El avicultor Andrés Marín: Las gallinas que entran por las que salen

Andrés Marín

Cuando yo era un niño, o sea, el pasado siglo, en mi casa había siempre gallinas ponedoras que aliviaban el hambre que pasábamos en aquella casita de Cuatrovientos, en Palomares, con el techo de canales y nidos de golondrinas en las habitaciones. No fueron buenos tiempos. Menos mal que teníamos una cabra, Josefita, que daba la leche con el colacao y todo. Una vez al mes mi madre le cortaba el cuello a una gallina y nos cocinaba un puchero de los de entonces, de aquellos que se tiraban tres horas hirviendo en el hornillo y que daban un caldo que resucitaba a los muertos. Las gallinas nos salvaron la vida, en los tiempos de Franco. Era una experiencia increíble verlas picotear entre los olivos. Y cuando sacaban pollitos, aquel día era el niño más feliz de Cuatrovientos. En ocasiones, cuando alguno parecía que no iba a salir adelante le metía una pimienta en el buche y en seguida recobraba la vida. También nos comíamos una gallina de vez en cuando, los domingos, pero no en el puchero, sino en salsa, porque el pollo era más para los ricos. Todavía recuerdo cómo las cocinaba mi madre. Elegía siempre la más gordita y le cortaba el cuello, sangrándola para que la carne estuviera más blanca. La sangre la aprovechaba también haciéndola encebollada. Aún recuerdo la receta de cómo guisaba Pepa las gallinas. Colocaba una olla en el anafe, con un poco aceite y ajos frescos. Cuando se doraban los ajos picaba una cebolla, una zanahoria, un tomate y un pimiento, y hacía un sofrito. Luego echaba la gallina troceada y un buen chorreón de vino peleón que comprábamos en la taberna de Mariquita Méndez. Y tres horas hirviendo a fuego lento. Cuando mi madre ponía la gallina en la mesa se nos caían a todos unos lagrimones como garbanzos. Como en casa rezábamos poco le cantábamos una saeta entre todos, y a embaularla después. ¡Cuánto le debo a las gallinas! Anoche me reencontré con ellas en el Lope de Vega, en la nueva genialidad del bailaor Andrés Marín. Nunca imaginé que el célebre coreógrafo fuera quien le daría el sitio a las gallinas en el flamenco, aunque haya sido sin que La Macanita cantara aquello de “el pollito que piaba, el pollito que pió, gotas de vino le daba, gotas de vino le dio”, que tan bien cantaba Antonia Pozo. Concha Vargas se lo podía haber recordado, que para eso es de Lebrija y estaba allí. Si Israel Galván ha inventado un nuevo palo, el aquí no canta y toca ni Dios, Andrés Marín no podía dejar de darle la réplica y ha inventado un nuevo baile, que es mucho más complicado: el no vayas a poner un huevo ahora que te zampo contra los focos. Esta rivalidad entre genios va a cambiar el curso del flamenco. Si Miracielos bailaba con el pescuezo mirando para Gelves, ¿por qué no iba Andrés Marín a bailar con una gallina en la cabeza? Anquilosados, que sois unos anquilosados. Nunca le agradeceré lo suficiente al maestro sevillano esta importante aportación y que me haya hecho retroceder en el tiempo hasta verme de nuevo en aquella humilde casita de Cuatrovientos, con gallinas ponedoras y una cabra que daba la leche con el colacao y todo. ¿Se enfadará el maestro por esta crítica, o lo que sea? Las gallinas que entran por las que salen.

XVII Bienal de Flamenco. Teatro Lope de Vega. Tuétano. Compañía Andrés Marín. Bailaor principal: Andrés Marín. Artistas invitadas: Concha Vargas y La Macanita. Guitarra eléctrica: Raúl Cantizano. Percusión: Luis Tabuenca. Asesor literario: Jean-Francois Carcelén. Texto poético: Antonin Artaud. Asesoramiento coreografía: Salud López. Diseño de Luces: Laurent Bernard. Sonido: Fali Pipio. Vestuario: Teresa Baena. Entrada: casi lleno. Sevilla, 11 de septiembre de 2012.

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedIn

32 Comentarios

  • Jose Escrito el 12 septiembre, 2012 06:00

    Buenas.

    A mí algunos espectáculos me recuerdan cada día más a la cocina. Todos quieren ser Ferrá Adriá e inventar cosas como deconstrucción de espuma de helio con sabor a aire dulce… Pues lo mismo.

    Por cierto, ¿la gallina era de verdad? Lo digo porque si así fuera no me extrañaría que mañana algún ecologista lo denunciara, ojito.

    En fin, ver para creer. Firmado: un anquilosado más.

    Salud y suerte.

    • lagazapera Escrito el 12 septiembre, 2012 06:26

      A José: Buenos días, amigo. Todas las gallinas eran de verdad. Incluso la que a punto estuvo de poner un huevo en el sombrero de Andrés.

  • Tomás Escrito el 12 septiembre, 2012 06:31

    Y ahora, con el corazón en la mano: ¿es esto una crítica de un espectáculo? Le agradezco sus memorias sobre su infancia, muy tiernas y bien redactadas, pero ¿y la obra? ¿Algo sobre el baile? ¿Sobre el cante? ¿sobre el toque? (eso que sonaba eléctrico era una guitarra, ¿lo sabe?, y el que la tocaba era tocaor, ¿lo entendió?) ¿ALgo que contar? ¿de verdad sólo se quedó con el númerito (prescindible y casi una broma, como ha dicho El Otro Crítico) de las gallinas? ¿Y esas mujeres desgarradas junto a Marín? ¿Y la música del especatulo? Esto no es una crítica, esto o es una broma (como lo de las gallinas) o la muestra de qué es capaz de entender el crítico. O sea, nada. Hubiera sido más honesto renunciar a hacer esta crítica (que no cuenta ni aporta nada), porque no está a la altura. Saludos.

  • Curro Triana Escrito el 12 septiembre, 2012 06:43

    Esta será la mejor crítica de la Bienal. Díaz Cañabate se hubiera tronchado.

    • lagazapera Escrito el 12 septiembre, 2012 08:32

      A Curro Triana: ¿De verdad? Cañabate, cuando una corrida de toros no le decía nada escribía de ella sin decir nada sobre los toreros ni el toro. Era el maestro. Lo mío es otra cosa.

  • Emilio P Escrito el 12 septiembre, 2012 07:27

    Innovar como indica la palabra,es algo nuevo,algo que nadie conoce,y ante esto todo el mundo parte sin ventajas previas,hay igualdad de condiciones para el crítico,el “enterao” y el profano.Por mucho estilo alambicado como queramos adornarlo no salimos de la pura invención.Las críticas sobre Pollock en USA y su expresionismo abstracto, en un principio eran demenciales,hasta que todos se pusieron de acuerdo en la coherencia.?Estaremos ahora tambien ante una “Acción Painting”(lienzo sobre el suelo) aplicado al flamenco.Seamos prudentes amigo Bohórquez con la critica de vanguardia,dejémos a los impulsivos que se ofrezcan,ellos como nosotros estamos influidos por algo tan simple como “me gustó” o “no me gustó.
    Un abrazo

    • lagazapera Escrito el 12 septiembre, 2012 08:28

      A Emilio P.: el espectáculo de Andrés tuvo cosas interesantes: una seguiriya originalísima, la guitarra eléctrica de Cantizano tocando a Montoya, la Macanita bordando la seguiriya de Juanichi el Manijero… El que sabe, sabe. Otras cosas no valieron nada, rozaron la tomadura de pelo, se quedó con el pueblo. Ese es Andrés.

  • Adrián Maesso Escrito el 12 septiembre, 2012 12:51

    A mí sí me gustó la crítica, que da juego al lector para que saque sus propias conclusiones. La mía es que hay que leer entre líneas. Muchas veces los silencios hablan.

    Saludos a todos

    • lagazapera Escrito el 12 septiembre, 2012 15:59

      A Adrián Maesso: Pues claro, Adrián. Eres un lector inteligente. ¡Cómo me va a gustar a mí un tío bailando con una gallina en la cabeza! Algunas cosas de la obra me interesaron pero cuando llegué al periódico, corriendo como siempre, además de indignado, decidí no referirme a la obra. Que hablen de ella quienes la entendieron, esos que se pusieron de pie a vitorear al bailaor.
      Un abrazo.

  • EMILIO Escrito el 12 septiembre, 2012 13:10

    este bailaor si no me equivoco es el mismo que se ponia el capirote de nazareno no?.pues esto es una verguenza,el daño que le hacen personajes como este al flamenco.habria que dar explicaciones bien el protagonista o el que lo pone ahi.un saludo

  • Paco de Cái Escrito el 12 septiembre, 2012 14:52

    Y otra vez la chabacaneria en el baile flamenco de estos bailarines modernos, yo quiero decir que a mi no me gusta lo que hacen, pero algunos señores si les gusta y no tengo nada que oponer porque el libro de los gustos esta en blanco yo lo unico que me poner algo nervioso es que se diga flamenco acoplao a estos bailes, esto no es flamenco, uno le hacer la propaganda al seguro de defunción y otro a la Granja S. Francisco y para colmo de males vuelven los enteraos en este blog, joder pobre corazón mío lo que tiene que aguantar y sufrir

    • lagazapera Escrito el 12 septiembre, 2012 15:53

      A Paco de Cái: Es normal que no te guste eso, Paco, siendo de donde eres y habiendo visto lo que has visto. Andrés es un buen artista y un gran bailaor, pero quiere hacer cosas que salgan en los telediarios y las portadas de los periódicos. Comprendo sus inquietudes y las comparto, pero la verdad es que su epectáculo es malo de solemnidad. Seguro que nos sorprenderá con algo mejor algún día. Tranquilízate.

  • José Alcántara Escrito el 12 septiembre, 2012 15:32

    Hoy he visto en Canal Sur a un tío bailando con una gallina en la cabeza, yo, que estaba comiendo, me quedé con la boca abierta a tres dedos de la cucharada de garbanzos que venía de camino. Cuando reaccioné me dije: “A lo mejor es que esta interpretando cantes de mi paisano Rafael Romero”, pero luego vi que no. Mi mujer me preguntó qué era eso, y yo le dije que era una actuación de la Bienal, y ella, que tiene muy buena pata, añadió: “A lo mejor el año que viene salen con un pavo”.
    Esto, amigo Manuel, me ha causado un dilema moral. Yo no sé si es que ya soy muy viejo para ver estas cosas, o es que no tengo ni idea del nuevo flamenco que se nos avecina. Un abrazo.

    • lagazapera Escrito el 12 septiembre, 2012 15:49

      A José Alcántara: A mí no me gustó casi nada del espectáculo y lo fácil hubiera sido destrozarlo. He preferido ocuparme de las gallinas y, con ironía, decir lo que he dicho. Con eso le demuestro a Andrés que su propuesta no me ha interesado, que se equivocó totalmente. Como bien apuntó Curro Triana, Cañabate solía hacer lo mismo cuando una corrida de toros no le decía nada: ignorar a los toreros y escribir de otra cosa. Esa obra de Andrés no es para un teatro como el Lope de Vega, que para mí es el templo del buen flamenco. Admiro a este bailaor y siempre lo he apoyado, pero lo de anoche rozó lo patético, es una obra de teatro malo, musicalmente pobre, con coreografías malas y, encima, el mal gusto de ponerse una gallina viva en la cabeza.
      Un abrazo, amigo.

  • JOSE MUÑOZ GONZALEZ Escrito el 12 septiembre, 2012 17:51

    Manolo, este seudo-bailaor, ha salido con la gallina para llamar la atención y que se hable de ello. Pues, bien, eso es lo tu has hecho, hablar de la gallina. La crítica es la que se merecía.
    Como el mensaje del tal Tomàs, lo que merece es el silencio. Has estado acertadisimo.

    • lagazapera Escrito el 12 septiembre, 2012 17:54

      A José Muñoz: La has entendido perfectamente. La crítica, digo. Otra cosa. Ya está hecha la gestión para conseguir al fin ese disco de pizarra tan deseado. Muchas gracias, maestro.

  • Carmen Arjona Escrito el 12 septiembre, 2012 17:57

    Si de sacar conclusiones propias se trata, cada quien está muy capacitado para hacerlo. ¿Qué busco? que el artista me cautive y me emocione (en toda la amplia gama de emociones posible) porque eso, precisamente eso, es lo que me hizo aficionarme a esta música por encima de otras que también me gustan muchísimo, la capacidad del flamenco de hacerme sentir sensaciones.
    Ayer Andrés no me cautivó. Como espectadora, lo primero que quiero es que la obra me atrape. Y Andrés no lo consiguió. Que es un magnífico bailaor, lo afirmo. Que el ruido de la guitarra eléctrica era excesivo y calumnioso para los oídos, con independencia de la buena ejecución del guitarrista, también. Que las dos diosas gitanas no saben moverse por el escenario porque no son expertas en arte dramático, también. Que me hubiera gustado escuchar más a la Macanita, que tiene una voz de dulce, también. Que Angelita no transmitió tirada en el suelo lo que pudo transmitir cuando se arrancó por bulerías con el jarapo de cuero agarrao en dos puñaos, también. Que sufrí por las gallinas aterrorizadas, pues también…
    Conclusión: Con tantos espectáculos en cartel es difícil sobresalir y ser el centro de atención. En tal caso, el problema no está en la innovación sino en las ocurrencias con las que salen.

    • lagazapera Escrito el 12 septiembre, 2012 18:01

      A Carmen Arjona: Cada día escribes mejor, Carmen. ¡Arriba las mujeres que chanelan!

  • tomás Escrito el 12 septiembre, 2012 19:26

    Lo que me parece realmente indicativo de los bueyes con los que hay que arar es que se pida respeto por el flamenco y no se respeten alas personas. A cuento de mi comentario (que lo que pide es que el crítico haga crítica y que deje su infancia para sus amigos o para los lectores de sus libros) me han llamado “el tal tomás”, enterao y, por extensión, chabacano. Pues les voy a decir algo: por mucho que haya visto en su Cái hace años, por mucho que le falte al espectáculo (por supuesto puede no gustar, pero no atacarlo por el mero hecho de no entender el asunto), por mucho que les indigne ver una gallina (esa es la anécdota, por dios!), este señor es flamenco y hace flamenco. Y lo peligroso para al flamenco en pleno siglo XXI no es un tío con un capirote, sino talibanes fundamentalistas anclados en su peña de turno viviendo de lo que un día fueron, atacando a todo el que no piensa como ellos y dorándole la píldora al crítico de turno con la única esperanza de que lo saluden el día que se lo encuentren, como si el artista fuera él. Queden con dios, señores.

  • Antonio Machota Escrito el 12 septiembre, 2012 21:06

    Después de pasar viendo unos de los peores momentos en un teatro, no comprendo como se le puede dar el sitio a estos nefactos “artistas” que no dejan de quedarse con el público. La culpa de todo es de algunos intelectuales y críticos que suelen apuntarse a estas corrientes que no dejan de ensuciar la imagén del Flamenco.Toda la labor que Federico García Lorca… crearon en el año 1922 en Granada, para recuperar el Flamenco Jondo lo estan destrozando. ¡atención esto solo es el principio..! seguramente muy pronto veremos en los escenarios a bailaores con cascabeles colgados de su pene o bailaoras en pelotas bailando por bulerias…,¿que crítica haréis? no quiero ni imaginarmela… ya que todo vale.Esto pasa porque existen directores/as de eventos y programadores que no miran, no saben, no quieren o no les duele mirar por un arte milenario conocido internacionalmente por su fuerza, pureza, estética y sentimiento,¡hay que evolucionar! pero sin perder la estética que se creo con el esfuerzo de muchos años.Si los criticos de Flamenco, como tú, no acaba con esta situación y simplemente reaccionais de forma cobarde, como es tú crítica, el Flamenco se convertira en un Circo o Cabaret, cosa que no se deberia permitirse por respeto a los antepasados flamencos que tanto padecieron y lucharon por disnificar este Arte.
    Es el momento de reflexionar, reaccionar y poner cada cosa en su sitio.
    ¡YA ESTA BIEN!

    • lagazapera Escrito el 13 septiembre, 2012 08:30

      A Antonio Machota: Tiene mucha razón, amigo. Solo un cosa: no creo que mi crítica -o lo que sea- al espectáculo de Andrés Marín sea cobarde. Es solo que me dio por ahí y que no tenía ganas de escribir sobre algo que me aburrió y me molestó, a pesar de que ciertas cosas me interesaron. Tampoco podemos perder el sentido del humor. Ni Marín ni yo vamos a cambiar esto. Muy agradecido por su comentario.

  • Paco de Cái Escrito el 12 septiembre, 2012 21:28

    Manuel no puedo tranquilizarme porque esto no es ni baile ni flamenco y si son tan bueno como tú dice que bailen por Soleá o por Alegrías y las gallinas para el corral de mi vecina que es la que me trae los huevos fresco, aunque lo pago más caro de lo normal, pero yo quiero ver baile flamenco o baile Clásico español que soy un loco por él, pero que se dejen de tratar con animales en escena o con ataudes o hamacas y sillas, a mi darme palillos, guitarras y si quiere le puede meter cajón o un martillo y un yunque como se hace en los martinete, pero nada más. Y perdonar mi enfado.Un saludo

  • pacomarmol Escrito el 13 septiembre, 2012 10:08

    Esto de la gallina me recuerda a la noche que Tony Lebrand se quedo con media España viendo el televisor, cuando se comió la manzana muy tranquilamente y al terminar dijo: Buenas noches.

    • lagazapera Escrito el 13 septiembre, 2012 10:13

      A pacomarmol: Recuerdo perfectamente aquello, la genialidad del fenómeno. El otro día precisamente le recordé esto a alguien. Un día, Israel Galván o Marín, que son los más atrevidos -geniales también, a veces-, harán algo parecido. El teatro se puede venir abajo.
      Un abrazo, compañero, y gracias. Es un honor.

  • José Manuel López Escrito el 13 septiembre, 2012 14:48

    Sigo pensando que si estos montajes tuvieran que pagarlos los artistas de su bolsillo, y las ganancias saliesen de la taquilla de un teatro alquilado por ellos mismos… la evolución del flamenco sería otra muy distinta -ni de lejos tan disparatada- y, por supuesto, esta actitud de provocar a los críticos para después cachondearse de ellos y exigirles cínicamente respeto se iba a acabar rapidito.

    Pero como la Junta de Andalucía decidió que la forma más fácil y menos engorrosa para ellos de apoyar el flamenco era inflar con cash las cuentas de ciertos artistas y regalar medio aforo a aplaudidores profesionales… así nos va.

    • lagazapera Escrito el 13 septiembre, 2012 15:48

      A José Manuel López: Así debería ser, José Manuel. La Bienal debería cuidar lo que programa, o hacer un ciclo solo dedicado a este tipo de obras, que siempre habrá quien las haga. Pero desatender tantas otras cosas para financiar obras como la de Andrés, a mí me parece un despropósito.
      Saludos, y gracias.

  • Jose Escrito el 13 septiembre, 2012 20:38

    El ilustrísimo y excelentísimo señor Don Tomás se retrata perfectamente llamando talibanes y pelotas a los lectores. Ah, y por criticar al crítico que critica…

    Aunque sé que no lo necesita, pues es Vd. un erudito, le recuerdo que la RAE define “crítica” como “Examen y juicio acerca de alguien o algo y, en particular, el que se expresa públicamente sobre un espectáculo, un libro, una obra artística, etc.”. O sea, que incluso el tal Bohórquez entraría en ese saco de críticos.

    Un saludo eminencia y si algún día me cruzo con vos espero poder saludarle. Al tal Bohórquez lo vi varias veces en la bienal de 2010 -en la clausura de Paco de Lucía lo tenía justo detrás- y no le dije ni mu (mal que ahora me pese).

    Manuel, ya sé que no hace falta decirlo, pero espero que se note mi tono irónico.

    • lagazapera Escrito el 13 septiembre, 2012 22:17

      A José: Te entiendo perfectamente.

  • ANTONIO MACHOTA Escrito el 13 septiembre, 2012 20:47

    ¿sentido del humor?¡que sentido de humor! el humor para otras cosas, no para el Flamenco. Despúes de las respuestas que usted tiene para el público está usted pérdido como crítico.
    ¿que ciertas cosas le gustarón? porque el papel de la cantaora y de la bailaora,al lado de la gallina, fueron ridículos y fuera de sitio. Seguramente ustedes, los críticos, si tiene el poder para acabar con esto, por ejemplo, no dando el premio de la crítica a estos tipos de bailaores o criticar a la directora de la Bienal, por permitir este tipo de espéctaculo catastrófico, que machan la reputacion del Flamenco y que no lleno el treatro, fúe un fracaso. El público salió maldiciendo la noche por el dinero y el tiempo invertido, yo entre ellos.
    Tenemos la obligación moral de reconducir al Flamenco, ya que le estamos mostrando al Mundo nuestra cultura, que nada tiene que ver con lo que se esta mostrando, se esta manchando los sentimientos Flamencos, con dinero público.
    ¡¡¡¡BASTA YA !!!!

    • lagazapera Escrito el 13 septiembre, 2012 22:21

      A Antonio Machota: Ya habrá tiempo de juzgar a la directora de la Bienal. Yo nunca he estado en el jurado que otorga los premios, aclaro. En cuanto a que estoy perdido como crítico, es la única verdad que ha dicho. Perdido del todo. Hoy no sé ni donde estoy. Gracias.

  • tomás Escrito el 13 septiembre, 2012 23:52

    A Jose y a Bohorquez: yo tambien os entiendo. perfectamente.

  • Curro Canela Escrito el 14 septiembre, 2012 16:46

    Desde luego, los ánimos con Andrés estan bastante tenso, será que como genio o eres fiel admirador o fiel detractor, en el equilibrio esta la virtud..
    No soy nadia para decir lo que es flamenco y lo que no, pero me gusta la Moneta y Rocio Molina, y cada una me trasmite diferentes emociones y la mente me cabila de otra manera dependiendo de lo que tenga ante mis ojos. Estamos en un momento en el que los limites del flamenco no se saben donde están o directamente se han roto los limites, pero siempre apostaré y respetaré al que intenta a riesgar desde el conocimiento y no me cabe duda que Andres ama y respetá nuestro arte, y lo mas importante quien no conoce el fracaso no sabrá lo que es el exito. Pero bueno cuantos flamencos no fueron antes enjuiciados y criticados como los mayores enemigos de nuestro arte por esta sabia y soberana afición.
    Saludos.

Escribir comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *