebla, Marchena, o Morón, y queremos ver un buen espectáculo flamenco de la Bienal, cuando entramos en Internet, no quedan entradas.
    Hemos de ir, en todo caso al Hotel Triana, que casi siempre hay posibilidades de encontrar entradas.

  • Juanillo del Tardón Escrito el 28 octubre, 2010 18:49

    No entres al trapo, amigo Bohórquez, que el tal Adolfo es uno de los artistas a los que has criticado en la Bienal. Es usted muy ingenuo.

  • Alfonso Escrito el 28 octubre, 2010 19:00

    En primer lugar, el público (llamado algunas veces el respetable)tiene derecho, como el crítico, a expresar su opinión con aplausos o abucheos. Como chiste malo diré que uno paga y el otro cobra. Por otra parte, el arte es sentimiento y técnica. El primero incide en una parte irracional del cerebro que responde cuando conecta con las vivencias del individuo; la segunda incide en otra parte del cerebro que está cargada de conocimientos a través de una iniciación previa.Basta con la primera para disfrutar de una expresión artística, la segunda sería necesaria pero no imprescindible; de ahí que el publico no entendido aplauda lo que le llega sin someterlo a ningún análisis ténico.
    En cuanto al arte flamenco, hemos de convenir que se requiere un periodo iniciático ya que es una música de culto y requiere acostumbrar el oído y la vista(al igual que la ópera y el jazz).Y abundando más, es tan complicada la cosa que, por lo general, a un admirador de Borrico de Jerez no le atrae el cante de Pepe Marchena; y los dos hacen flamenco.
    Por último, no me parece mal que se intente llenar teatros aunque sean la mayoría no iniciados, como también son importantes los cenáculos de aficionados. Lo fundamental es que no se apague la llama de este arte tan bendito; y que también ganen dinero los artistas que son los más importantes en este asunto.
    Perdón por la parrafada tan larga.

    • lagazapera Escrito el 28 octubre, 2010 19:13

      Para eso está ‘La Gazapera’, amigo Alfonso. Gracias.

  • Adolfo Escrito el 28 octubre, 2010 19:38

    Miren señores yo solo estoy haciendo una critica a un critico. Ellos lo hacen ¿yo por que no? Y claro que te he leído señor Bohorquez, para dar mi opinión he de informarme antes. Y sigo diciendo lo mismo no estas preparado, es mi critica, la he hecho leyendo y pensando desde mi formación, usted la hace viendo y escuchando desde su posición o formación de aficionado e historiador.
    El titular de mi critica si tuviera que sacarlo en un periódico seria este:

    La “Gazapera” lugar donde se opina pero no se profundiza.

    Firmado: Adolfo Posada

    ¡Ah! no soy artista ni estoy dolido, no creo que el señor Bohorquez cada vez que escribe una mala critica sea por que este dolido, es por que no le ha gustado, a mi me pasa lo mismo.

    • lagazapera Escrito el 28 octubre, 2010 22:56

      Bonito titular, Adolfo, sí señor.

  • Adrián Maesso Escrito el 28 octubre, 2010 19:47

    Winston (que no era un paquete de tabaco)Churchil:”Las críticas no son agradables, pero son necesarias”…

    • lagazapera Escrito el 28 octubre, 2010 23:05

      Churchil era muy inteligente, Adrián. Saludos a Palomares.

  • Adolfo Escrito el 28 octubre, 2010 20:07

    Me ha gustado lo que ha escrito el señor Alfonso, es muy interesante. Has hablado que el arte es sentimiento y técnica perfecto, en las criticas ha de ser lo mismo por una parte sentimiento y por la otra técnica o conocimiento. El flamenco como bien dices es una música culta… ¿quien tiene capacidad para criticar esa parte del flamenco? por que la parte de sentimiento cualquier buen aficionado puede hacerlo, decirme… ¿los críticos de hoy en día?… no. ¿Y usted cree señor Alfonso que en el flamenco que se hace hoy en día es suficiente con la parte del celebro que corresponde al sentimiento para hacer buena critica? (por supuesto que es una parte importante) vuelvo a decir No.

    No seria justo si no dijera que de todo lo que he leido de flamenco para mi el señor Bohorquez es el mejor de todos, el mas honrado. Y sus libros son muy buenos. Es justo decirlo.

    • lagazapera Escrito el 28 octubre, 2010 23:31

      Yo apenas fui al colegio y leí mi primer libro a los 18 años de edad. Era de flamenco, señor Adolfo. La música me gusta sentirla, pero sería incapaz de estudiarla en un conservatorio, por eso me preocupé más por aprender a juntar las letras para escribir sobre la vida de los artistas, de manera digna, que de saber lo que era una voz armónica y polifónica. Por eso no analizo tanto el aspecto musical de un cantaor, porque me interesan más otros aspectos. Por ejemplo, por qué El Carbonerillo cantaba con tanta pena. Jamás escribiré un libro sobre la música del flamenco, sólo biografías. Eso, que lo hagan los musicólogos, que para eso están. Cuando escuché por primera vez a El Carbonerillo, su cante me dolió tanto que decidí saberlo todo sobre su vida y descubrí que cantaba como cantaba porque era un hombre atormentado, una víctima del desamor. Eso es más imortante para mí que saber en qué compás entraba cuando cantaba por soleá, que también lo sé, aunque no haya estudiado Música. Estoy acostumbrado a que personas tan versadas como usted me descalifiquen por no saber la teoría de la música, así que no seré yo quien le impida decirlo abiertamente en este blog. De hecho, le he publicado todos sus comentarios, y lo haré siempre sin quitarle ni una coma, como no podía ser menos.
      Gracias por su sinceridad.

  • Juanillo del Tardón Escrito el 29 octubre, 2010 00:07

    Ahí queda eso.

  • Antonio R Escrito el 29 octubre, 2010 08:04

    Manolo,

    Los que tenemos la suerte de conocer la Gazapera sabemos que es un foro de encuentro donde la libertad de opinión prevalece y eso en los tiempos que corren es de agradecer, ademas si te leo , es porque coincido en gran parte con tus comentarios sobre flamenco , aprendo de ellos y ademas me transmites credibilidad.

    Pienso que el saber nunca está de mas pero de eso a concluir que la formación técnica – universitaria es básica para realizar ctitica flamenca pues es de risa y una pamplina, mira la crisis de la economia mundial y como ha cogido en pelotas a la mayoria de los expertos mundiales , banqueros, politicos , economistas , periodistas y otras gente parlanchina.

    En la vida es importante la formación , pero igual o mas todavia la nobleza de corazón y la etica profesional, no te conozco de nada pero pienso que de eso te sobra y para mi es suficiente.

    Agradecerte una vez mas este blog que tienes abierto y que es una prueba real de lo que he comentado.

    • lagazapera Escrito el 29 octubre, 2010 09:25

      Gracias, Antonio. Yo siempre echaré de menos el no haber ido a la Universidad, pero, al menos en mis tiempos, la miel no estaba hecha para la boca del cerdo.
      Un abrazo.

  • José Alcántara Escrito el 29 octubre, 2010 08:48

    Señor Adolfo, si para cantar flamenco o criticar hay que saber todo lo que usted dice, Camarón no sabía una papa, ni Marchena, ni Valderrama. A lo mejor Borrico o la Piriñaca sí sabían. En el Flamenco tiene que haber de tó, y las almendras dulces tienen que agradecer a las amargas el ser tan dulces; y las guapas a las feas. Y no os calentéis la cabeza, gazaperos, el flamenco irá por donde vaya el dinero y la política, que es lo mismo.
    Un saludo, Manuel.

    • lagazapera Escrito el 29 octubre, 2010 09:26

      Un abrazo, José.

  • juan vargas valencia Escrito el 29 octubre, 2010 10:49

    chanelar de flamenco no muchos aficionados,quizas el tanto por ciento suba mucho cuando van a ver un espectaculo,en la bienal ,el publico no sabe decir un ole a tiempo,al`personal le gusta mas la escenografia ,las luces ,los tiempos ,mas cante y menos tonterias que no estamos en la opera de Paris

    • lagazapera Escrito el 29 octubre, 2010 17:02

      Es muy difícil decir un ole a tiempo, amigo Juan.
      Un abrazo.

  • juanichi Escrito el 29 octubre, 2010 10:56

    en el espectaculo de MANUEL DE PAULA el publico si entendian ,pero de largo, ahora era LEBRIJA,y es queno se puede aguantar la siguirilla de DON JOSE VALENCIA,la solea de Manuel de paula , o el maravilloso cuple por bulerias de Anabel Valencia,que nos estremecio

    • lagazapera Escrito el 29 octubre, 2010 17:01

      ¡Viva José Valencia y Manuel de Paula! Y Lebrija.

  • franmmartin Escrito el 29 octubre, 2010 13:10

    D.Adolfo se ha pasao Vd en la crítica al crítico ; no en su forma sino en el fondo.Ha querido Vd meter demasiadas cosas en su crítica y el resultado es un gazpacho un poco indigesto .
    El comentario que hace el crítico en éste pots o como diablos se diga (reconozco que no se inglés ni me gusta la americanización de nuestro lenguaje) es que en general, el público que va a la Bienal está encantado de haberse conocido y agradecen sobremanera lo que le echen sin el más mínimo atisbo de análisis, posiblemente porque les falten referencias.
    Y en ésto creo que estamos casi todos de acuerdo que es verdad,luego por éste comentario el crítico debería de salir indemne.
    Otra cosa es que Vd en su pleno derecho de consumidor de críticas, no esté de acuerdo o le parezca mostrenca alguna de las que haya leído, o no le haya parecido bueno alguno o ninguno de los libros del Gazapero Mayor.
    Pero eso hay que razonarlo sobre cada caso concreto , analizando los errores encontrados y aportando las opiniones correctas.
    Eso sí es asumible.Lo que Vd ha hecho,además de seriamente cuestionable, suena más a desahogo que a razonamiento.
    ¡No mandemos más huevos que nos vamos a poner amarillos!

    • lagazapera Escrito el 29 octubre, 2010 17:01

      Gracias, Paco. El debate es interesante siempre.

  • Adolfo Escrito el 29 octubre, 2010 16:25

    Vamos a ver… señor Bohorquez lo que has dicho se lo he referido yo antes, para mi usted esta mas preparado como historiador que como crítico, y es usted un buen historiador.
    Yo creo que es tan importante el creador como la obra en si, y como algo ya establecido, hay gente que están preparados para escribir la biografía y otros lo están para analizar y profundizar en sus creaciones… creo que no estoy diciendo nada del otro mundo. Es bastante lógico.
    Otras cosa ¿decirme en que momento he dicho yo que para cantar flamenco hay que saber música… donde esta esa frase? Sigo pensando que un critico que no sabe algo al menos de música, no puede analizar y escribir una critica justa a un artista de ninguna disciplina musical incluida la del flamenco. El flamenco ha evolucionado, se esta haciendo cosas diferentes y ricas musicalmente hablando por lo tanto los críticos (no los historiadores) han de estar preparados para ser justos y criticar con propiedad.
    Perdonar si mi titular ha sido desafortunado, disculpen mi critica era para el critico no quería hacerlo al lugar, perdonar.
    Y no estoy para nada resentido o calentado, la prueba es que puedo dar fe, que esos huevos varias veces nombrados no están aun fritos.

    Gracias señor Bohorquez por dejar que me exprese en su Blogs. Espero que me veas digno de tomar esa miel, si no… me saldrán hocicos. De todas forma sigo diciendo que es usted un gran merecedor de laureles por el buen trabajo que desempeña en sus libros. He leído otros de personajes que no voy a mentar… bueno una pista es un matrimonio, que es para encerrarlos. Gracias

    • lagazapera Escrito el 29 octubre, 2010 17:00

      Para mí ha quedado muy claro, Adolfo. En todos mis libros analizo las obras de los biografiados, pero a mi manera, según mis estudios sobre el cante y mi experiencia como aficionado. El de Pastora, por ejemplo, o el de su hermano Tomás. Los musicólogos profundizarían más y mejor, aunque mostrarían otras carencias, sin duda, pero aún no han decidido meterle mano al cante jondo, aunque los hay muy buenos: Faustino Núñez, por ejemplo. Ya quisiera yo para mí esos conocimientos musicales, pero no los tengo. Los críticos de flamenco tendríamos que licenciarnos en Música y Danza, aunque nos paguen cuarenta euros por una crítica, pero a mí me ha pillado ya muy mayor. A los jóvenes les recomiendo siempre que lo hagan. Ojalá me hagan caso.
      Es un placer dialogar con usted.

  • Luis Castillo Escrito el 29 octubre, 2010 18:20

    No iba de libros el comentario. Iba de la escasa preparación flamenca de bastantes “frecuentadores” de este Arte. Y en efecto el Sr. Bohórquez tiene razón en mi opinión porque para distinguir la bondad de un
    Arte no se precisa ser erudito en él, Se necesita una sensibilidad específica y ella te exigirá una autoeducación que te hará saber cuando procede el aplauso. Con posturas condescendientes ante cualquier manifestación artística mediocre, solo hacemos contribuir a extender la mediocridad.

    Un saludo desde La Luz y la Sal,.

    • lagazapera Escrito el 29 octubre, 2010 23:28

      Un saludo, amigo Luis. Como siempre, gracias.

  • Carmen Arjona Escrito el 30 octubre, 2010 12:14

    Retomando el asunto de este post. Como la Bienal es un evento que va más allá del flamenco y al que acude un numeroso y diverso público, el planteamiento de si este público chanela o no se diluye en función de esa diversidad humana. La Bienal se llena de curiosos. Aficionados menos, salvo en algún que otro espectáculo (pocos) como el de Manuel de Paula que llenó el patio butacas de Lebrija, como ya se ha dicho en otro comentario antes.
    Lo penoso es que muchos aficionados que chanelan que da gusto no van a la Bienal porque en sí misma no es de su gusto. Esto hace parecer que en la Bienal el público no entiende de nada y aplauden cualquier cosa.
    Bueno, pues eso es lo que a mi me parece. Sevilla es magnánima en aplausos y regalan palmas a cualquier cosa, pero esto no es exclusivo del flamenco. Aquí se aplaude lo que sea.
    ¿Que sería deseable mayor conocimiento? Pues sí, pero no seré yo la que impida a todo el que quiera, por muy inculto musical que sea, disfrutar con lo que le guste.
    Saludos, gazaperos.

    • lagazapera Escrito el 30 octubre, 2010 17:25

      Está claro, amiga Carmen. El que paga una entrada lo hace porque le gusta el artista y, lógicamente, disfruta. Nada que objetar a eso. A mí me fastidia que se aplaudan a rabiar espectáculos malos, pero, ¿a quién le importa mi opinión? La calidad o no del público dice mucho o poco de un festival? Los artistas mediáticos están llevado a un público determinado, y si eso es bueno, pues vale. Lo celebro.
      Un abrazo.

  • Manolo Pachón Escrito el 30 octubre, 2010 14:27

    Como público que paga una entrada, tendo el derecho de aplaudir lo que me de la gana y lo que me guste, que eso de chanela? que vocabulario tan pobre

    • lagazapera Escrito el 30 octubre, 2010 17:28

      Desde hoy ‘La Gazapera’ es más rica, con tu comentario, amigo Pachón.
      Gracias.

  • editor_jartito_de_morralla Escrito el 2 noviembre, 2010 08:48

    “El de Pastora, por ejemplo, o el de su hermano Tomás. Los musicólogos profundizarían más y mejor, aunque mostrarían otras carencias, sin duda, pero aún no han decidido meterle mano al cante jondo, aunque los hay muy buenos”. ¿Qué aún no han decidido meterle mano al cante jondo? jajaja compare los diferentes libros que hay sobre Pastora y, si es honrado, pues usted dirá…

    • lagazapera Escrito el 3 noviembre, 2010 10:58

      Perdón, pero he estado enfermo en la cama y no he podido contestar su comentario. Mi mujer ha contestado algunos, pero éste no podía hacerlo ella, como es lógico. Sólo conozco dos biografías de Pastora y una es una copia de la otra, o sea, de la primera, que fue la mía. Iban a denunciar a la autora y todo (Cristina Cruces), por si no lo sabe. Si usted conoce otra biografía, dígalo, que estaré encantado de buscarla.

  • editor_jartito_de_morralla Escrito el 3 noviembre, 2010 11:04

    ante todo, espero que se haya recuperado de su enfermedad; en serio.

    ya que habla de esa biografía, al igual que la suya, la he leído, por supuesto. entiendo que si no la denunciaron sería porque advirtieron que no se puede hablar de copia cuando una llega mucho más allá que la otra, hace un análisis musicologico, sociologico e historico de una artista y de su época. si mal no recuerdo, creo que incluso lo cita cuando hace alguna referencia a su obra (como es aceptado, por si no lo sabe, en el mundo de la investigación), a la que supera con creces en todos los sentidos. si no, pregunte, pregunte, cuál de las dos quedará como obra de referencia al hablar de pastora.

    • lagazapera Escrito el 3 noviembre, 2010 11:18

      Es muy fácil publicar una biografía aprovechándose del trabajo de otras personas, como ha hecho esa señora. La catalogación de los discos se la pilla a Fonotrón y no cita la fuente, y el análisis musical, a los que realizaron las obras completas, en las que yo no participé porque ella se negó en rotundo. Mire si sabe sobre la obra de Pastora, que cuando se hizo el expediente sobre los discos de la artista, para declararla Bien de Interés Cultural, ella dijo que había grabado más de quinientos discos, porque no sabía que existían reediciones. ¿Obra de referencia? Si yo le contara…
      Es lo último que tengo que decir sobre este asunto.

  • José Antonio Magro Cortés Escrito el 25 marzo, 2011 10:53

    Esa frase suya “Nadie protestó cuando se llevó veinte minutos haciendo de guitarrista de cuadro para El Farruco, en vez de tocar solo”… Me acaba de quitar Vd. un peso de encima.

    Llevaba 6 meses pensando que soy un bicho raro, porque yo estuve allí aquella noche viendo/escuchando a Paco y pensé lo mismo.

    Lo que pasa es que a ver quién es el guapo que en tamaño evento no digo proteste, sino se niegue a partirse las manos aplaudiendo cualquier cosa.

    Ojo, que Paco para mí es el dios de la guitarra y bajaría hasta el mismo infierno a escucharlo, pero aquella noche acabé algo empachado de compás. Me habría encantado disfrutar de una rondeña, en silencio, sin que la gente interrumpiera con aplausos cada 2×3.

    Saludos.

Escribir comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *