Fandangueando

 

Nadie puede imaginar

lo que se quiere un abrazo.

Nadie puede imaginar.

Cuando te faltan los brazos

que alivian la soledad

y consuelan tus fracasos.

 

 

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedIn

Escribe tu comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *