Miguel Funi o el arte de emocionar

Caracolá-1 153 funi

Mañana míercoles, día 18, tendré el honor de entrevistar a Miguel Funi en el Ciclo ‘Trastablaos, de CICUS, a partir de las 20. 00 horas. Es en la calle Madre de Dios, 1, con entrada gratis. Os espero por allí.

Los artistas como Miguel Funi se están perdiendo. ¿O se perdieron ya hace años? En cualquier caso, si quedan no son muchos. Nos referimos a artistas flamencos que vivan en flamenco, que lo sean dentro y fuera del escenario, que lloren, rían, sufran y se diviertan en flamenco. El Funi es así, de ahí que constituya hoy un tesoro de nuestro tiempo. No todos saben ver el valor de este tesoro gitano, de la casta de Popá Pinini, porque, si no es un artista olvidado, tampoco tiene los reconocimientos que merece. Se suele decir que por su carácter, pero precisamente es eso lo que le hace ser diferente, su carácter, esa enorme personalidad que tiene, a veces compleja, pero siempre única. Es un hombre sincero, sin pelos en la lengua, directo, convencido siempre de que le asiste la razón cuando denuncia que no todo es flamenco, aunque se venda como tal. Y si no está convencido del todo, se agarra también a los machos y dice lo que piensa, por si acaso. Así es Miguel Funi. Este artista tiene su público y no es muy numeroso, como no fueron muchos los seguidores de Ansonini del Puerto o Paco Valdepeñas, dos de sus referencias. Los artistas como Miguel no han sido nunca de clubes de fans, de masas, sino de una selecta minoría. Selecta y fiel. Sabemos que existen admiradores y admiradoras de El Funi en todo el mundo, sobre todo en Estados Unidos. Personas que lo esperan años para poder verlo en sus países de residencia, y si tarda en actuar en ellos, sus incondicionales vienen a España y se presentan en Lebrija, el pueblo donde nació el genial artista y donde vive aún, siendo una parte fundamental de su paisaje urbano. Hay quienes van a Lebrija solo a ver andar a Miguel Funi por las calles, derecho como una tabla, con el pañuelo en el cuello y su caminar acompasado. Miguel canta y baila, en una perfecta unión de ambas disciplinas artísticas. Canta su propio baile y baila su propio cante. Esa faceta suya de bailaor le ha restado a veces interés a su cante, cuando es un cantaor estupendo, con un sello personal en seguiriyas, cantiñas, soleares y bulerías. Lo mamó desde niño en su propia casa, entre los suyos, que es algo que no todos han podido hacer. Cuando este artista canta y baila no solo muestra su arte, sino el que ha heredado de los suyos, los de una familia que viene del gitano Popá Pinini y en la que ha habido cantaores como Bastián Bacán y el Chache Lagañas, o cantaoras como Fernanda y Bernarda.

Fotografía: Bohórquez

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedIn

4 Comments

  • Sandy Posted 18 marzo, 2015 06:21

    Muy admiradora, sobretodo de estos tres grandes artistas tan vehementes, tan flamencos como Miguel el funi, Paco Valdepeñas ,Changuito y el Andorrano!
    Me gustaría leer una entrevista al Andorrano

  • Sandy Posted 18 marzo, 2015 06:21

    Muy admiradora, sobretodo de estos tres grandes artistas tan vehementes, tan flamencos como Miguel ‘El funi’, Paco Valdepeñas ,Changuito y el Andorrano!
    Me gustaría leer una entrevista al Andorrano

  • León Posted 4 abril, 2015 19:34

    Hola. Soy y vengo de un lugar donde el flamenco es algo desconocido para la inmensa mayoría de la gente, de este lado del Atlántico son nulas las posibilidades de encontrar arte jondo y aun así investigo y escucho en demasía el Cante Jondo y estos escritos que encuentro en este blog sirven bastante para uno nutrirse y seguir explorando este arte incomparable. A propósito de Miguel Funi, ¿qué hay de su esposa, Cristobalina Suárez, a quien se le hicieran hace muchos años ya un reportaje en Rito y Geografía del Cante Flamenco?

    • lagazapera Posted 11 abril, 2015 10:00

      A León: Hola, amigo. Gracias por el seguimiento. No sé nada de ella, solo que ya no es esposa de Miguel. Gran cantaora, por cierto. Un abrazo.

Add Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *