La muerte

La muerte

 

Párpados como de plomo,

cómo entristecen mi ojos

cuando a los tuyos me asomo

y veo una luz en el fondo

que reclama mi retorno.

 

Palidez de cera blanca,

lívida de muerte cierta,

cómo llora de dolor

mi piel cuando te me acercas

y chirrían tus cerrojos.

 

Enfermo de amor me ves,

que nadie venga a sanarme,

que si se agotó mi tiempo

será una muerte triunfante

sin lutos de velos negros.

 

En el último suspiro,

Cuando el alma se me eleve

Olerá a rosas el aire

y podré por fin quererte

donde el amor no es de nadie,

como de nadie es la muerte.

 

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedIn

2 comentarios

  • Lourdes 5 octubre, 2017 15:03

    Olé

  • Paco de Cai 5 octubre, 2017 19:24

    Manuel hijo de mi alma escribe coplas flamencas por bulerias que algo de alegria tiene y no le haga propaganda al Ocaso y si te va por casualidad mandame el rioja el moscon ibérico y el queso para acordarme de ti.

Escribe tu comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *