¿A qué hora puedo ir al retrete?

Está todo tan controlado que hasta nos van a decir a qué hora podemos o no podemos ir al retrete para lo que sea, que tampoco hay por qué especificar. Sí, porque tirar de la cisterna a las ocho de la mañana será más barato que a las dos de la tarde. Y algunos, por ahorrar, le harán el juego a los gobernantes y serán capaces de llegar a un pacto con su intestino grueso para que no se contraiga a destiempo. Además, lo del contador por horas ya es un hecho y eso significa que nos van a recomendar a qué hora tendremos que poner la lavadora o echar un casquete, que ya es lo que nos faltaba. Por último, el Gobierno nos multará si utilizamos mal la sanidad pública. O sea, que si usted siente un dolor en el pecho y se va a un hospital en vez de al ambulatorio de al lado de su casa, donde no tienen ni para esparadrapos, si luego resulta que es ansiedad en vez de principio de infarto le quitarán puntos de un carné, como ocurre con las multas de tráfico. ¿Hasta cuándo vamos a aguantar a esta panda de mamones?

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedIn

Escribir comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *